Actualidad Eclesial

A estas alturas no se entiende qué necesidad pueda haber de un acuerdo entre Roma y la Fraternidad fundada por monseñor Lefebvre, dado que la postura de los mencionados sacerdotes está de hecho regularizada, y que los problemas que aún están sobre el tapete, como salta a la vista, son de escaso interés para el Sumo Pontífice.

Tiempo raro el que vivimos. Mientras temblaban la placas tectónicas en el Cono Sur y en el Japón, Francisco daba a luz otro documento. Como en la fábula clásica, tantas veces recordada, fue otro parto de los montes. Tembló la tierra y dio a luz… un ratoncito.

Los cardenales solicitaron al papa Francisco que aclare la “grave desorientación y gran confusión” respecto a la interpretación y aplicación práctica de la Exhortación Apostólica Amoris Laetitia, particularmente el capítulo VIII y los fragmentos relacionados a la admisión a los sacramentos de los divorciados vueltos a casar, así como la enseñanza moral de la Iglesia.

El 21 de noviembre 2016, la Santa Sede publicó la Carta Apostólica del Papa Francisco Misericordia et misera, firmada el 20 de noviembre. En el n° 12 de este documento, el Santo Padre extiende más allá del Año de la Misericordia la facultad de confesar concedida el 1 de septiembre de 2015 a los sacerdotes de la Fraternidad San Pío X

 

Aún sin terminar, el Superior General de la FSSPX bendijo el seminario de los EE.UU. construido en una zona rural de Virginia, localidad de Dillwyn. En principio hospedará unos 120 seminaristas. Es indudable que la liturgia y la doctrina tradicional atrae vocaciones. 

A la espera de un comunicado de la Casa General de la FSSPX, informamos sobre declaraciones que han publicado el Superior del Distrito de Francia, p. C. Bouchacourt y el Superior del Distrito de Italia, don Pierpaolo Maria Petrucci, Superior del Distrito de Italia, declaraciones difundidas también por el Distrito de los EE.UU.

Mientras Francisco celebraba Halloween en Suecia con una comparsa de hombres y mujeres disfrazados de clérigos, su diligente mano ejecutora cargaba contra el elenco completo de la Sagrada Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, salvo su titular, el Cardenal Sarah.

En un escrito redactado durante el Concilio Vaticano II, el 11 de octubre de 1964, Monseñor Lefebvre se planteaba la siguiente pregunta: «Para ser buen católico, ¿habrá que hacerse protestante?» Y demostraba cómo, en las intervenciones de los Padres conciliares, el ecumenismo que inicialmente se presentaba como católico se había ido transformando en un ecumenismo racionalista que, sobre todo, iba en el sentido de los protestantes.

Poco después del primer Asís un terremoto destruyó parte de la basílica de Asís. Murieron en esa ocasión algunos frailes. A horas del encuentro de Francisco con los luteranos en Suecia, un temblor destruyó por completo la Iglesia de Nurcia, patria de San Benito y de Santa Escolástica, fundadores del monacato occidental. Dios se expresa. En algún momento lo hará con mucha más intensidad

 

Honestamente, no me queda claro si la argumentación de Bergogio en aquella ocasión era la más ortodoxa, pero su posición, sin duda ha dado una vuelta de campana. Creo ver en ella las semillas de los frutos que hoy vemos. 

Distribuir contenido

Twittet

Marcelo González

Con un pie ya en el estribo para ira a visitar los lugares sagrados de Fátima, quisiera compartir con los amigos de Panorama Católico unos apuntes escritos a vuelo de pluma. Son reflexiones sobre la figura de Francisco Marto, el vidente varón de Fátima.

Editor y Responsable

Los que piensan que «han vencido» son los neomodernistas fieles a la línea (si así puede llamarse) de los padres fundadores de la «nouvelle théologie» o «nueva teología» y, especialmente, a la línea (tortuosa y oscura) trazada por el jesuita Henri de Lubac y por el ex-jesuita Hans Urs von Balthasar. «Se exaltan los exponentes de la nueva teología como si fueran ellos la piedra angular de la Iglesia» escribió con razón el pensador don Julio Meinvielle.

Marcelo González

La primera impresión, impresión cada vez más difundida, es la de una catástrofe en vías de empeorar, si cabe esta posibilidad. No son ya solamente los católicos que militan en el así llamado “tradicionalismo” ni los que comúnmente se reconocen “conservadores”. Ahora hasta sus aliados le temen.

Christopher Ferrara

Francisco dijo a la congregación general de jesuitas reunidos en Roma el octubre pasado que Amoris Laetitia representa nada más y nada menos que un cambio radical en la visión de la Iglesia sobre “toda la esfera moral,” que cuando él era seminarista “se restringía a ‘tú puedes,’ ‘tú no puedes,’ ‘hasta aquí sí, pero hasta allá no.’ Era una moral muy lejana al discernimiento.”

Editor y Responsable

El presente artículo es una buena síntesis con interesantes novedades sobre como llegó y como puede irse Bergoglio del papado. Más allá de diferencias con el juicio del autor sobre los papados precedentes, es una lectura necesaria en estas vísperas del quinto año de su pontificado.

Editor y Responsable

Reproducimos una serie de artículos que ha comenzado a difundir Adelante la Fe, publicados en Si Si, No No a principios de los años '90. Como lo explica muy bien la nota introductoria del sitio español, aquí se muestran las raíces bien lejanas en el tiempo de lo que muchos solo quieren o pueden ver hoy como un fenómeno aislado y anormal: el pontificado de Francisco.

Marcelo González

En estos días estuvimos expectantes o “suspendidos”, como diría Cervantes, ante las noticias sobre el “inminente” –ahora viene la parte difícil- “acuerdo” o “regularización” canónica de la FSSPX. Y el “o” en este caso manifiesta oposición. Uno u otro. ¿Se trata de un “yelmacuerdo” o de una “baciregularización”