-A +A

A 514 años del Descubrimiento de América

Se cumplen el 12 de octubre 514 años del día en que la expedición enviada por los Reyes Católicos, en particular por la santa reina Isabel de Castilla, arribó a América. Hecho glorioso para la Europa católica y para la América pagana. Para la primera, inicio de una obra impar de apostolado. Para la segunda, comienzo de su rescate, la llegada de la salvación que Cristo dio al mundo, a un mundo que no la conocía. Recordamos un párrafo del papa León XIII en su encíclica Quarto Abeunte Saeculo, a propósito del cuarto centenario.


..."Llamar al género de los Indios a la vida cristiana era ciertamente tarea y misión de la Iglesia. Y ciertamente la emprendió en seguida desde el inicio, y sigue haciéndolo, habiendo llegado recientemente hasta la más lejana Patagonia. Por su parte, Colón orientó todo su esfuerzo con su pensamiento profundamente arraigado en la tarea de preparar y disponer los caminos al Evangelio, y no hizo casi nada sin tener como guía a la religión y a la piedad como compañera. Conmemoramos realidades muy conocidas, pero que han de ser declaradas por ser insignes en la mente y el ánimo de aquél hombre. A saber, obligado por los portugueses y por los genoveses a partir sin ver cumplida su tarea, se dirigió a España y maduró al interior de las paredes de una casa religiosa su gran decisión de meditada exploración, teniendo como compañero y confesor a un religioso discípulo de San Francisco de Asís. Siete años después, cuando iba a partir al océano, atendió a cuanto era preciso para la expiación de su alma. Rezó a la Reina del Cielo para que esté presente en los inicios y dirija su recorrido. Y ordenó que no se soltase vela alguna antes de ser implorado el nombre de la Trinidad. Luego, estando en aguas profundas, ante un cruel mar y las vociferaciones de la tripulación, era amparado por una tranquila constancia de ánimo, pues Dios era su apoyo.

"El propósito de este hombre se ve también en los nombres mismos que puso a las nuevas islas. Al llegar a cada una, adoraba suplicante a Dios omnipotente, y tomaba posesión siempre en el nombre de Jesucristo. Al pisar cada orilla, lo primero que hizo fue fijar en la costa el sacrosanto estandarte de la Cruz… y fue el primero en pronunciar en las nuevas islas el divino nombre del Redentor, que a menudo había cantado en mar abierto ante el sonido de las murmurantes olas. También por esta causa empezó a edificar en la Española sobre las ruinas del templo, y hacía preceder las celebraciones populares por las santísimas ceremonias"...

Asimismo, el Almirante de la Mar Océano rezaba junto con su tripulación cada madrugada:

Bendita sea la luz

y la Santa Veracruz

y el Señor de la Verdad

y la Santa Trinidad

Bendita sea el alba

y el Señor que nos la manda.

Bendito sea el día

y el Señor que nos lo envía. Amén

Twittet

Editor y Responsable

Todo comenzó cuando la era moderna nacía. Un tal Martín Lutero, muy homenajeado en estos tiempos, hombre teatral, con excelentes condiciones para hacer carrera política en el Conurbano bonaerense, decidió que los votos -religiosos, aclaremos- en especial el de castidad, resultan demasiado gravosos. 

Editor y Responsable

Nadie puede ser condenado para siempre, porque esa no es la lógica del Evangelio. No me refiero sólo a los divorciados en nueva unión sino a todos, en cualquier situación en que se encuentren”. Amoris Laetitia parágrafo 298 

Editor y Responsable

Bajo este título publicamos hace dos años una breve síntesis del Cisma de Occidente, período durante el cual hubo en la Iglesia hasta tres cortes pontificias con sendos "papas". Complejísimo y grave problema en el que no solo se debatió una cuestión jurídica, sino que dio lugar al desarrollo de doctrinas heterodoxas. -con la sana intención de resolver el problema- como la hoy reflotada del "conciliarismo" heterodoxas y luego formalmente condenadas por el Magisterio. 

Editor y Responsable

Es un placer leerlo. Lo único que en estos días de recorrer notas y documentos me ha causado verdadero gozo espiritual. Es un artículo estupendo, tanto para entender con ejemplos la revolución que trae esta exhortación como que quien no lo haya leído aún, conozca a un magnífico novelista inglés, converso al catolicismo, Evelyn Waugh. 

Mons. Bernard Fellay

Esta exhortación es el resumen de los dos sínodos sobre el matrimonio. Es muy larga y muchas cosas allí son correctas, bellas, pero después de la construcción,, se diría, de un hermoso edificio, un hermoso barco, el Soberano Pontífice perforó un agujero en el casco bajo la línea de flotación… todos saben lo que sucederá luego.

Marcelo González

«La ley natural no debería ser presentada como un conjunto ya constituido de reglas que se imponen a priori al sujeto moral, sino que es más bien una fuente de inspiración objetiva para su proceso, eminentemente personal, de toma de decisión".

Editor y Responsable

 

Lamentablemente, lo que muchos han previsto se ha vuelto una realidad