-A +A

A falta de Misa tradicional ¿misa nueva?

¿Ir a la misa Nueva a falta de la Tradicional?

Con motivo de las vacaciones, algunas personas que asisten a la Misa tradicional me han preguntado si me parecía conveniente asistir a la nueva “para cumplir el precepto” cuando estuviesen en lugares donde no se rece la antigua.

Yo tengo posición tomada desde hace décadas. Porque no asisto a la misa nueva desde hace cuatro décadas, salvo ocasionalmente por razones de caridad para con personas que no comprenden mis motivos, y a los que faltaría gravemente a la caridad si dejara de estar en su casamiento, en los funerales de sus familiares, o cosas por el estilo.

Esta asistencia es completamente pasiva respecto de la ceremonia. Me limito a rezar el rosario o cualquier otra oración, o repetir el Kyrie eleison… y a comprobar hasta qué punto se ha llegado en el desbande litúrgico, inclusive en ámbitos más bien conservadores. Conservadores o “retardatarios”, que la palabra marxista describe muy bien la cosa como es.

A veces oigo en estas misas algún canto en latín o similar. Y esto les resulta grato a algunos asistentes de mejor gusto, que podrían oír con igual deleite Pompa y Circunstancia o el Aleluia de Haendel.  

Pero sorprende mucho que tan pocas personas se pregunten sobre la cuestión de fondo y se mantengan solo en los epifenómenos, por significativos que sean. La cosa es si la misa nueva es buena, indiferente o mala.

Más allá de las discusiones sobre la validez o la intención del sacerdote o los asistentes, que disgrega la atención, se impone ir al nudo de la cosa. La misa nueva es mala porque induce a la herejía, y vacía las almas de los asistentes (cada uno resiste a su manera más o menos, pero el resultado final es el deterioro) de la Fe y la piedad cristianas.

Ya lo decía por los años 70 el p. Louis Sallerón en su obra “La Nueva Misa”: “La Nueva Misa es equívoca. Por ese solo hecho favorece la herejía, puesto que concuerda  tanto con la doctrina protestante como con la católica. Para darse cuenta de ello no se necesita ser teólogo: basta con aproximarse a los textos de la doctrina católica de quienes presentan la Nueva Misa. Las diferencia, casi la oposición, salta a la vista”.

Por eso, a la pregunta: “voy de vacaciones a un lugar donde no hay misa tradicional, ¿cómo hago para cumplir el precepto?” que me hacen con cierta frecuencia, y amparándome en la autoridad de personas sabias pero también en mi propia experiencia de vida, en la que he podido confirmar lo que estos sabios anticiparon, la respuesta es: “no asista a la misa nueva”. Si no hay misa, no hay obligación de cumplir el precepto, porque la Iglesia exime de hacer lo imposible.

Se que decir “si no hay misa” algunos se escandalizarán, pero ahora me limito a decir que la expresión se refiere no a la validez de la ceremonia sino a la que la misma sea conforme al culto de la Iglesia.

Por otro lado, hay que distinguir entre “cumplir el precepto”, que es, justamente, un “precepto” de la Iglesia, y el mandamiento divino que ordena perentoriamente “santificar las fiestas”. El primero es de derecho eclesiástico, tan grave que se castiga con pena de pecado mortal a quien no lo cumple por descuido, indiferencia o desprecio (cosa que muchos, casi todos los católicos hacen con frecuencia yendo a misa cuando “lo sienten”). Pero es un precepto de ley positiva, sujeto a una posibilidad práctica. Tal así, que cuando no ya solo la imposibilidad sino la incomodidad lo dificulta, la Iglesia misma lo exime, o lo traslada.

Por caso: Corpus, la Ascención, la Asunción, el día de Epifanía y otras fiestas de precepto están eximidas allí donde la legislación civil ha quitado el feriado religioso. La Iglesia las solemniza el domingo siguiente. De modo que el precepto es flexible, no así la santificación de la fiesta.

Alguien dirá: pero la santificación de la fiesta se realiza cumpliendo el precepto. Sí, pero no solo con asistir a misa. Cumpliendo el precepto y extendiendo a todo el día ese espíritu de santificación. No basta ir a misa y luego vivir de un modo incompatible con el espíritu del domingo o la fiesta de precepto. Ni tampoco, estar físicamente en la iglesia durante la ceremonia más corta y más tardía del domingo para huir cuanto antes. Esta es una de las características de la “misa nueva” que no se ve en la misa tradicional: los fieles comienzan a escapar antes de la bendición y nadie permanece en el templo después. Hablo de las misas parroquiales y no de los engendros movimientistas.

E deseo de cumplir el precepto es bueno, pero está sujeto a la posibilidad e incluso a que esta no se produzca con grave incomodidad. No dejaría a mi madre anciana sola para “cumplir el precepto” a riesgo de que sufra daño o peligro en su salud. No es obligatorio viajar 500 kms. para ir a misa (aunque a nadie se le niega el derecho ni el mérito). De hecho conozco personas que lo hacen.

De lo que no se nos exime es de “santificar la fiesta”. Esto se puede hacer recitando los textos de la misa como acto de devoción, rezando el rosario, o realizando otras practicas devotas y obras de misericordia. Y a la vez, evitando el trabajo servil que no sea absolutamente indispensable, que cada uno evaluará -con el debido criterio- por las razones prudenciales.

¿Por qué no asistir a la misa nueva?

En los albores de la humanidad, cuando no se había consumado aún el Sacrificio de la Cruz, Dios mandó a los hombres rendirle culto por medio de otros sacrificios que eran figura del que vendría luego a sellar la promesa de la Salvación.  Así, nos testimonia la Biblia, los hermanos Abel y Caín ofrecían sus sacrificios. Abel, pastor, ofrecía sus animales más perfectos en alabanza a Dios. Caín, labrador, no sabemos qué, pero sus sacrificios no eran aceptados. Eran tiempos en que Dios se comunicaba directamente con los hombres, y les mandaba como proceder. Digamos que no se puede alegar ignorancia.

La historia de Caín y Abel es principalmente aleccionadora sobre el culto y la santificación de los días que Dios mandó celebrar en su honor. No se puede creer que Caín desconociera los preceptos divinos en materia de sacrificios. Pero los suyos no eran aceptados, ¿por qué? Los de su hermano Abel sí. ¿Por qué? El rechazo de los sacrificios de Caín no lo movió a preguntarse qué hacía mal, sino que suscitó la envidia y el odio homicida. Sin duda Caín no adoraba como lo mandaba Dios, ofrecía el sacrificio a su capricho humano. (Si alguien sospecha que estoy analogando el sacrificio de Caín con la misa nueva, acertó). (·)

Pero lo más importante, no hay duda, de este pasaje bíblico es la demostración, luego repetida en muchos otros, de que Dios pide, exige ser adorado con ritos que El mismo indicó a los hombres.  Y cuando los hombres no realizan lo pedido, el sacrificio no es agradable.  Hoy no tenemos la voz directa de Dios para reprochar el habernos apartado de sus mandatos, tenemos la voz de los Apóstoles, la de la tradición de la Iglesia y la del Magisterio que son la voz de Dios, además de los frutos que esos ritos producen.

Dios enseñó a los apóstoles, por medio de su Divino Hijo, los ritos sacramentales y sobre todo la renovación del Santo Sacrificio. No ha sido obra humana en lo esencial, sino solo fidelísima y devota conservación de lo aprendido de los Apóstoles, que lo recibieron de Cristo mismo.

La Misa Nueva es obra humana. Los frutos están a la vista. No solo porque la Iglesia ha sufrido y sufre su mayor crisis de la historia a partir del cambio litúrgico, sino porque quienes preservan el rito aceptable a Dios mantienen los de santidad que siempre ha dado la Iglesia: familias numerosas y estables, vocaciones, deseo de cumplir los mandamientos, de conocer la doctrina. Costumbres apegadas lo que ha mandado la Iglesia siempre. Amor a la Iglesia. Fidelidad.

Al calor de la misa tradicional la Fe crece y las costumbres se fortalecen. En cambio, en los ámbitos de misa nueva, la primera se diluye y consecuentemente las segundas se debilitan o abandonan, no solo con mala conciencia, por debilidad humana, sino, lo que es mucho peor, en la perversa convicción de que ese modo de proceder es agradable a Dios que en su misericordia bendecirá lo que El mismo ha prohibido.

Ir a la misa nueva por falta de misa tradicional es como asistir al sacrificio de Caín porque no tenemos a mano el de Abel.

En respuesta a la inquietud de los que me han preguntado resumo lo que me parece debe ser el modo cristiano de proceder, aunque, naturalmente, no siempre las circunstancias lo permitan. Dejo de lado, para no alargar, que las circunstancias también se “producen” cuando el deseo y fervor del rito tradicional es grande, y se está dispuesto a sacrificar cuestiones menores.

1)   Tratar de planear la vacaciones en lugares donde la Misa tradicional esté cerca.

2)   Si no es posible, aún a costa de sacrificios, dedicar los días de precepto a la santificación. Misal, rosario, devoción especial, y apartarse de los ambientes mundanos -al menos durante ese día. Y por cierto, lo que nunca debe ocurrir, menos en domingo o precepto, ir a los lugares donde la indecencia pública ofende a Dios y lacera las almas, en particular de los más jóvenes, pero en definitiva de todos.

Parece casi irónico que la conciencia remuerda por no “cumplir el precepto” a la vez que se pasa rápidamente por ceremonias poco católicas, o anticatólicas, por más que se celebren en parroquias bajo el nombre de misas, y luego se dedique el día a mezclarse con la masa de la pobre gente que ya no sabe ni lo que es la más elemental decencia en el vestir o el conducirse.

Desearía poder transmitir a quienes tienen esta preocupación la experiencia de los frutos que produce la fidelidad a la Santa Misa Tradicional, cuyo primer paso serio y definitivo consiste en romper con la Misa Nueva. La Misa Nueva es el rito de Caín, y sus cultores con frecuencia también terminan contagiados, desarrollan hacia el sacrificio de Abel un odio homicida.

Y si no lo creen averigüen los padecimientos de los sacerdotes y fieles que están decididos, con todo derecho, reconocido por el Papa Benedicto por si hubiese sido necesario, a mantenerse firme en el culto mandado por Dios, establecido por el Apóstol San Pedro, definitivamente formado en su riqueza actual bajo San Gregorio Magno a principios de los años 400 y fijado por San Pío V en la Quo Primum Tempore, en 1570. 

 

(·) Cfr. Juan Gregorio Herrera, Boletín Fides

Comentarios

Juan Obvio

¡Todos sabemos bien que nos parece mejor la Santa Misa en su forma extraordinaria"o tridentina!
Pero decir que si uno no tiene a mano una Misa Tradicional, sería preferible no ir a la Misa (Católica, Novus Ordo), es ya una burrada teológica que ensucia este sitio virtual. 
¡El autor del artículo tendrá que dar cuenta un día al Altísimo por haber invitado, desde un sitio católico, a los fieles a no ir a la Iglesia en domingo! 
Que el autor del artículo le diga a Nuestro Señor todas esas cosas sacadas de contexto sobre Caín y Abel... Y tal vez Cristo le contestará mostrándole todos los Milagros Eucarísticos que se producen en la Santa Misa (ayer en la Tridentina y hoy en la Novus Ordo), con INDEPENDENCIA del rito y del sacerdote celebrante. Y seguramente le mostrará también Nuestro Señor los pueblos de cultura no latina que va ganando para Su Santa Iglesia con la Misa Novus Ordo (Surcorea es un ejemplo).
Y que el autor del artículo vaya preparando una buena respuesta para darle a Nuestro Señor, cuando Él le pregunte: "¿Y qué hiciste tú todos esos días que estuviste en la tierra para difundir concretamente ese santo rito que tanto aprecias...?"
Que Dios lo perdone.

Juan Obvio
 

No son iguales los dos ritos

Bueno, ¿pero es que tú no entiendes razones? ¿que no acabas de leer?este artículo está muy bueno, yo buscaba algo así, AHÍ están las respuestas a tus objeciones, deberías leer más, por TU SALVACIÓN, LEE, los escritos de los cardenales Bacci-Ottaviani y del cardenal Alfons Stickler, de Monseñor Marcel Lefebvre, de los mismos Papas preconciliares, más de esta página, de Stat Veritas, de Radio Cristiandad, de la FSSPX, y muchos más, búscalos por tu salvación, busca y encontrarás, yo llevo meses viendo, leyendo y analizando esto, y no dejo de sorprenderme con lo que veo, hay muchísimo de donde sacar conclusiones.

Por los frutos se conoce al árbol, y hay que ser ciego, sordo, soberbio, orgulloso, necio, testarudo y cerrado para no entender esto y así seguir en el error. La "misa" novus ordo no es lo mismo que La Santa Misa Tradicional (este artículo lo expresa claramente con los ejemplos de Caín y Abel), la "iglesia moderna conciliar ecuménica" no es lo mismo que la Santa Iglesia Católica y Apostólica, el "nuevo sacerdocio" no es el mismo que el Sacerdocio verdadero, la "nueva evangelización" no es lo mismo que La Evangelización, es otro evangelio. Hay que reconocer que existe el error para eliminarlo; hay que reconocer que la iglesia moderna está en total contradicción con el Magisterio de siempre de La Iglesia, y por lo tanto está en el error. Los frutos venenosos, asquerosos, hediondos y putrefactos del concilio vaticano II y su nueva iglesia se ven a leguas.

En fin nunca acabaría, por eso te recomiendo que LEAS, ORES, ABRAS TU CORAZÓN Y TU MENTE A LA VERDAD, si NO, tú eres quien dará cuentas a Dios, por haberte negado a recibir la verdad. Pero ¡bueno! creo que estoy predicando en el desierto, espero que no, y voy a orar por ti y por tu salvación, y la mía. ET NOS CREDIDIMVS IN CARITATE.

Asi que el NO es católico

Asi que el NO es católico ??

jaja buen chiste.

que sea lícito puede ser, pero católico.... le dejaron la consagración para disimular nomás.

Juan obvio acusador y fiscal NI LUTERO EN SUS MAS LOCOS SUEÑOS se imaginó poder hacer lo que hicieron con la misa.

Se nota que no estudiaste el tema chiquitín. Si supieras lo que es la verdadera misa dejarías de amenazar sobre lo que Dios nos va a decir o no.

Estos nuevitos no siguen a su pastorcito J XXIII que les indicó que luego del concilio deben aplicar de la misericordia antes que de la condena.

Y  hablo desde la conciliar, te aclaro por las dudas.

¿Que opinará Cirilo con eso

¿Que opinará Cirilo con eso que dice Jesucristo, lo de sed perfectos como Mi Padre es perfecto.??

 Trento, el latín, el vetus ordo, Santo Tomás y ahora se suma una nueva a la que le tienen fobia: la perfección.

¿que opinará Cirilo destotro?

]]>http://www.slideshare.net/brianboru/la-nueva-misa-louis-salleron]]>

]]>http://es.scribd.com/doc/95227609/La-NUEVA-MISA-Louis-Salleron]]>

¿O de la Veterum Sapientiae?

Esta lengua está unida a la vida de la Iglesia y «su conocimiento, adquirido por el estudio y el uso, interesa a las humanidades y a la literatura, pero más aún a la religión» (Pío XI), retomando los términos de Nuestro predecesor de inmortal memoria, Pío XI, quien señalaba, al dar argumentos en su favor, tres cualidades que vuelven a esa lengua particularmente adaptada a la naturaleza de la Iglesia:«En efecto, la Iglesia, que agrupa en su seno a todas las naciones, que está destinada a perdurar hasta laconsumación de los siglos (...), necesita, por su misma naturaleza, una lengua universal, definitivamente plasmada, que no sea una lengua vulgar».

 

 

“ VI.—El latín es la lengua viva de la Iglesia. (...)...Nos queremos y ordenamos, por Nuestra autoridad apostólica, que todo lo que Nos hemos establecido, decretado y ordenado en esta Constitución quede definitivamente firme y decretado, no obstante todas las cosas contrarias, aun las dignas de mención particular.“ Dado en Roma, junto a San Pedro, en la fiesta de la Cátedra de San Pedro Apóstol, el 22 de febrero de 1962, el cuarto de nuestro pontificado.—JuanXXIII.

Páginas 24 y 25 del scrib respectivamente.

No pueden decir que el Novus

No pueden decir que el Novus Ordo lleve a tener menos fe, los errados son uds que piensan que tienen a Dios de su lado, Jesus dijo ocultare estas cosas a sabios y entendidos. Uds son muy entendidos en casi todo de los que he leído, pero los perdidos son uds que no cumplen un precepto porque piensan, creen tratan de demostrar con su sabiduria. El Novus Ordo hace mal?, que daña la fe?, estan muy equivocados, hay de todo en la viña del Señor. Yo se que uds tb dan misas tridentinas en lugares que no son sagrados y que me diran: no nos dejan hacer en un templo, se excusan siempre de todos... Tienen respuestas para todo, no es asi señor Moderador, Dios le va a pedir cuentas por desvirtuar la realidad a los mas pequeños. Antes de la misa tridentina existieron otros ritos y la misa siguio siendo sacrificio de nuestro Señor Jesucristo como lo es el Novus Ordo.

Cirilo I

Sr.Cirilo I

1º " Ud nos recuerda que "Jesus dijo ocultare estas cosas a sabios y entendidos".¿Cómo Ud devela tanta sabiduría y entendimiento al respecto?

2ª  Dios le va a pedir cuentas, Cirilo, por haber revelado lo que se le ocultó.

3º En mi barrio al que hacía esas cosas se le llamaba BUCHÓN.

Juan MCNXL

 

que ignorante y lo que es

que ignorante y lo que es peor opinólogo.....

no se preocupe a usted también le va a pedir cuentas de no haber profundizado el tema y hoy no hay excusas porque el material para entender como adulteraron la Fe rebajando la litrugia, está al alcance de todos los que andan por internet.

Ud opina igual que yo, tengo

Ud opina igual que yo, tengo libertad en hacer eso... No me voy a ir al infierno por no saber latin, y menos por no ir a una misa tradicional, el perfeccionismo es para los ilustrados como ud. Ahora me pregunto, la misa tridentina te eleva mas que una ordinaria?? no sea ridiculo, cuando el Espiritu Santo descendio a los apostoles, en que lengua hablaron al pueblo??, me va a decir en latin?, no... hablaban en la lengua que el pueblo entendia. Ah y otra cosa, en esta pagina cuando van a hablar de alguna caridad con los mas necesitados?? Cuando van a decir, fuimos a misionar a una villa, claro uds no se juntan con la plebe, no se quieren ensuciar las manos, y por eso se esconden detras de libros y quieren elevar su mente, esperando que sus ruegos lleguen a Dios y la misa tridentina vuelva para que unos pocos vayan a misa... Hablan del Papa como en Anticristo como los judios hablaron de Jesus que no era el Mesias... uds son los anticristos, sodomitas, falsos profetas.

Cirilo I

Cirilo I, vaya uno a saber...

...por qué razón en concreto se va a ir uno al infierno, o no. No creo que por el latín. Pero sí por juzgar y condenar. Como hace Usted.

Ahora, respecto de lo otro, le puedo asegurar que sí, que la misa tridentina eleva el alma, mientras que el novus ordo no. Creo que sólo quien ha conocido el novus ordo y la misa tridentina puede verlo, siempre que, con la ayuda de Dios, se despoje de sus prejuicios.

Y hablando de prejuicios... por ejemplo, ¿cómo sabe Ud. si practicamos o no la caridad? Esa acusación es un clásico. ¿Se imagina Ud. lo que pasaría si le cuento lo que hago por el prójimo? En primer lugar, seguramente no me va a creer, porque debe Ud. pensar que somos la encarnación misma del mal, dada la lista de insultos finales de su comentario (dicho sea de paso, toda una muestra de caridad lo suyo). En segundo lugar, no se lo cuento porque la mano izquierda no debe saber lo que hace la derecha... y además me va a acusar de que ando haciéndome publicidad. Y es que la caridad, así como la humildad, no se pregonan.

Cordialmente,

JBU

PD: ¿Sabe Ud. lo que significa sodomita? Y si fuéramos sodomitas, como Ud. afirma... ¿quién es Ud. para juzgarnos?

No haga alarde de necedad que

No haga alarde de necedad que no lo ayuda a Ud. ni al prójimo. Trate de leer algún documento del Magisterio sobre la liturgia, Mediator Dei, por ejemplo. ¡Suerte!

Y ud a recorrer una villa

Y ud a recorrer una villa miseria para saber lo que es la caridad.

Cirilo I

Haberlo sabido antes...

... y ni se me hubiera cruzado por la cabeza sostener económicamente a un niño con parálisis cerebral. Hace ya 13 años que comencé, y ahora Ud. me dice que estoy mal orientado, que para saber lo que es la caridad tengo que ejercerla con los habitantes de una villa miseria.

Imagino que se debe poder llenar algún formulario ante... usted?, para que me dispense de trabajar en la villa y siga con el trabajo en el Cottolengo.

Cordialmente,

.....

Non solum

... sed etiam. 

Cor ad cor.

Más allá de lo que responda

Más allá de lo que responda el aludido, como he sido parte de esta discusión, me meto a decir:

¿Tiene un cristiano, acaso, la obligación de realizar sus obras de misericordia donde otros le indican según la moda y el visto bueno del mundo? Porque "ir a las villas" está de moda. Otras cosas no. 

¿Cuáles son los resultados católicos de estas obras en las villas? ¿Hay conversiones, vida espiritual, crecimiento en la virtud de los asistidos? Y no los culpo a ellos, si a quienes "van a las villas" solo entienden como objetivo la "promoción social", cuando no, -no digo que este sea el caso- la explotación del resentimiento con fines ideológicos?

-¿Puede una minoría como la de los tradicionalistas suplir las tareas que abandonan la mayoría de los católicos? ¿Puede, por caso, una congregación de 500 miembros y digamos un millón de fieles en todo el mundo sostener iglesias, escuelas, orfanatos, universidades, asilos para ancianos, etc? Sobre todo cuando es perseguida en muchos lugares, y en la mayoría ni siquiera se les reconoce un status eclesiástico.

Se ha dejado de creer en el Cielo, en que la vida es un destierro en un valle de lágrimas. Se ha puesto como objetivo la felicidad en la tierra. Y así, los que superan el egoísmo de vivir solo para sí mismos, se esfuerzan en traer el paraíso a la tierra. Cuando lo cristiano es aliviar los males, espirituales y materiales, siendo los espirituales LOS MÁS IMPORTANTES, porque conducen al fin último del hombre, conocer, amar y servir a Dios y gozar tras la muerte de la visión beatífica. O sea, buscar el reino de Dios. El alivio de las penalidades materiales es algo que cualquier persona de bien está inclinada a hacer, sin que eso sea necesariamente "caridad". Sobre todo si no tiene FE, porque es DOCTRINA CATÓLICA que sin la Fe no es posible tener caridad ni esperanza en el sentido católico de estas palabras, es decir, como virtudes teologales.

A la persona que ha respondido relatando la obra que realiza a favor de un niño enfermo le sugiero que no responda con casos concretos. Quienes objetan al modo de Cirilo, en realidad no buscan saber la verdad sino volcar resentimientos. Yo lo sé por otros posts que no publiqué en los que claramente manifiesta un viejo rencor contra el tradicionalismo. Yo daría la discusión por cerrada.

Donde yo vivo no hay villas

Donde yo vivo no hay villas miseria, sino asentamientos. La caridad se puede ejercer de muchas maneras, entre ellas realizando las obras de misericordia materiales. Las cuales, cuando están a mi alcance, trato de hacer en un grado que Dios juzgará. Ud. habla de las intenciones del prójimo, que nos está vedado, e incluso de los hechos externos sin saber, y eso no es bueno para su alma. Ni siquiera para darle cierta autoridad a sus dichos sobre otros temas, ya bastante devaluados por la falta de formación que manifiestan.

Cirilo, pare un poco y piense.

No mienta. Que no vive donde

No mienta. Que no vive donde hay villas es no ir más lejos que un tiro de piedra. Pero que ud. no quiera verlas se entiende muy bien.

¡Pero caramba, hay pobres y

¡Pero caramba, hay pobres y pobres! Los de los asentamientos, o los ranchos rurales, no son dignos de la caridad. Solo los de las villas urbanas. Es digno de un sociólogo marxista.

Lo noto muy preocupado por la

Lo noto muy preocupado por la pobreza fuera de las urbes, por lo que seguramente se pasará parte del verano recorriendo territorios alejados de las ciudades, como hacen otros cientos de jóvenes porteños, o los padres, hermanas y laicos de los Siervos de los Pobres del Tercer Mundo. Seguramente habrá transitado los pobladíos de las quebradas norteñas, como el padre Chifri, o de las selvas chaqueñas, como el padre Fernando. Eso además de las villas urbanas, como hacen todos esos mismos jóvenes. Y de los hombres, mujeres y niños de la calle, como hacen los de las noches de caridad. Todo eso mismito hacen los devotos de las misas tridentinas, si lo ve todo el mundo y es un testimonio incontrastable. 

Lo único que puede perdonar

Lo único que puede perdonar este tipo de comentarios es la poca edad o la soncera crónica. ¿Por qué habla de lo que no conoce? Acérquese a los fieles de misa tridentina y pregúnteles o vea Ud. mismo si realizan obras de misericordia materiales.

Pero, además, sin hacer juicio sobre las personas que Ud. menciona, le quiero recordar que lo que el católico debe hacer primero es buscar el reino de Dios y su justicia, lo cual significa santidad. Como "el justo vive de la Fe" y "sin la Fe no es posible agradar a Dios", textos de las SS.EE. que ud. conoce sin duda, deberá admitir que para dar a esas obras de ayuda el carácter de obras de caridad y no meramente de "solidaridad", término masónico muy en boga hoy, quien obre en beneficio de los que necesitan ayuda, material o espiritual, o ambas, debe rectificar su intención en la FE. 

La importancia de la liturgia en el sostenimiento y perfeccionamiento de la FE es innegable. Lex orandi, lex credendi. O sea, uno reza aquello que cree. O lo que uno reza es lo que cree. Así pues, una liturgia que desvía de la FE no contribuye a sostener tampoco las otras virtudes teologales, entre las que ahora nos importa la Caridad.

Le puedo admitir porque es verdad, aunque Ud. no lo haya dicho directamente, que se puede tener FE y no ser virtuoso en la Caridad. Y allí sus comentarios tendrían algún fundamento. Claro que eso deberá comprobarlo Ud. y no solo suponerlo.

Pero definitivamente, NO se puede tener Caridad sin FE. Aún una pobre formación doctrinal, digamos el catecismo básico, y algunas nociones de espiritualidad católica lo llevarán a Ud. a la misma conclusión, si depone esta obsesión suya de acusar sin saber.

Si ya ha pasado cierta edad, veo difícil que reflexione. Pero me parece que Ud. es relativamente joven. Eso espero por su bien. 

Le ruego que no sigamos discutiendo en este plano. Si quiere decir o saber algo sobre la doctrina, bienvenido. Si desea ejemplos de vida entre los de misa tradicional, búsquelos, en especial entre los santos, que todos ellos han vivido y se han nutrido de la misa de siempre. Si quiere otra cosa, no es éste el lugar.

Son los  hijos

Son los  hijos ideologizados de  bergoglio, vienen aca a mandarse la parte  con la caridad;  ellos tienen "caridad" para con todos menos para con la Tradición Apostólica.

No saben que al haber cambiado la disciplina de los ritos se vehiculizó un cambio de doctrina. Eso pasó con la misa NO. Me corrigen si no lo expresé bien.

El anónimo de la caridad

El anónimo de la caridad villera confunde obras de misericordia con caridad, que es el amor a Dios y a los hermanos EN DIOS. Aunque da la impresión, de que en él es mas asistencialsmo ideológico que obra de misericordia. La misericordia es para LEVANTAR de la miseria, para sacarlo de ese estado; no tan sólo para paliar una situación. Y en mayor grado es en sentido espiritual que material, para que alcance el fin último que es el cielo.

Si me permite, las obras de misericordia

si son producto de la Caridad. Hablo de las obras de misericordia materiales y espirituales que la Iglesia enseña se deben hacer por amor a Dios. 

Las ESPIRITUALES son éstas: 
 
Enseñar al que no sabe. 
Dar buen consejo al que lo necesita. 
Corregir al que yerra. 
Perdonar las injurias. 
Consolar al triste. 
Sufrir con paciencia los defectos del prójimo. 
Rogar a Dios por los vivos y difuntos. 
 
Las CORPORALES son éstas: 
 
Visitar y cuidar a los enfermos. 
Dar de comer al hambriento. 
Dar de beber al sediento. 
Dar posada al peregrino. 
Vestir al desnudo. 
Redimir al cautivo. 
Enterrar a los muertos. 

No siempre las obras de

No siempre las obras de misericordia son hechas con o por  caridad.

Veo que Ud. quiere señalar

Veo que Ud. quiere señalar que no basta la materialidad del hecho. Y no puedo menos que coincidir.

Ese es el punto: si no son hechas por caridad cristiana, no son obras de misericordia, en el sentido propio que manda la Iglesia realizar y exige el Evangelio para nuestra salvación.

Dice el Catecismo Mayor de San Pío X que las obras de misericordia son aquellas por las cuales seremos interrogados en el día del juicio.

Creo que lo que suscita este desacuerdo es atenerse o no al sentido estrictamente católico de la expresión "obras de misericordia". Si Ud. se atiene a ese sentido, siempre son obras de caridad. Si usa la expresión en un sentido laxo, no estrictamente católico (yo le sugeriría no hacerlo para evitar equívocos) entonces pueden ser obras de solidaridad humana, o de conveniencia (buena imagen) o de captación de prosélitos... en fin. Los motivos pueden ser muchos. 

Este comentario lo he puesto varias veces

Y explica mi caso particular:

No conocí el rito tradicional, sino que fui formado por buenos sacerdotes y catequistas (ancianos) que ya celebraban con el nuevo rito -1984 y ss-. Intachables en doctrina, fue la que aprendí; aunque no conocí otra misa, sino la nueva, y digo que celebrada adecuadamente. El hecho es que ante la llegada de los sacerdotes jóvenes y la cada vez más evidente deformación de la liturgia -2000 y ss-... de modo que ante invitaciones a grupos de oración, cursillos, renovaciones, siempre mi respuesta era: yo soy más tradicional, incluidas las misas de esos ambientes, esas cosas parecen de protestantes...

Bien, el resumen es que solo hasta el año 2011 conocí el rito tradicional, y lo único que expresa mi sentir/pensar es que era exáctamente la liturgia que contenía todo lo que es católico, y que el alma no se resiente de ver cosas raras o fuera de lugar.

Por eso le concedo razón al señor Moderador, porque en verdad si uno empieza a frecuentar la misa tradicional, ya luego no deja de preguntarse durante una misa nueva (comparando siempre con el modelo, rito tradicional), ¡cómo puede este señor- el sacerdote- hacer eso que hace, dice!. Para mí es cada vez más difícil encontrar misas nuevas, bien celebradas (lo digo, que satisfagan el alma: y no hablo de sentimentalismos, que para eso están hechas las misas carismáticas).

Pero al final, alguno ha dado en el punto: entre rezar la liturgia de las horas en casa, y recibir a Nuestro Señor en el Santísimo Sacramento, pues, definitivamente hay que ir a misa, aunque sea la nueva. Ya queda otro tema para debate, y es, ¿se hace uno cómplice de los agravios que sufre Nuestro Señor en una misa mal celebrada?... ¡no deja de zumbar en los oídos!

Hay otro punto que quizá no conozcan en el ámbito de quienes solo van a misa tradicional, y es que los sacerdotes -los más jóvenes- algunos se niegan a decir que están celebrando el Sacrificio de Cristo en la Cruz, lo cual ya podría ser directamente una NO MISA, la llaman eucaristía, fracción del pan, o presentación de las ofrendas, nunca Misa o Sacrificio; a quienes detecto en esa tónica, definitivamente no voy más porque en caso de duda que no haya misa, mejor busco otra parroquia que no niegue que está haciendo misa.

La conclusión es que todo va cuesta abajo.

Existen dos circunstancias

Existen dos circunstancias que deberían examinarse con sumo cuidado.

1º La "causa grave" del cánon 1248 comprendería, en principio, todas aquellas dificultades que antaño se compendiaban en la locución "grave incomodidad"; así parece ser el sentimiento predominante de los canonistas actuales. Entonces, la causa grave podría ser moral o física. La segunda es la enfermedad propia o ajena, la imposibilidad material -como hallarse detenido o trabajando en alguna función esencial- o el encontrarse en un lugar donde no se celebra la Santa Misa, como situaciones análogas que no agotan el caso.

La causa grave moral, puede ser -de hecho lo es en muchísimos casos- el rechazo al Novus Ordo, o el rechazo al modo en que se celebra habitualmente el Novus Ordo -que es muchísimo más frecuente de lo que parece-. Por ejemplo, aquel a quien la nueva traducción (el famoso "ustedes", "todos y todas", etc.) le causa repugnancia religiosa. No faltará quien diga: "¡Eso no existe!", o bien "Eso no es excusa", sin embargo, hasta los juristas romanos más severos sostenían que el impedimiento moral era más determinante que el mero impedimiento físico. Porque el impedimento físico puede cesar en un instante -me curo, me sueltan, termino mi turno, etc.- pero el impedimento moral siempre es invencible y no termina jamás mientras se mantenga aquello que lo determina: "ad imposibilia nemo tenetur".

2º Misa celebrada por sacerdote católico en situación irregular, pero con rito válido (Novus Ordo, Vetus Ordo). 1248  § 1.    Cumple el precepto de participar en la Misa quien asiste a ella, dondequiera que se celebre en un rito católico, tanto el día de la fiesta como el día anterior por la tarde.

Cumple el precepto, entonces, quien va Misa donde la haya sin ninguna prioridad ritual o personal: el que está obligado por el precepto, es quien elige.

Por lo tanto, podría asistir a Misa a la calle Venezuela, o a la que celebre el P. Ceriani o cualquier otro sedevacantista, o inclusive en la casa Santa Marta en la que celebra el ex arzobispo de Buenos Aires -si tiene tripas fuertes. Y en cualquier caso cumpliría el precepto.

¿Alguien lo discute?

Gracias.

L. de P.

Ahora el señor que dice que

Ahora el señor que dice que lo calumnian cuando se le señala que pide donaciones, sueldos y aguinaldos para mantener su exclusiva página, ha decidido convertirse en instructor de conciencias que lo consultan como a oráculo viviente. Hace exégesis e interpretación de textos canónicos. Se convierte en reflexivo pensador y hasta teólogo y moralista. Es extraordinario. Dos milenios de cristianismo y su continuidad católica en la Iglesia Una Santa y en su Magisterio quedan supeditados a su decisión de cuatro décadas y a su ciencia infusa de hombre sin estudios teológicos ni formación académica católica. Y una gregaria hueste de exquisitos selectos lo sigue y eventualmente discrepa y analiza sus posiciones. La zalamería y el despropósito son inefables. Y los alias usados resultan a veces exasperantes, aunque sean bien intencionados, como el que quiere equipararas a Pedro Damían. Sorprendendte. Fruto de una época en la que la gratuidad de opiniones en red da lugar a cualquier chanterío.

Si pido o no pido es cuestión

Si pido o no pido es cuestión irrelevante. Si tengo o no tengo títulos es irrelevante. No estoy concursando por una cátedra. Se discute materia doctrinal, se responde materia doctrinal.

Lo demás corre bajo su responsabilidad... grave.

 

Puede dormir tranquilo. El

Puede dormir tranquilo. El mundo políticamente correcto lo proteje: http://www.infobae.com/2014/01/20/1538323-eeuu-los-blogs-cuentan-la-misma-proteccion-que-la-prensa-tradicional

¿Quién es usted para discutir

¿Quién es usted para discutir p responder en materia doctrinal en la Iglesia, si reconoce no tener estudios necesarios? Aún conociendo los compendios como el Catecismo (que por cierto interpreta erróneamente en su cita anterior), hace falta mucho más para meterse a exégeta e intérprete de la doctrina en cuestiones graves. La Iglesia siempre se ha cuidado de reservar esas funciones para los que tienen probadas condiciones. Y eso requiere estudios superiores y habilitaciones pertinentes. La incoherencia es que quienes se manifiestan fieles a la doctrina son, al igual que sus criticados, los que hacen con la doctrina lo que les place. Y, por fin, si pide o no dinero no es irrelevante. Declarando sus propósitos de doctrinero, lo convierte en alguien que comercia con lo sagrado, para colmo en impostura. Por lo tanto cito sus palabras: responsabilidad grave. Bien grave.

Yo dije que si tengo o no

Yo dije que si tengo o no títulos es irrelevante, no reconocí falta de los estudios necesarios para lo que hago. Primer error.

Si he interpretado mal un texto del Magisterio, demuéstrelo. 

No me meto a exégeta. Me hago eco de las discusiones de personas que tienen probada autoridad en las materias que se tratan. No siempre las mencionano, casi siempre. Por otra parte, tenemos un problema extraordinario en la Iglesia: textos "magisteriales" que contradicen a textos magisteriales. Los primeros son novedosos, los otros contienen la doctrina apostólica. Esto debe discernirlo cualquier católico medianamente culto a riesgo de comprometer su Fe.  Ese es el propósito de Panorama Católico, colaborar en este discernimiento.

Diga cuándo hacemos con la doctrina lo que nos place, pruébelo o cállese. Eso se prueba, no solo se afirma.

Pido para sostener el sitio y darme más tiempo libre para trabajar en él. El que quiere da, el que no, no da. A nadie se le niegan los contenidos ni se lo agravia por no dar. Es libre. Y si es libre no tuerce el derecho de nadie. Su crítica no tiene fundamento.

Si yo "comercio con la doctrina", entonces doy la doctrina. Pero no, el comercio implica contraprestación. Te doy si me das. Yo doy. Y pido ayuda para dar. No niego a nadie la doctrina que es pública,  está al alcance de cualquiera que la busque. Más bien mi trabajo es de facilitador de ese camino de búsqueda.

Y cierro aquí este intercambio. Si no le gusta, no vuelva. Si le gusta, aplíquese a los temas y deje de lado mi persona. 

Lo que Vd. hace, estimado Moderador, definido desde la "contra"

Dejemos la palabra a los paganos, mi buen Moderador: ellos reivindican para sí mismos la posibilidad de hacer lo que usted hace, sin tener en cuenta la cuestión de hallarse licenciados para eso, o de no hallarse en dicha condición académica. En términos de estos adversarios, usted está

"activando nuevos focos de experiencia colectiva e innovación político-semántica que apuntan hacia algo que cabe calificar como un desbordamiento del discurso político-filosófico y, más específicamente, de sus formas y figuras de argumentación.

Semejante desbordamiento comporta, por lo menos, dos tipos de consecuencias. En primer lugar, desde dentro de la práctica académica, la toma de consciencia de aquello que en otros tiempos, por contraposición al riesgo de autorreferencialidad y clausura del pensamiento, se llamó la praxis o la intervención crítica sobre lo real. En segundo lugar y, en relación con el programa filosófico que autores como Foucault concibieron como ontología del presente, emerge la necesidad de pensar desde lugares teóricos distintos las relaciones entre lógicas de los sujetos y lógicas de la vida. /.../ términos como justicia, igualdad, universalidad, racionalidad, validez, normatividad o comunidad son sometidos en la actualidad a un exigente escrutinio, cuando no a una verdadera deconstrucción. A este respecto, no hay un criterio unánime en cuanto a la estrategia por seguir. Algunas posiciones teóricas convocan al abandono definitivo de la mayoría de estas categorías políticas, especialmente de las vinculadas de manera más directa a los ideales de la Ilustración, como las de racionalidad y normatividad.

 /.../ la progresiva crisis de legitimidad que se manifiesta hoy en las instituciones políticas modernas se acompaña del vaciamiento de sentido de tales categorías políticas tradicionales. Otras posiciones, en cambio, señalan la necesidad de perfeccionar, sin por ello abandonarlas, esas mismas categorías, dotándolas de nuevos contenidos a la altura del presente histórico y de sus desafíos, tanto conceptuales como prácticos.

En todo caso, la controversia actual sobre la crisis de representación, puesta de manifiesto en la insuficiencia de estos términos de la política que nos legó la Modernidad para dar cuenta de muchas de las nuevas escalas, agentes y dinámicas políticas, es una cuestión central para la filosofía contemporánea en general y no sólo política.

/.../ En este entramado se va haciendo patente el intento compartido de articular una nueva forma de pensar lo común/.../ las interrogaciones que emergen en la controversia contemporánea sobre la figura de la comunidad y el estatuto teórico de lo común son de un calado y alcance que tan sólo hemos comenzado a atisbar. Como suele suceder, la realidad camina unos cuantos pasos más adelante que nuestra mirada teórica y la crisis institucional, política y social que atravesamos nos marca en estos momentos un incierto camino de preguntas por perseguir, no sólo acerca de los lugares en los que ya hemos estado, sino sobre todo de aquellos que aún nos esperan."

Manuel Cruz y Alicia García Ruiz,
"Horizontes de lo común: sujetos y comunidades post-identitarios"
ISEGORÍA Nº 49, julio-diciembre 2013, pp. 373-376, ISSN: 1130-2097
doi: 10.3989/isegoria.2013.049.00
(la dirección de Red va al final)
------------------------------------------------
Para entender esto es menester recordar "aportes" tales como los de nuestra ya conocida Beatriz Preciado, y entender bien la palabrota "Queer". Dice la güiqui (pongo en castellano la palabra "gayo", que la güiqui usa impropiamente):

"La palabra queer o cuir tiene una tradición significante en inglés como "extraño" o "poco usual".

Es un término global para designar las minorías sexuales que no son heterosexuales, heteronormadas o de género binario.

En el contexto de la identidad política occidental, la gente que se identifica como queer suele buscar situarse aparte del discurso, la ideología y el estilo de vida que tipifican las grandes corrientes en las comunidades LGBT (lesbianas, putos, bisexuales y transexuales), que consideran opresivas o con tendencia a la asimilación.

Para Beatriz Preciado, este término trata de designar a un "movimiento post-identitario": en sus palabras trata de

    "Una posición de crítica atenta a los procesos de exclusión y de marginalización que genera toda ficción identitaria",

tanto dentro de sociedades heterosexuales como en la cultura sodomítica.

La utilización en referencia a la comunidad LGBT y los miembros que pertenecen a ésta ha modificado la definición y aplicación originales. Su empleo se considera polémico y ha sufrido cambios sustanciales a lo largo del siglo XX, al reclamarlo algunos putos, lesbianas, bisexuales y transexuales como una forma de autoafirmación. El término aún se considera ofensivo o despectivo por parte de la comunidad, y para otros es un término que sirve para describir una orientación sexual y/o identidad de género o expresión de género que no se conforma con la sociedad heteronormativa.

En algunos contextos se ha traducido al castellano como «torcido/a» (o «invertido»). Por ejemplo los queer studies anglosajones, a veces se traducen como «estudios torcidos»"
-----------------------------------------------------

Y como puede sernos útil para entender los problemas existenciales del adversario, copipasteo un texto sobre Beatriz Preciado, premiada y publicada con financiación del Ministro de Cultura de la Ciudad, Hernán Lombardi, a través de Mecenazgo Cultural  Buenos Aires, cuyo Consejo de Promoción está integrado por Natu Poblet (Presidenta), Marion Eppinger, Juan Manuel Beati, Lina del Carmen Cardoso, Astrid Obonaga y Daniel Desaloms... El texto ("testo" se refiere a una hormona que anhelan disponer en altas dosis, porque las mujeres tienen poca y los varones mucha) es gentileza de Marisol La Roja, otra criaturita de Dios aún perdida en el ciberespacio...
-------------

TESTO YONQUI. POST FEMINISMO.

“La testosterona, considerada por el discurso científico como una hormona ‘masculina’, es una droga política cuyo uso está regulado por las instituciones médicas y jurídicas. Si te han asignado sexo femenino en el nacimiento, como en mi caso, el único modo de acceder legalmente es declararse enfermo mental, “disfórico de género”, y entrar en un protocolo de reasignación de género. Mi último libro, Testo Yonqui, es precisamente el registro de una experiencia de administración voluntaria de testosterona en gel.”

En esas anda Beatriz Preciado (Burgos, 1970), sin lugar a dudas, una de las filósofas e investigadoras más importante de España en materia de género. Su Manifiesto Contra-sexual fue aclamado por la crítica que lo llamó el nuevo libro rojo de la teoría queer. Discípula de Derridá, hoy enseña teorías de género en la Universidad de París VIII

En la primera ola del feminismo se luchó por el derecho a voto, la educación y el trabajo. En la segunda ola estarían incluidos los feminismo de la igualdad y la diferencia y que generaron la crítica a la pornografía en lo que se llamó las guerras del sexo de los 80s. ¿Dónde nos encontramos actualmente?El feminismo la 1ª y 2ª ola se asentaban sobre un sujeto político ‘mujer’ cuyos perfiles eran muy claros. Hacia finales de los ‘80 emerge un feminismo crítico que cuestiona los límites de la noción ‘mujer’ como denominador común de un movimiento político. Afirmará que el género es una construcción cultural y dudará de que esas construcciones sean binarias y puedan actuar como bases de la acción política.El feminismo de la tercera ola, al que también podríamos denominar queer y postcolonial, va a desenmascarar el carácter blanco, heterosexual, de clase media de ese sujeto ‘mujer’ con el que trabajaba el feminismo hasta entonces. El resultado será la aparición de una multitud de voces disidentes (lesbianas, transexuales, mujeres no blancas, discapacitadas, etc.) que rechazan pensar la lucha política a partir de la oposición hombre/mujer apuntando a otras articulaciones de poder (hétero/homosexual, blanco/racializado, válido/discapacitado, bio/trans, etc.) como posibles vectores de opresión social.

¿Qué viene ahora? ¿Cuáles son las premisas del manifesto feminista actual?

Estamos en un momento extremadamente complejo e interesante: por una parte, seguimos trabajando en ciertos niveles en políticas de identidad que intentan restaurar desigualdades jurídicas y sociales históricas (trabajo, aborto, derechos de contrato matrimonial, filiación, etc.). Esto es inevitable, pero sería insuficiente, sin cierto feedback crítico; así que, por otra parte, hemos entrado en un proceso que podríamos denominar post-identitario o de crítica de los efectos normativos de toda identidad, tanto masculina como femenina, tanto heterosexual como homosexual.
Por eso hablamos de post-feminismo. No se trata de decir que hemos superado el feminismo; sino que, fuera de los discursos fáciles de oposición, estamos en un proceso de revisión, crítica y reconstrucción de las categorías con las que trabajábamos hasta ahora. Estamos inventando un sujeto político para el feminismo que no es exactamente ‘la mujer’ y creo que esto puede ser muy relevante para el futuro de este siglo. El reto es buscar nuevas articulaciones entre cuerpo, poder y placer que escapen a las estructuras normativas de género y sexualidad. La base de ese trabajo es llevar a cabo una crítica transversal (en términos de género, de raza, de sexualidad, de clase, de diferencia corporal) de la producción de la subjetividad en la sociedad contemporánea y eso es tarea de todos, no únicamente de aquellos cuerpos a los que se les asignó sexo femenino en el nacimiento.

¿Hay musas o ídolos en el post feminismo?

La feminista americana Donna Haraway dio la mejor respuesta a esta pregunta, dijo: “prefiero ser un cyborg que una musa”. (una rata de laboratorio en 1960 que se le dio el carácter de invento para crear un ser superior).
Limitada por el rol que le da la erótica heterosexual, “la musa se vuelve sujeto político cuando se da cuenta que en realidad es un artefacto social y políticamente construido y decide intervenir ese proceso de construcción. Así que habrá que abandonar la posición de musa en beneficio de una posición más humilde, pero políticamente más activa, que sería la de sabia rata de laboratorio”.
Por supuesto, existe la súper rata del post feminismo o del feminismo queer, por decirlo de algún modo. Algunos ídolos queer: la propia Donna Haraway y Judith Butler en el ámbito teórico; Annie Sprinkle, actriz porno feminista y diva del movimiento postporno; el artista transgénero Hans Schreil, la drag queen Vaginal Davis…y en nuestro territorio…por qué no, se me ocurre que un buen ídolo-cyborg podría ser Manuela Trasobares.

¿Podrías dar un decálogo arte imprescindible para la feminista del siglo XXI?

No hay decálogo. Las referencias serían tan amplias y cruzadas como Monika Treut, Bruce LaBruce, Steven Cohen, Shu Lea Cheang, Alison Bechdel, Wangechi Mutu… Atravesarían la performance, el activismo, la pornografía, el cine documental… Creo que precisamente lo que está ocurriendo en el arte contemporáneo, en parte como efecto del impacto político del feminismo y de los movimientos postcoloniales y de liberación sexual, es que estamos repensando la práctica artística desde el punto de vista de la construcción de los modelos de género, raciales y sexuales. Ya no se trata de buscar una aguja femenina en un pajar de maestros, de encontrar nombres de mujeres en la historia del arte, sino de desestabilizar los modos de hacer y de mirar, de exponer y de archivar. Esta es una micro-revolución en marcha, imparable, aunque no le guste a todo el mundo. En todo caso, somos muchos los que estamos intentando imaginar una nueva gramática. De eso hablaré en el curso del Macba, precisamente.

Ví una conversación muy entretenida entre tú y Jodorowsky y me gustó mucho algo que comentabas que ahora estabas más interesada en la experimentación, en salir del ámbito rígido de la filosofía.
¿cómo ha sido ese proceso? ¿qué cosas te ha a portado?

Mi último libro, Testo Yonqui, es precisamente el registro de una experiencia de administración voluntaria a base de Testosterona en gel. Pero no creo que sea salir de la filosofía, sino conectar con una tradición presente en la modernidad filosófica de pensadores a los que yo denomino “autocobaya” que utilizan su propios cuerpos como plataformas de experimentación política. Me estoy refiriendo, por ejemplo, a Freud que a finales del siglo XIX escribe un ensayo sobre su experiencia con la cocaína, o a Benjamin cuando hace del haschisch un vehículo de experimentación estética y de transformación de la subjetividad.Hoy, la testosterona, considerada por el discurso científico como una hormona “masculina”, es una droga política cuyo uso está regulado por las instituciones médicas y jurídicas. Si te han asignado sexo femenino en el nacimiento, como en mi caso – una asignación normativa y con la que no me identifico- el único modo de acceder legalmente a la testosterona es declararse enfermo mental, “disfórico de género”, y entrar en un protocolo de reasignación de género. El libro supone un rechazo de este contrato estatal y de sus formas de pensar el cambio de sexo y una crítica de las técnicas políticas de regulación y control del cuerpo y la sexualidad. Pero no es un proceso individual, precisamente por ello me parecía importante hacer pública esta experiencia. Existen de hecho varios grupos de disidentes de género en el estado español, como la Guerrilla Travolaka (activos en Barcelona, por ejemplo). Se trata de comenzar a mirar nuestras identidades como ficciones políticas restrictivas y de inventar colectivamente nuevas formas de afecto, placer y filiación.

Este año es el centenario del nacimiento de la Beauvoir, ¿cómo se ve su figura y su símbolo dentro del feminismo actualmente ?

La obra de Simone de Beauvoir ha tenido una importancia fundamental en el desarrollo del feminismo como teoría crítica y como pensamiento de transformación social. Con Beauvoir emerge por primera vez la posibilidad de entender la masculinidad y la feminidad como construcciones históricas y culturales, como estructuras políticas de dominación. Pero De Beauvoir es un personaje muy complejo, que a pesar de su centralidad es todavía mal conocido. En su obra, más en sus silencios y en sus ausencias que en los momentos afirmativos, están contenidos ya de algún modo los puntos de ruptura del feminismo que aparecerían solamente a finales del siglo XIX. De Beauvoir existió intelectualmente a la sombra de Sartre y aceptó esa situación sin oponer ninguna resistencia crítica. Sin embargo, hoy, retrospectivamente, creo que la obra de Beauvoir ha marcado de un modo mucho más drástico el futuro de la filosofía y de los movimientos políticos que laSartre. Si volvemos a leer hoy sus memorias en tres tomos que recorren toda su vida – y son además un diario político del siglo XX- desde su juventud hasta su muerte, observaremos que De Beauvoir se esfuerza por establecer una narración de sí misma como mujer heterosexual liberada que rechazada el matrimonio burgués, la reproducción sexual y la familia, ocultando otros aspectos de su vida que podrían haber comprometido la imagen de Sartre-Beauvoir como “la pareja intelectual de izquierda” más importante de la postguerra. Creo que uno de los silencios que acaba por estructurar la obra de De Beauvoir, dejando una huella, como un negativo, es el que se refiere a sus relaciones lesbianas, por ejemplo. No olvidemos que De Beauvoir no vivió nunca con Sartre, sin embargo sí compartió su vida con varias mujeres e incluso adoptó legalmente como “hija” a su última amante para que ésta pudiera ser su legataria. Pero esta historia está todavía por escribir.

Entrevista de Marisol La Roja
-----------

Fuentes de doctrina afín o comentario relacionado:

]]>http://memes-feministas.tumblr.com/]]>

"Algunos apuntes sobre nuevo pensamiento latinoamericano":
]]>http://www.bibliotecafragmentada.org/algunos_apuntes_sobre_nuevo_pensami...]]>

" La caca y el signo. Minimanifiesto Escatológico":
]]>http://www.bibliotecafragmentada.org/minimanifiesto-escatologico/]]>

     
"Niño: artefacto biopolítico que permite normalizar al adulto":
]]>http://panoramacatolico.info/articulo/estatua-al-demonio-en-oklahoma#com...]]>

 

Manuel Cruz y Alicia García Ruiz,
"Horizontes de lo común: sujetos y comunidades post-identitarios"
ISEGORÍA Nº 49, julio-diciembre 2013, pp. 373-376, ISSN: 1130-2097
doi: 10.3989/isegoria.2013.049.00
]]>http://isegoria.revistas.csic.es/index.php/isegoria/article/download/827...]]>

Con todo respeto, pero

Con todo respeto, coincido con ud. en lo sustacial, pero me siento agredido: ¿qué problema tiene con mi nombre? Por otra parte, si lee mi cometario, que es el primero que ingreso en esta página, verá que discrepa con el del moderador. Ahora, ¿por qué llamar zalamería y despropósito inefable a un comentario vertido con respeto, y, creo, obediencia filial a la Iglesia? Ud. también comenta y en un tono áspero y sin cabal conciencia de lo que dice, no entiendo por qué lo del chanterío no sería aplicable entonecs también a ud.

Saludos cordiales y buen 2014.

A Pedro Damían. En mi

A Pedro Damían. En mi comentario aclaré que el suyo era bienintencionado. Pero usar nombres eminentes como propios, amén del bautismal que sí ya lo es por razón evidente, vale al entrar en religión por ejemplo. Pero no es digno de los juegos de internet. Tiene razón en destacar mi aspereza, que la tengo, por la indignación que da ver la ligereza y las dichas zalamerías y despropósitos en materias tan graves. Casi juegos de cholulismo con las cosas sagradas. Ud. no queda incluido en esos calificativos, pues su opinión es respetable. Sólo cité como ejemplo su alias. Mantener el anonimato en estos foros de pubiicidad ingobernable es bien lícito. Pero el recurso a alias es artificio cuando se trata de invenciones rebuscadas y también de nombres eminentes. Elogio sí su devoción por el gran biógrafo de Romualdo y solitario de Fonte Avellana.

No soy Pedro Damián, pero lo

No soy Pedro Damián, pero lo suyo ya llega a nivel de pelmazo. Y lo digo en beneficio de Pedro Damián que me ha criticado. Uno elige seudónimos para identificarse en internet por admiración, no porque se considere al nivel de la persona aludida. No sea idiota. Y si no lo puede evitar, vaya a serlo a otro lado.

Sinceramente nose a que

Sinceramente nose a que Iglesia se refiere cuando habla... La unica Iglesia de Jesucristo tiene por sumo pontifice a Francisco, gloriosamente reinante mal que le pese a Ud. Esa Iglesia celebra el rito latino en su dos formas junto con los restantes ritos aprobados existentes en la Iglesia, con los cuales ella se ve enriquecida a lo largo de los siglos (de más esta informarle que no siempre se celebró el rito tridentino). 

Quien teniendo posibilidad de asistir a la Santa Misa y no lo hace comete pecado grave. Acaso ud. sabe más que el magisterio de la Iglesia? o que Santos como el Padre Pio de Pietrelcina quien llegó a celebrar el novus ordo??

Guardese de la soberbia y al juzgar al projimo (más aún a la Iglesia y al romano pontifice!!!) recuerde que Ud. también sera juzgado....

 

Pío de Pietrelcina no celebró el novus ordo

Su cura del barrio le hizo una mala catequesis. El novus ordo comenzó a utilizarse en 1970 y el padre Pío murió dos años antes.

Ahora bien el ejemplo es bueno. Ya en 1965 salió un Misal que pretendía recoger los aportes conciliares (era una suerte de prototipo para el novus ordo) y el padre Pío se negó a usarlo y siguió usando el Misal Tradicional (San Josemaría también siguió celebrando la Misa Tradicional pese a que sus hijos usaban el novus ordo).

El padre Pío es un buen ejemplo, pero si se usa en el sentido histórico correcto.

Eso es lo malo de combinar la poca formación y la prepotencia. Le aconsejo que lo evite en el futuro.

Luis Alberto Salvatierra.

El ejemplo, sin embargo, es

El ejemplo, sin embargo, es correcto. Fue el Card. Lercaro quien entregó en propias manos al P. Pío el indulto de Paulo VI que lo eximía, a su pedido, de celebrar la misa nueva ya en discusión aunque aún no se hubiese promulgado. Y Los cambios anteriores. Esto fue durante el propio Concilio, porque -Yves Chirón recuerda en su biografía del P. Pío con base documental- el santo le dijo al cardenal, en la misma ocasión: "Ese concilio... termínenlo de una vez".

No le pongo fecha exacta porque ahora no puedo ir a consultar la fuente, que algún lector tendrá la bondad de precisar. 

Vayan a la Misa N.O. igual

Si quiere ser cismático en la práctica, no vaya nunca a una Misa celebrada según el N.O., ni siquiera en esas circunstancias. Ahora, esto es ser un cismático práctico, y nada lo dispensa del precepto. Y pensar que lo puede suplir con devociones... sin comentarios.

Pedro Damián

O permanezcan en oración durante el tiempo debido...

Así que nada dispensa del precepto. Notable. 

No obliga a quienes estén legítimamente impedidos. El Catecismo de la Iglesia Católica recuerda que “los fieles están obligados a participar en la Eucaristía los días de precepto, a no ser que estén excusados por una razón seria (por ejemplo, enfermedad, el cuidado de niños pequeños)” (n. 2181). Otros ejemplos serían el de aquellos que legítimamente trabajen el domingo (policías, médicos, etc.) o quienes viven en un lugar en el que no se celebra la Misa. En estos casos el canon 1248 § 2 indica:

Canon 1248 § 2: Cuando falta el ministro sagrado u otra causa grave hace imposible la participación en la celebración eucarística, se recomienda vivamente que los fieles participen en la liturgia de la Palabra, si ésta se celebra en la iglesia parroquial o en otro lugar sagrado conforme a lo prescrito por el Obispo diocesano, o permanezcan en oración durante el tiempo debido personalmente, en familia, o, si es oportuno, en grupos familiares.

Estas son citas del nuevo CDC y del Catecismo de la Iglesia Católica. 

 

 

Creo que es claro que dije otra cosa

Creo que es claro que dije que nada lo dispensa en el contexto que ud. señaló (vacaciones, falta de V.O., etc.), no que no existe dispensa posible. Ud. tiene su opinión y yo la mía respecto del sentido de participar en una Misa N.O., sé que no voy a hacelo cambiar de opinión, así que el intercambio quedará así, estimo.

Saludos, y creo que no hacía falta tanta letra en negrita, porque, repito, nuestra discrepancia no pasaba por alí.

Pedro Damián

En tal caso, estimado Pedro,

En tal caso, estimado Pedro, retiro la negrita. Lo he interpretado mal. 

Lo de cismático le rogaría también que lo retire, porque es ofensivo y no tiene ningún sustento. Nadie niega la primacía pontificia, etc. Se cuestiona un rito inventado. El papa tiene el poder legal de promulgar una reforma, no un nuevo rito. No tiene el poder para transformar la liturgia en algo a su capricho. Más le cabría a él el mote de cismático que a mí, en todo caso. 

Lo que yo planteo no es mi capricho: es una cuestión debatida en la Iglesia en los últimos 50 años por gente notable. Y los resultados del cambio de rito son desastrosos, como resulta obvio. La gente ya no sabe qué es la FE, no sabe los mandamientos ni tiene el menor deseo de cumplirlos, no sabe lo que es un dogma ni a qué obliga...  no sabe nada. Entre la gente incluímos a gran parte del clero, el más joven en particular.

ESE es el resultado del cambio litúrgico. Ha demolido la FE. Lex orandi... etc. Las dudas doctrinales nacen del Concilio, pero nadie lee el Concilio. Los fieles aprenden la doctrina del cura y de la liturgia, además del ejemplo paterno. Todo, liturgia, cura y ejemplo paterno están destruidos.

No me lo puede negar sin negar lo evidente. 

Atte.

Discrepancia

Marcelo, entiendo sus razones pero permítame decirle que discrepo con Ud. en este juicio prudencial.

Por ejemplo, estando de vacaciones, y sin Misa tradicional posible, prefiero mil veces santificar el Domingo (y cumplir el precepto) concurriendo a una Misa Novus Ordo celebrada con espíritu tradicional (que las hay, convengamos que es una caricatura -eficiente desde el punto de vista de la causa que defendemos- pero caricatura al fin, presentar la dicotomía entre Misa Tradicional y Novus Ordo con las escenas que ilustran esta entrada), es decir, estar en una Iglesia arquitectónicamente bella, escuchar una música aceptablemente sagrada, un excelente sermón edificante y piadoso, comulgar arrodillado de manos de un sacerdote cuya ortodoxia e intención es imposible poner en duda; a quedarme en mi casa en Domingo a rezar el rosario o hacer algún ejercicio de piedad, sin lugar adecuado para hacerlo, sin "atmósfera" espiritual en un clima de veraneo, etc. Resumiendo, desde el punto de vista de mi piedad personal encuentro muchísimo mayor fruto espiritual concurriendo a una Misa Novus Ordo "tradicional" que quedándome en mi casa. Por supuesto que estas Misas no abundan, pero existir, existen (doy fe, pues he crecido desde mi juventud en sectores conservadores, muy cuidadosos de la liturgia). No encuentro "peligro" para mi fe, al contrario.

Desde mi humilde opinión, desde el sector tradicional tendemos a generalizar y a englobar en una misma bolsa a todas las celebraciones Novus Ordo, como si todas se hicieran con payasos. Nadie está dudando aquí de las enormes deficiencias y peligros que tiene la MIsa nueva, y de la obvia superioridad de la Tradicional, pero hay ciertas actitudes, demasiado rígidas en este aspecto, que a mi modo de ver representan un peligro de cierto "sectarismo".

Es una opinión, simplemente.

M.M.

 

Yo

Yo no tengo vacaciones. Yo no tengo trabajo. Yo no asisto habitualmente a Misa por el Rito Tradicional, y tengo claro que para una persona como yo, que ha dicho "yo", tan seguido en tan poco tiempo , no es mi camino ;veo que es un camino trufado para la soberbia. Yo. Pero no soy quien para juzgar. Yo. Le dejo este video de un sacerdote explicando cosas, como que la primera misa fué en agonía, la Crucifixión de Dios mientras su Madre Santísima, la presenciaba ,corredimiendo, en medio de blasfemias e insultos  .

Lo curioso es que la Misa Tradicional- la verdadera, aclaro-,no sirve a los asistentes habituales con trabajo y vacaciones para darse cuenta de que Bergoglio no es Papa.Me pregunto por qué. Yo.

 

De todas maneras el caso de Argentina debe de ser especialmente cutre, de hecho , es el país del que procede el Falso Profeta. No es casualidad.

 

]]>http://www.fatherpaulnicholson.com/homilies/showhomily.php?track_ident=A2-O-02-2-2014-01-20]]>

 

Filomena de Pasamonte

Asi es, tal cual, procede de

Asi es, tal cual, procede de Argentina, igual que procede de Polonia el que premitió que crezcan como hongos esa clase de clero.

Para Filomena: "La symbolique de la Messe" (en francés, sorry)

No lo tengo en castellano, pero es un libro de 1961 (reeditado en agosto de 2013) que quizás le diga cuánta razón tiene, y que además la reconstrucción de la Pasión no exige más pasión que la nuestra al tomar parte. No hacen falta legionarios ni granaderos, sino hacerla nuestra, para darle sentido a nuestro existir. Ah, y eso sí, la gracia de lograrlo. Para lo cual el rito se articula indesarticulablemente con la intención. Ojalá pueda leer francés;

]]>http://www.pdfarchive.info/pdf/P/Ph/Philippe_Marie-Dominique_-_La_symbol...]]>

NB: ¿qué significa "cutre"?

 

Cutre es miserable, avaro.

Cutre es miserable, avaro.

Según parece, la misa

Según parece, la misa tradicional asegura la prosperidad...No, Filomena, eso es para los puritanos y cuaqueros.

Lo importante no es la

Lo importante no es la "fenomenología", sino el rito. Es imposible decir qué provecho lleva cada uno. Yo hablo del resultado de décadas de novus ordo. Los sectores conservadores se han desplazado cada vez más hacia el modernismo casi sin darse cuenta. Si no en la doctrina (que también, porque ponen en discusión lo que nunca se ha discutido) a veces sí en el espíritu de la liturgia. 

Generalmente reniegan de lo que ven y oyen, rara vez pueden comulgar de rodillas, deben sufrir el saludo de la paz y así, ¿con qué disposición se santifica la fiesta? Tampoco acepto la teoría de los que "se sacrifican para obedecer". Lo que la Iglesia manda no puede ser malo. No hay obediencia verdadera en asistir a un rito ambiguo medio protestante. Solo obediencia material a una ley positiva que, además, prohibe casi todo lo que se hace. En fin...

Tampoco dije que no se pueda ir a una hermosa iglesia a santificar la fiesta, solo que fuera del horario de misa. 

Pruebe y verá que después de la debida desintoxicación las cosas aparecen bien claras.

No haga clic