29 de Junio, Fiesta de San Pedro y San Pablo

Este breve comentario del P. Leonardo Castellani en “Las Parábolas de Cristo”, nos perfila con claridad los fundamentos substanciales del Primado Petrino y rebate los errores de sus principales enemigos, los protestantes. Ante esta exposición teológica clara, en lenguaje llano y “pastoral”, nos preguntamos sobre la conveniencia del estilo vulgar y canyengue de los prelados actuales a la hora de exponer ¿la doctrina?... Nos interrogamos sobre los fundamentos de sus dichos –quien oye al Cardenal Kasper parece oír a un protestante– y sobre su el fundamento de su indulgencia para con la doctrina que más daño ha causado a la cristiandad, la luterana, con las incontables fantasías que de ella han derivado.

Por Leonardo Castellani

(Mt. 16, 13-19). “PARÁBOLA DE LAS PUERTAS DE LA POLIS”.

13 ...Y llegado Jesús a la región de Cesárea de Filipo, propuso esta cuestión a sus discípulos: "¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del hombre?".

-Esta Parábola, es el signo de contradicción entre católicos y protestantes, pues todos los demás puntos de diferencia dependen de esto. Todas las religiones que no reconocen al Sumo Pontífice son aliadas en el fondo… de donde “todo cismático es esencialmente un hereje”(Conde de Maistre), y la inversa es también verdadera. Lo que caracteriza a los católicos es el Papa: son PETRINOS.

- Cesárea de Filipo se encuentra en el confín norte de Judea, allí donde había un templo idolátrico levantado al Cesar por Herodes el grande… en el tercer año de la vida pública, después de la tercera Pascua, entre la Promesa de la Eucaristía y la primera predicción de la Pasión. Allí se hizo la proclama formal de la divinidad de Cristo y la fundación de su Iglesia. Es la institución del PRIMADO DE PEDRO, y sus sucesores en la Iglesia de Cristo.

14 ...Respondieron: "Unos dicen que es Juan el Bautista, otros Elías, otros Jeremías o algún otros de los profetas".

-Sobre la pregunta más importante que ha habido y por siempre habrá en el mundo, se dieron respuestas diferentes y divergentes… y lo que es peor todas falsas. Lo mismo les pasa a los protestantes acerca de este texto… los cuales inauguraron una especie de sufragio universal, o democracia en materia religiosa: LA LIBRE INTERPRETACIÓN, o sea el famoso”libre examen” de la Biblia, padre de las “libertades” (o Libertad con mayúscula mejor dicho) del liberalismo. “Lutero fue el hombre más plebeyo que ha existido: sacando al Papa de su trono, puso en su lugar a la Opinión Pública”, afirma el luterano Kirkegor: en realidad y bien mirado puso la confusión pública. Para evitar lo cual, vemos que inmediatamente después de la Confesión de Pedro, Nuestro Señor prohíbe a sus discípulos decir a las turbas...aquello mismo que había aprobado en boca de Pedro. Se reservaba a sí mismo por entonces esa revelación. El “sufragio” del pueblo, reducido previamente a masa no vertebrado ni organizado, no es medio apto para acertar en puntos que están SOLO al alcance de una minoría noble, es decir “virtuosa”, y de una cabeza excelente, es decir un Monarca, Caudillo, etc, es decir un hombre, como en otro orden lo es el Papa en la suya. Así, pues Jesús fundo primero una aristocracia religiosa...y una Monarquía eclesiástica. Por tanto, los protestantes se han ido por el camino de las “turbas”, que llega a la turbación:”fue Juan el Bautista, o Elías o Jeremías o algún profeta”, y así lo que profesan hoy día, acerca de Cristo no pasa en general de tenerlo por algo así como un profeta, o un hombre extraordinario. Sólo Pedro sigue confesando eternamente a Cristo… y el que se arranca de Pedro, pierde a Cristo.

15 ...Díjoles: "Y según vosotros, ¿Quién soy Yo?"...

16 ...Respondióle Simón Pedro y dijo:"Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios vivo"."...

-Esta misma expresión, “Hijo del Dios vivo”, suena en los labios de los dos Kepha (Kephâ…, Pedro … Khaiaphas, Caifás), en uno para profesarla, en el otro para condenarla como blasfemia. Sobre la Piedra se dividieron los futuros dos campos eternos.

-Al interrogar Cristo solemnemente a los Apóstoles, es Pedro quien responde por todos, asumiendo la representación de todos sin consultarlos, sin requerir su asentimiento, dado empero por un elocuente silencio. Su profesión es – como enseguida le dice el Divino Maestro- sobrehumana, pues confesarlo el Mesías, era lógico, aunque siempre grandioso… pero añadir “el Hijo de Dios vivo” es: entrar en el misterio sublime de la Encarnación. Entonces Jesús, lo proclama Cabeza de la Sociedad Visible que había de continuarlo sobre la tierra.

- A partir de aquí, Cristo, comenzó a declararse repetidamente en público el Hijo de Dios, igual al Padre.

17 ...Entonces Jesús le dijo:"Bienaventurado eres, Simón BarYoná, porque carne y sangre no te lo reveló, sino mi padre Celestial...

18 ...Y Yo, te digo que tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y las puertas del abismo no prevalecerán contra ella...

-Toda la comparación se desenvuelve sobre el nombre propio de Pedro, antes Simón, impuesto por Cristo… pues, en arameo “Kephâ…, significa piedra… de modo que Cristo dijo: “Tu eres Kephâ… y sobre este Kephâ… (es decir piedra), yo levantaré mi sociedad o congregación, la cual tendrá la forma y las propiedades de un REINO.

-Así como entre los antiguos la ciudad capital se tomaba por el reino mismo- como en los griegos: la Polis-,  la “Puerta” de la ciudad se tomaba entonces por la ciudad misma. Aquellas ciudades amuralladas, tenían puertas celosamente guardadas y cerrojables por el Poder… y la misma palabra Puerta designaba por sinécdoque el Poder… y la llave de la puerta también significaba o simbolizaba la autoridad, como aún hoy el símbolo se conserva. Aunque parece que Cristo en este solemnísimo nombramiento y coronación, usa tres metáforas diferentes...”casa a edificar”..., ...”una llave”..., y un “...reino”..., en realidad usa sólo una sola metáfora desarrollada, como en todas sus parábolas. Pues,  es una ciudad sobre un monte de piedra, y la Puerta de esa ciudad, y la Llave de ella… y por tanto el Poder de determinar en ella, que eso significa “atar y desatar” en la lengua original.

19 ...A ti te daré las llaves del reino de los cielos: lo que atares sobre la tierra, estará atado en los cielos, lo que desatares sobre la tierra, estará desatado en los cielos".

-En este texto convergen todos los tiros de la teología protestante, a la cual las claras palabras de Cristo parten por el medio: desde el pedir que se borre por ser “interpolado” o falsificado, hasta interpretarlo alegóricamente de todas las maneras posibles, o que se elimine al menos el versículo 18 pues se lo rotula de “netamente espurio”(Resch). Las interpretaciones oscilan entre aquella que afirma:  “Cristo no da allí a Pedro ninguna autoridad, hasta- en el mejor de los casos- aquella que señala que los “Papas tienen autoridad de Cristo, pero no de jurisdicción sino sólo de honor”.

- No es necesario para el gobierno de la Iglesia, y la guarda de la Revelación, que el hombre Pedro, Pio, o  Juan sean puros e inmaculados … aunque sea deseable. Pedro representa a Cristo y está en lugar de Cristo… y cuando reconoce, confiesa, profesa y proclama a Cristo, habla con la voz de Dios… pero el mismo Pedro como persona privada, hablando por sus fuerzas naturales y con su entendimiento humano, puede decir y hacer cosas indignas y hasta escandalosas. Los pecados  personales son pasajeros, la función social del Monarca Eclesiástico es permanente.

Tomado de “Las Parábolas de Cristo”, del R.P. Leonardo Castellani

Pídalo a Libros a Domicilio

Twittet

Marcelo González

Ningún lector regular de Panorama Católico puede dudar de mi posición ante Francisco, el papa Bergoglio. Y esto no lo digo porque mi opinión tenga alguna importancia, sino solo para orientar a quien tenga ganas de leer lo que sigue.

P. José María Mestre Roc FSSPX

La divina Providencia no había acabado la obra encargada a los pastorcitos. La Virgen dijo a Lucía que, «con el fin de prevenir la guerra, vendré a pedir la consagración de Rusia a mi Inmaculado Corazón y la comunión reparadora en los primeros sábados de mes». Recordemos, pues, las principales comunicaciones con que el Cielo pidió a Sor Lucía ambas cosas.

 

Marcelo González

Como en todo el orbe católico los grandes santuarios marianos convocan multitudes, se necesita al menos estar prevenido. Si el 13 de mayo próximo se reuniesen en Fátima dos millones de personas (en realidad no cabrían) eso no haría más verdaderas las apariciones, ni más urgentes los mensajes.

Editor y Responsable

La pequeña pieza retórica que sigue fue dedicada a su primera renuncia y guardada por prudencia, con la esperanza de que en su intención estuviese la de restituir el derecho y apoyar la buena causa. Pero como demostró más de lo mismo, creemos se puede, sin cargo de conciencia, condenar en vez de condonar su falta.

Marcelo González

Lo bueno de estar allí cuando hay poca gente y menos distracciones es percibir con impactante evidencia que no hay nada extraordinario que ver en orden a la naturaleza. Es un destino que defrauda a quien no va con espíritu sobrenatural. 

Marcelo González

Con un pie ya en el estribo para ira a visitar los lugares sagrados de Fátima, quisiera compartir con los amigos de Panorama Católico unos apuntes escritos a vuelo de pluma. Son reflexiones sobre la figura de Francisco Marto, el vidente varón de Fátima.

Editor y Responsable

Los que piensan que «han vencido» son los neomodernistas fieles a la línea (si así puede llamarse) de los padres fundadores de la «nouvelle théologie» o «nueva teología» y, especialmente, a la línea (tortuosa y oscura) trazada por el jesuita Henri de Lubac y por el ex-jesuita Hans Urs von Balthasar. «Se exaltan los exponentes de la nueva teología como si fueran ellos la piedra angular de la Iglesia» escribió con razón el pensador don Julio Meinvielle.