Apologética

Desde las páginas de La Nación –siempre prontas a albergar mendacidades- Marcos Aguinis ha vuelto por el tema que eternamente lo perturba y desquicia, el ataque a la Iglesia Católica.

Sucedió el viernes 7 de agosto, en una densa y declinante nota que tituló Mujer excluida...¡qué desperdicio!, más el didáctico agregado previo de una volanta quejosa: Sigue la desigualdad de los géneros.

Aguinis viene de recibir un sopapo de su paisano Verbitsky, que el domingo 2 de agosto, desde Página 12, lo llamó “pavo real”, y lo desplumó como tal con el recuerdo de ingratos menesteres; entre otros, su vinculación con Massera, el cobro de una holgada jubilación de privilegio y algunas mentiras enhebradas al voleo. Dispuesto a no arredrarse por estas menudencias, y sabedor de que su perruno agresor es hombre de taleguillas sucias, Aguinis siguió con su oficio preferido, el de invertir la Cruz.

Como hemos comentado en otras ocasiones se presentan a muchos católicos problemas de conciencia sobre si es lícito y beneficioso para el bien común votar, en especial cuando casi ningún candidato parece tener una doctrina acorde a la moral católica. El presente trabajo reseña una intervención de San Pío X en una polémica sobre la licitud de optar entre candidatos que no cumplen con los requisitos doctrinales católicos. Es muy interesante conocer modo como dirimió el santo papa ese entredicho.

Milagros Eucarísiticos en Buenos Aires

Docilidad católica ante el magisterio

       El magisterio de la Iglesia participa de la misma autoridad de Dios al enseñar, por lo que se le debe en grado máximo “fe de autoridad“ y no “fe de credibilidad”. Cuando se pronuncia, entonces, el católico solo debe juzgar “quien lo dice” y ser dócil en aceptar “lo que se dice”. Pero tanto al juzgar “quien lo dice “ como al aceptar “lo que se dice“, debe hacerlo formalmente  y no materialmente:

      -Al juzgar “quien” enseña, no debe considerar tanto la persona física que se pronuncia, ya sea el Papa o los obispos, sino la persona moral o personalidad asumida en cuya  autoridad se funda la enseñanza. El católico debe reconocer de manera clara y expresa que los Pastores  se pronuncian in persona Christi y no en persona propia o de cualquier otra entidad creada: ”porque aunque nosotros mismos o un ángel del cielo os anunciase otro evangelio distinto del que os hemos anunciado, sea anatema “ (Gal. 1,8).

      -Al aceptar “lo que “se enseña, no debe considerar  solamente las sentencias pronunciadas, sino  también el grado de credibilidad que a misma autoridad les reconoce: infalibles, ciertas u opinables . Y en esto también hace falta docilidad para no restar ni sumar haciendo, por ejemplo, que lo que se enseña como cierto se disminuya a opinable o se aumente a infalible.  Ahora bien, a causa de su liberalismo, el magisterio conciliar se presenta ante el atónito católico de una manera inédita en ambos aspectos:

Como se puede fácilmente comprobar, muchísimos católicos ignoran actualmente la existencia del Purgatorio.

Escribe Alberto G. del Castillo

Para  de ello convencerse, basta con leer ciertos avisos necrológicos:

“Fulano de tal… falleció y volvió a la casa del Padre”. (sic)

Por lo pronto, se impone el siguiente interrogante: ¿cómo hizo para volver, si nunca estuvo?

Pero este disparate sería lo de menos.

Lo grave es afirmar alegremente que está ya gozando de la visión beatífica, lo que equivale a negar o rechazar la existencia del Purgatorio, en el que segurísimamente está, purificándose de sus culpas.

Y la mayoría de las almas, según revelaciones privadas dignas de crédito, permanecen en él no menos de 30 o 40 años, salvo, claro está, que el fallecido haya sido un santazo como San Juan Bosco, o la difunta una Santa Teresa de Jesús…

Digamos para terminar, que enteramente distinta siempre fue la doctrina de la Iglesia Católica.

Así por ejemplo, Santo Tomás apoyándose a su vez en la sentencia de San Gregorio Niceno, enseña que “si alguno que es amigo de Cristo no pudo purificarse en esta vida, del todo de sus pecados, después  de este tránsito, será librado de ellos por medio del crisol de fuego del purgatorio”, Suma Teológica, parte IIIª.

Plegue al Señor que el Magisterio de la  Santa Iglesia que El fundó, vuelva cuanto antes a ejercer la autoridad conferida y a predicar íntegramente todas las verdades que son indispensables para nuestra salvación.

 A ver, quien responde mejor el mensaje que nos ha enviado una "hermana separada", por lo que se aprecia. Veamos la apologética católica en acción y la caridad hermanada con la verdad. 

 

Sres de PAnorama Digital
y otras respetables  publicaciones catòlicas
  1.                      Amados hermanos, sì quizás no lo sepan pero los "de corazón seco" somos asimismo vuestros hermanos por cuanto nos reconocemos hijos del mismo  DIos
  2.                      Dejen de ser tan hijos de ramera como editores  ¡¡¡¡¡¡¡ Y NO VUELVAN A INSULTARNOS LLAMANDONOS DE CUALQUIER MANERA Y  AFIRMANDO QUE TENEMOS CORAZON SECO BASTA!!!!!!!!!!!!!!!!NOSOTROS NO NOS METEMOS A CONVENCERLOS DE QUE LA MISA ES UN RITO PAGANO Y FUNERARIO....    A NOSOTORS NO NOS INCUMBE SI EL SANTO PADRE "VUESTRO" ES RATZINGER, SI ES ALGUN OTRO O NO ES BUEN EVANGELIZAOR, ETC  SI VISTE  TRAJE BLANCO Y UN PALITO EN LA FRENTE COMO IMITANDO AL CRUCIFIXIÒN, LA CUAL CREO HAN OLVIDADO MUCHOS CATOLICOS N SU ESENCIAL SIGNO DE LOS TIEMPOS 
                   NOSOTROS TENEMOS UN DIOS PODEROSO VIVO, PODEROSO E INVENCIBLE EN LO HUMANO, LO DIVINO, LO CELESTIAL Y LO SECULAR NO AY COS ADIFICILPARA EL. Se llama Jesucristo de Nazareth anda resucitado, hace milagros, DERRIBA TODA SUERTE DE ENEMIGOS OCULTOS,  porta   Espìritu Santo al igual que quiènes somos sus fieles discìpulos y le està  haciendo la vida imposible a los fanáticos de cualquier religiòn,no solamente la gran catolica romanista,...y tambèn se divierte con  tarados como uds, que ponen el foco en formalidades absurdas  QUE AL IGUAL QUE LOS PRIMEROS DISCIPULOS EN EMAÚS NI   VEN LO QUE HAY  EN ALGUNOS DE NOSOTROS A PESAR DE QUE ANDAMOS DE DOS EN DOS POR EL MUNDO LEVANGO LAS NOTICIAS
               ¡¡¡QUE NO ES UN CORAZON SECO EL QUE TENEMOS, NOS FUE CMABIADO COO DICE LA PROFECÌAD E EZEQUIEL EN UN CORAZON DE CARNE    BAÑADO CON LA PRECIOSA SANGRE DE NUESTRO REDENTOR!!!!!
ADIOS
 
Firma: María Macellari

 

Quedamos a la espera de las respuestas de los católicos lectores de esta web.

Para negar la autoridad de los actos del magisterio por carencia de potestad legítima sin erguirse como juez de su credibilidad, debería mostrarse que tal carencia es notoria de modo antecedente a los dichos actos. Ahora bien, todos los dicen demostrar la carencia notoria de potestad, lo hacen por modo consecuente con los actos del magisterio conciliar. Por lo tanto, pecan al ponerse en jueces de la credibilidad del magisterio supremo.

Pero como señalamos más arriba, para que el magisterio ordinario alcance la nota de infalibilidad, también debe cumplir de manera equivalente con las cuatro condiciones vaticanas: la sentencia debe ser propuesta por la universalidad de  los obispos en comunión con el Papa de manera definitiva y por el peso de la autoridad que tienen de Cristo. Si los obispos, en cambio, toman una actitud liberal creyendo que los movimientos religiosos de sus fieles gozan de una asistencia infalible del Espíritu Santo y no asumen la responsabilidad aún de oponerse a todos si los ven emprender una vía errada, no harán uso de su propia autoridad, única asistida por la infalibilidad. Ya no siguen las ovejas al pastor, sino el pastor a las ovejas, por lo que no hay que extrañarse que tomen mil caminos equivocados.

Si el movimiento carismático o el camino neocatecumenal tienen éxito congregando mucha gente, los obispos se creen hoy obligados por el “espíritu” a confirmarlos. Ante una supuesta aparición de la Virgen no se sienten con derecho a juzgarla según los antiguos criterios doctrinales, sino que deben estar atentos al sentir del pueblo fiel para confirmarlo y unificarlo.  Pues bien, si la universalidad de los obispos en montón con el Papa aceptan de esta insensata manera, por ejemplo, los principios del movimiento carismático, nada tiene esto que ver con la infalibilidad, porque no están poniendo en juego la autoridad que tienen de Cristo.

El Espíritu Santo nos asegura que los obispos no pueden errar cuando imponen su autoridad, pero nada nos asegura cuando la deponen. Quedan siempre en pie las promesas de la indefectibilidad de la Iglesia –las puertas del infierno no prevalecerán–, pero muy empequeñecido quedará el rebaño de Cristo si los pastores siguen adorando al sentir de su grey, cada vez más inspirado por el espíritu nada santo del actual aparato publicitario.

El magisterio conciliar no ha recurrido nunca al ejercicio de la infalibilidad por modo extraordinario, ni puede alcanzar nunca la infalibilidad del magisterio ordinario universal mientras se crea obligado a ejercer su oficio de modo subordinado a una inexistente infalibilidad del sentido de la fe del común de los creyentes.

Fuente: La Lámpara Bajo el Celemín, de Alvaro Calderón, págs. 50-1.

Jesús, amable Salvador nuestro, ve aquí reunidos a tus hijos, dispuestos a seguirte por el camino de la Cruz, ya que Tú nos dijiste que quien no toma su cruz y te sigue, no puede ser tu discípulo. Pero también nos dijiste que si no nos volvíamos como niños, no entraríamos en el Reino de los cielos. Y antes de emprender tu arduo camino al Cielo, no convocaste a los mayores sino a los más pequeños : Dejad que los niños vengan a mí. Son estas palabras tuyas las que nos han animado a responderte, porque nuestra debilidad e impotencia nos hace ver más accesible el volvernos niños pequeños, mientras que la enormidad de tus sufrimientos nos hace dudar grandemente de que podamos llegar nunca a ser discípulos verdaderos. Queremos seguirte, pero tenemos miedo. Por eso, antes de emprender tras de Ti el camino de la Cruz, como eres Maestro bueno, quisiéramos preguntarte : ¿Por qué sólo salvas a los niños, por qué dijiste que sólo de ellos es el Reino de los cielos?

 

I Estación: Jesús es condenado a muerte

 

 

 

Por una parte lo entendemos. ¿Acaso al árbol que creció torcido se lo puede volver a poner derecho? Sólo cuando es retoño vale ponerle una vara para que crezca recto. Por eso es fácil comprender que solamente a los niños pequeños vale ponerles la vara de tu Cruz, para que puedan crecer en dirección al cielo. Sólo los niños pueden ser redimidos. Los adultos ya no tienen remedio. Pero por otra nos parece incomprensible. ¿Cómo puedes pedirle a niños que te sigan en un sendero que ni los más grandes guerreros son capaces de recorrer? Te pedimos, por favor, que en cada uno de sus pasos nos expliques este enorme misterio, no sea que, asustados, te dejemos.

Y tú, Virgen Santísima, hecha Madre nuestra al pie de la Cruz, que fuiste la primera en llevar a los niños por el camino del Calvario, abre nuestro entendimiento y nuestro corazón para que, alentados por las palabras de tu Hijo, lleguemos de tu mano hasta el fin de este camino.

Hijos míos, aprendan del enemigo, observen qué es lo que más odia el demonio, el mundo y la carne. Cuando me hice hombre, no me hice adulto sino niño y mis jueces me condenaron a muerte porque nunca dejé de serlo. Por boca de Caifás habló el demonio y me condenó no tanto por declararme Hijo de Dios, sino por ser manso y humilde de corazón y confundir su orgullo. Por boca de Pilato habló el mundo y me condenó no tanto por temor a los judíos, sino por ser simple e ingenuo y no entrar en sus astucias. Por boca de Herodes habló la carne y me condenó no tanto por guardar silencio, sino porque se sintió ofendido al darse cuenta de mi pureza. Yo les advierto, hijos míos, si vienen a Mí, no faltará un Caifás, un Pilato, un Herodes para condenarlos. Si se vuelven humildes, simples y puros como los niños, sólo les quedará un camino : mi Vía crucis.

HOMILIA DEL DÍA DE PASCUA, 12 DE ABRIL DE 2009

Pronunciada por Mons. ALFONSO de GALARRETA

Misa Mayor de la Iglesia de la Inmaculada Concepción, La Reja, Argentina

(archivo de audio)

  

Clique la imagen para escuchar la homilia 

Un pasaje saliente de la homilía

(...) Si tuviera que dar un solo consejo, una sola recomendación, hoy día a todos los fieles es que la perseverancia y la fidelidad en este combate tremendo que nos toca llevar, dependen no solamente de la fidelidad en la Fe, sino y también esencialmente de nuestra esperanza y de nuestra caridad. La Fe es absolutamente necesaria. Sin ella no puede haber ni esperanza ni caridad. Y es precisamente lo que le pasa a la mayoría de la gente, que, o no tiene fe o tiene una fe falsa, errónea. Y por gracia de Dios tenemos la verdadera Fe, y hemos permanecido firmes en la verdadera Fe.

Y por eso los grandes peligros y tentaciones para nosotros son de abatimiento, de derrotismo, de desesperanza, de desesperación… cuando esa Fe no está acompañada de la Esperanza cristiana, que es la fortaleza más sobrenatural, puesto que radica en la voluntad misma.

Y la otra gran tentación es caer en la tristeza, en la acedia,  la amargura… y lo que es peor, el celo amargo. Esos son los peligros que nosotros sufrimos. Y no basta conservar la Fe. Hay que conservar la Fe que es operante por la caridad. Esa es la única que salva.

Distribuir contenido

Twittet

Tales afirmaciones se oponen al dogma que afirma que la religión católica es la única religión verdadera (cf. Syllabus, proposición 21). Se trata de un dogma, y lo que se le opone se llama herejía. Dios no puede contradecirse a sí mismo.

Marcelo González

En estos meses, desde su visita a Chile, Irlanda y con la publicación de los desastres morales que afloran en todas partes, curiosamente siempre relacionados con conocidos, protegidos o favorecedores de Francisco, su posición se ha vuelto sumamente delicada. Tal el caso de la impresionante protección que brindó a Mons. Zanchetta, ex obispo de Orán, Salta,cuyos detalles se pueden conocer en este artículo

Marcelo González

Henchidos de toda injusticia, malicia, codicia, maldad, llenos de envidia, homicidio, riña, dolos, malignidad; murmuradores, calumniadores, aborrecedores de Dios, indolentes, soberbios, fanfarrones, inventores de maldades, desobedientes a sus padres; insensatos, desleales, hombres sin amor y sin misericordia. Y si bien conocen que según lo establecido por Dios los que practican tales cosas son dignos de muerte, no sólo las hacen, sino que también se complacen en los que las practican.

Marcelo González

"Hoy, 25 de Noviembre, queremos salir a proclamar a Cristo como Rey de nuestras vidas y de nuestra sociedad. Frente a las numerosas negaciones e intentos de hacer desaparecer la Fe en Jesucristo, salimos hoy a las calles para cantar la Gloria de Nuestro Señor, para reconocerlo frente al mundo: Él es nuestro Salvador, Él es nuestro Señor, Él es nuestro Rey."

Marcelo González

La restauración católica será por la vía del culto y del reinado social de Nuestro Señor Jesucristo. Dios ha resguardado el sacerdocio y el culto por medio de una obra minúscula en sus orígenes que hoy es de importancia crucial para el destino del catolicismo. La restauración que debemos realizar día a día se nutre del fruto de ese resguardo.

Editor y Responsable

Y 335º aniversario de la liberación de Viena del asedio turco: recordando la liberación de Viena.

Sofía González Calvo

la Peregrinación pone en lugar principal el conocimiento y amor a la misa tradicional. La misa se convierte en el centro de los tres días de peregrinación. Misa de campaña, rezada bajo la lluvia y el frío, sobre el suelo de barro. Acompañada de cánticos en latín y castellano que ayudan a la devoción. La devoción era otro elemento patente entre los caminantes.