Actualidad Eclesial

Nuestra Señora de Fátima dijo que los errores de Rusia se propagarían por todo el mundo... Ahora se hace mediante el marxismo cultural. Hay una continuidad, desde la revolución sexual leninista, a través de Gramsci y de la Escuela de Frankfurt, hasta la actual ideología de los derechos homosexuales y de género.

 

Los diarios del día repiten la noticia de la renuncia de Mons. Sarlinga, obispo, ahora emérito, de Zárate-Campana, Prov. de Buenos Aires, Argentina. La Nación destaca, porque tuvo la manos metidas en el asunto en su momento, el verdadero motivo de esta dimisión.

Al día siguiente del XIV Sínodo sobre la Familia, parecería que todos han ganado. Ha ganado el papa Francisco, porque ha conseguido elaborar un texto que pone de acuerdo a dos posturas opuestas. Han ganado los progresistas, porque el texto aprobado admite la Eucaristía para los divorciados vueltos a casar. Han ganado los conservadores, porque el documento no alude en concreto a la administración de la comunión a los divorciados y rechaza el matrimonio homosexual y la teoría de género.

Era palpable la insatisfacción del Papa por cómo ha acabado el sínodo. En el discurso y en la homilía de clausura ha atacado de nuevo la "hermenéutica de la conspiración", la árida "fe de mapa" y a quienes quieren "sentarse en la cátedra de Moisés y juzgar, a veces con superioridad y superficialidad, los casos difíciles y las familias heridas"

La Relación final de la segunda sesión del Sínodo de la familia, publicada el 24 de octubre de 2015, lejos de manifestar un consenso de los padres sinodales, constituye la expresión de un compromiso entre posturas profundamente divergentes. La impresión general que se desprende de este texto es la de una confusión que no dejará de ser explotada en un sentido contrario a la enseñanza constante de la Iglesia.

La percepción que tenemos los que hemos recibido la gracia de ser fieles a la doctrina de la Iglesia es más bien de una catástrofe en ciernes. Esta percepción peca, sin embargo, no pocas veces de “prudencia” excesivamente humana o natural. El naturalismo nos ha ganado también a los católicos tradicionales.

Francisco suele repentizar muchas de sus declaraciones y no se las puede tomar en serio. Pero esta que comento aquí no la inventó en el momento, la traía en la mochila.

Francisco, por “cortesía” con una judía ortodoxa, ha ocultado el crucifijo pectoral y ha hecho una reverencia ante quien se negó a hacerla ante él, como vicario de Cristo, “por razones religiosas”.

Francisco gobierna según los postulados de este moderno Maquiavelo que fue el General Perón. Acoge a todos en los discursos, hace guiños a izquierda y derecha. Y gira en redondo… porque él va donde quiere ir.

Decíamos ayer: nota de Panorama nº 42, diciembre de 2005. Parece escrita hoy, por desgracia. Y hoy la cosa es peor.

Distribuir contenido