Actualidad Eclesial

Un aspecto del mensaje de Fátima al que se le ha prestado escasa atención es, precisamente, su proyección política. En el mensaje, que se fue revelando con el paso del tiempo, queda claro que la jerarquía de la Iglesia está llamada a cumplir los deseos del Cielo para evitar graves males, muchos de naturaleza política.

Todos sabemos que Francisco es aficionado al mate, esa infusión tan popular en los países de la cuenca del Río de la Plata. Por ironía del destino, entre las más populares marcas de yerba mate hay una que se denomina “Cruz de Malta”.

El público en general está en ayunas sobre lo que sucede en la Soberana Orden de Malta. Muchas personas conocen poco o nada de ella y tienen la impresión de que se trata de una organización dedicada al recuerdo de las glorias pasadas.

Nos ha preocupado seriamente descubrir que, durante el tercer año del primer témino de la administración Obama, su anterior contendiente, la Secretaria de Estado Hillary Clinton, y otros funcionarios del gobierno con los que ella está asociada propusieron una “revolución” católica en la cual la desaparición final de lo que queda de la Iglesia Católica Norteamericana era el objetivo.

Aunque varios de los hechos que nos permiten prever esta perspectiva sobre el año que acaba de comenzar sucedieron antes del 1º de enero, y probablemente tengan sus consecuencias más trascendentes después del 31, los signos que marcan ya a 2017 son extraordinarios.

 

Esta canción, compuesta y cantada por la irlandesa Emily Clarke será la bienvenida oficial a Francisco en una visita a la isla agendada para 2018. Naturalmente, no hay nada objetable en recibir a un visitante ilustre con una canción.  Aquí la compositora parece haber asumido erroneamente que Francisco no es Vicario, sino Sucesor de Cristo. Y por lo tanto las alabanzas que con que se honra al representante de Cristo en la Tierra son equivalentes a las que deben rendirse a Cristo mismo.

 

Los tiempos se aceleran. Casi a diario aparecen documentos instando al papa a la corrección de los errores doctrinales de Amoris Laetitia. El problema es que el documento es increíblemente ambigüo. En él se afirma la doctrina de la Iglesia en distintos puntos y se la desdibuja en muchos otros. Y finalmente, en las notas famosas del capítulo VIII, se da pie a violentarla, como lo han hecho apenas en estos días los obispos de Malta.

La batalla final entre el Señor y el reino de Satanás será acerca del matrimonio y de la familia. No teman, porque cualquiera que actúe a favor de la santidad del matrimonio y de la familia siempre será combatido y enfrentado en todas las formas, porque esta es la cuestión fundamental.

Un signo de los tiempos. Desde Hungría, nación de origen de George Soros, se activan proyectos legislativos para impedir la acción de las ONGs que financia el hipermillonario más conocido del Nuevo Orden Mundial.

Solo un ciego puede negar, que en la Iglesia existe una gran confusión, incertidumbre, inseguridad, causada por algunos párrafos de Amoris Laetitia

Distribuir contenido

Twittet

Marcelo González

Ningún lector regular de Panorama Católico puede dudar de mi posición ante Francisco, el papa Bergoglio. Y esto no lo digo porque mi opinión tenga alguna importancia, sino solo para orientar a quien tenga ganas de leer lo que sigue.

P. José María Mestre Roc FSSPX

La divina Providencia no había acabado la obra encargada a los pastorcitos. La Virgen dijo a Lucía que, «con el fin de prevenir la guerra, vendré a pedir la consagración de Rusia a mi Inmaculado Corazón y la comunión reparadora en los primeros sábados de mes». Recordemos, pues, las principales comunicaciones con que el Cielo pidió a Sor Lucía ambas cosas.

 

Marcelo González

Como en todo el orbe católico los grandes santuarios marianos convocan multitudes, se necesita al menos estar prevenido. Si el 13 de mayo próximo se reuniesen en Fátima dos millones de personas (en realidad no cabrían) eso no haría más verdaderas las apariciones, ni más urgentes los mensajes.

Editor y Responsable

La pequeña pieza retórica que sigue fue dedicada a su primera renuncia y guardada por prudencia, con la esperanza de que en su intención estuviese la de restituir el derecho y apoyar la buena causa. Pero como demostró más de lo mismo, creemos se puede, sin cargo de conciencia, condenar en vez de condonar su falta.

Marcelo González

Lo bueno de estar allí cuando hay poca gente y menos distracciones es percibir con impactante evidencia que no hay nada extraordinario que ver en orden a la naturaleza. Es un destino que defrauda a quien no va con espíritu sobrenatural. 

Marcelo González

Con un pie ya en el estribo para ira a visitar los lugares sagrados de Fátima, quisiera compartir con los amigos de Panorama Católico unos apuntes escritos a vuelo de pluma. Son reflexiones sobre la figura de Francisco Marto, el vidente varón de Fátima.

Editor y Responsable

Los que piensan que «han vencido» son los neomodernistas fieles a la línea (si así puede llamarse) de los padres fundadores de la «nouvelle théologie» o «nueva teología» y, especialmente, a la línea (tortuosa y oscura) trazada por el jesuita Henri de Lubac y por el ex-jesuita Hans Urs von Balthasar. «Se exaltan los exponentes de la nueva teología como si fueran ellos la piedra angular de la Iglesia» escribió con razón el pensador don Julio Meinvielle.