Actualidad Eclesial

Mensaje del Santo Padre a la Nación Argentina

Quisiéramos, en vísperas de estas fiestas de Pascua hacer algunas reflexiones sobre el reciente mensaje del Santo Padre a la Nación Argentina en ocasión de la visita del Presidente Duhalde.

Ante el importante documento sobre los abusos litúrgicos requerimos la opinión de un sacerdote que no solo conoce profundamente el tema sino que, además, es un activo dirigente pro vida. Este doble carácter da a su opinión un valor agregado, aunque superficialmente ambos temas parecen no tener mayor conexión. Sin embargo, nos esclarece el P.

Creo que podemos proponer esta interpretación. Maria Ludovica de Angelis -se llamaba Antonina en su nombre de bautismo-, no hubiera llegado a ser lo que fue, esa personalidad relevante, esta gran impulsora de la Salud Pública de los niños, si no hubiera sido santa. Lo que le dio grandeza fue su pequeñez. Desde su pequeñez humana respondió con fidelidad a la gracia de Dios. Llegó a ser una mujer magnánima, capaz de grandes empresas.

Por Mons. Héctor Aguer,
Arzobispo de La Plata

Desde la clausura del Concilio Vaticano II, en diciembre de 1965, el llamado 'ejército del Papa' ha perdido 44,9% de sus miembros. Es decir, había entonces en el mundo 36.038 jesuitas, y ahora son 19.850, de los que 1.641 trabajan en España.

Sobre Guerras y Rumores de Guerra

En esta cuaresma bélica, con cientos de miles de hombres combatiendo una guerra intercontinental en las orillas del Éufrates, el inmenso poderío militar de un imperio que invoca al Dios de los protestantes contra el Dios de los musulmanes, todo en nombre de la paz, no haremos mal en releer sobre el Apocalipsis.

"Cualquier católico, sea sacerdote, sea diácono, sea fiel laico, tiene derecho a exponer una queja por un abuso litúrgico, ante el Obispo diocesano o el Ordinario competente que se le equipara en derecho, o ante la Sede Apostólica, en virtud del primado del Romano Pontífice. Conviene, sin embargo, que, en cuanto sea posible, la reclamación o queja sea expuesta primero al Obispo diocesano. Pero esto se haga siempre con veracidad y caridad".

Haciéndose eco de la polémica desatada por Rocco Buttigione, de la que hemos dado cuenta en otro artículo de esta misma edición, Mons. Héctor Aguer retoma el tema, esencial para la salvación del mundo católica, de la descristianización. Comienzan a alzarse voces episcopales que denuncian con claridad la fuerte presión de organizaciones y sociedades –de enorme poder financiero e influencia social- para destruir los jirones de la Cristiandad que sobreviven, y destruir, si pudiesen, la propia Iglesia.

Sacerdotes en la China son apaleados tras reclamar propiedades diocesanas en Tianjin que retienen ilegalmente las autoridades locales. La libertad para la Iglesia no parece muy cercana.

Una serie de noticias de esta última semana -aparentemente inconexas- muestra cómo se han desatado las fuerzas del infierno contra los últimos vestigios del Reinado Social de Nuestro Señor Jesucristo. Pese a la pérdida de la fe de tantos católicos en esta verdad de nuestra fe, pese al desmantelamiento de los otrora Estados Católicos en los últimos cuarenta años, sorprende el comprobar cómo molesta aún lo que sobrevive de la Cristiandad

El autor del presente artículo, lector habitual de Panorama Católico Internacional nos honra con un fino análisis de la aporía ideológica del conservadurismo católico y sus consecuencias prácticas en la vida social y eclesiática. Se trata del R. P.

Distribuir contenido

Twittet

Editor y Responsable

Pagaba poco porque era una fija. El caballo del comisario. Sorprende por sabido. Muchos no terminaban de creer que este personaje, abismalmente por debajo de los requisitos básicos para ocupar el cargo, podría finalmente ser elevado a esta dignidad. Una verdadera indignidad. Aguer, a su lado, es San Pío X. No es una comparación exagerada. Lo sería si le quitáramos “a su lado”.

El líder cocalero Evo Morales, presidente -con aspiraciones a la eternidad- de la República de Bolivia acaba de felicitar el neocardenal designado por Francisco, nacido, criado y ejercido en esa tierra altiplana. Se trata de Mons. Toribo Ticona, retirado ya y gozando de la paz familiar con su esposa, hijos y nietos.

Prof. Roberto de Mattei

Querer convertir a aquella Iglesia valerosa, dispuesta siempre a vivir al pie del cañón, en una sociedad de cobardes que viven escondidos por vergüenza o por pusilanimidad, sería un ultraje a su virtud. Eran plenamente conscientes de su deber de conquistar el mundo para Cristo, de transformar según la doctrina y la ley del Divino Salvador la vida privada y la pública, donde debía nacer una nueva civilización, surgir otra Roma sobre los sepulcros de los dos Príncipes de los Apóstoles. Y lograron su objetivo.

Juan Lagalaye
Hace dos meses, en esta misma página, aludí a la fundación de la Argentina, señalándola en la primera misa celebrada en su actual territorio -Bahía San Julián- el Domingo de Ramos del 1520. Hoy, en la fiesta de la Santísima Trinidad, entiendo que es necesario evocar la fundación de nuestra ciudad ubicándola en la circunstancia litúrgica en que lo fue en el 1580 y que de de ella recibió el nombre, auspicio que a pesar de todas sus miserias mantiene vigencia.
Marcelo González

En un artículo titulado “La Gran Comedia de “la Vida” publicado el 27 de febrero de este año expresé mis reservas a lo que creo es como mínimo un enfoque equivocado al desafío de las ideologías feministas, abortistas, de género, etc. En particular contra el aborto, cuando se anunciaba una marcha que resultó multitudinaria, extraordinaria y sorprendente, una marcha que demostró que el rechazo al aborto es muy fuerte en la sociedad argentina. 

Marcelo González

Leemos en Adelante la Fe un interesante artículo del Dr. César Félix Sánchez que complementa otro, reproducido en Panorama Católico. Recomendamos la lectura de ambos. A su vez nos trajo a la curiosidad recordar qué había publicado sobre estos temas tiempo atrás, en la era de la "gran esperanza benedictina". Y nos parece prudente rememorarlo. El autor peruano recorre hacia atrás el barroso camino de Francisco. Resulta que, como siempre sostuvimos, hace mucho tiempo que la derrota papal está enfangada. 

Marcelo González

Lo más pornográfico que leí en mi vida es el libro “Teología Moral para Seglares” de Royo Marín. La parte contra sexto. Me creó una verdadera incomodidad. Las personas bien criadas tenemos una repugnancia natural por lo indecente, lo obsceno. Pero estamos fuera de época, porque lo obsceno se hace público todo el tiempo