Aclarando la confusión de la Sra. Eden / Clarifying Ms. Eden's Confusion

Considero que debo dar una versión en inglés del artículo que tanta polémica produjo

A propósito del confuso revuelo que levantó la nota de la periodista norteamericana Dawn Eden, del que damos cuenta en otra parte, algunos amigos me proponen aclarar mi posición sobre el Holocausto.

Soy enemigo de las aclaraciones cuando lo que se ha dicho es suficientemente claro. Es decir, cuando aclarar oscurece. Pero también soy consciente de que el tema es mediáticamente complicado y más allá de las intenciones de la Sra. Eden, temo que si no se hace un esfuerzo de comprensión, se termine fogoneando una polémica estéril.

Por lo tanto, aclaro, o más bien reitero que yo tengo la convicción de que el Holocausto (entiéndase, la muerte de millones de judíos en campos de concentración, o camino a ellos, durante la Segunda Guerra Mundial) es un hecho de incontrastable historicidad. Quedan en el terreno académico -del que me abstengo porque no soy historiador- otros aspectos.

Pero como el propósito de Panorama Católico es la defensa de la Fe, reitero que quienes dicen que “no se puede ser católico y negar el holocausto” dicen algo erróneo. Y quienes dicen que “no se puede ser católico y aceptarlo” dicen algo igualmente erróneo. Porque lo que se opine sobre el tema no es materia de Fe. Otros aspectos ya fueron tratados en el artículo original.

 

Clarifying Ms. Eden's Confusion

Regarding the confusing turmoil created by the note of American journalist Dawn Eden, which we mention elsewhere, some friends have asked me to clarify my position on the Holocaust.

I am an adversary of clarifications when what was said is sufficiently clear. That is, when clarifying obscures things. But I am also conscious that the subject is mediatically complex and, above the intentions of Ms. Eden, I am afraid that, if an comprehension effort is not made, sterile polemics end up being stoked.

For this reason, I clarify, or rather I reiterate that I am convinced that the Holocaust (that is, the death of millions of Jews in concentration camps or on their way to them during the Second World War) is a fact of uncontested historicity. Other aspects - of which I cannot speak, because I am no historian - remain in the academic sphere.

But since the purpose of Panorama Católico is the defense of the Faith, I reiterate that those who say that "one cannot be a Catholic and deny the holocaust" affirm something erroneous. And that those who
say "one cannot be a Catholic and accept it" affirm something equally erroneous. Because whatever one says about the subject is not a matter of Faith. Other aspects were treated in the original article.

 

See English version here

 

Twittet

Marcelo González

Se percibe un cierto temblor de mitras. El optimismo y la componenda comienzan a desdibujarse. Parece que no alcanza con dejarles el campo libre y ponerse a un costado. Cuando ocupen el campo vendrán a degollar a los que estén mirando resignados al discurrir inevitable de los tiempos. Es de manual: los tibios le venden la soga a los revolucionarios, que los van a linchar con esa misma soga (Lenin dixit).

Editor y Responsable

En pocas palabras: Pilatos era un pagano, o sea que había en él semillas de verdad, y de hecho se interesó en el tema, porque le preguntó a Jesús “¿qué es la verdad?” Y Jesús no le contestó. No le contestó… no quiero criticar, pero… Encima después lo amenazó con mandarle no se cuántas legiones de ángeles. Tampoco Pilatos podía dejar que atropellen así como así su autoridad. El tema es complejo. Jesús no se dejó ayudar, puso peros todo el tiempo.

Editor y Responsable

Pagaba poco porque era una fija. El caballo del comisario. Sorprende por sabido. Muchos no terminaban de creer que este personaje, abismalmente por debajo de los requisitos básicos para ocupar el cargo, podría finalmente ser elevado a esta dignidad. Una verdadera indignidad. Aguer, a su lado, es San Pío X. No es una comparación exagerada. Lo sería si le quitáramos “a su lado”.

El líder cocalero Evo Morales, presidente -con aspiraciones a la eternidad- de la República de Bolivia acaba de felicitar el neocardenal designado por Francisco, nacido, criado y ejercido en esa tierra altiplana. Se trata de Mons. Toribo Ticona, retirado ya y gozando de la paz familiar con su esposa, hijos y nietos.

Prof. Roberto de Mattei

Querer convertir a aquella Iglesia valerosa, dispuesta siempre a vivir al pie del cañón, en una sociedad de cobardes que viven escondidos por vergüenza o por pusilanimidad, sería un ultraje a su virtud. Eran plenamente conscientes de su deber de conquistar el mundo para Cristo, de transformar según la doctrina y la ley del Divino Salvador la vida privada y la pública, donde debía nacer una nueva civilización, surgir otra Roma sobre los sepulcros de los dos Príncipes de los Apóstoles. Y lograron su objetivo.

Juan Lagalaye
Hace dos meses, en esta misma página, aludí a la fundación de la Argentina, señalándola en la primera misa celebrada en su actual territorio -Bahía San Julián- el Domingo de Ramos del 1520. Hoy, en la fiesta de la Santísima Trinidad, entiendo que es necesario evocar la fundación de nuestra ciudad ubicándola en la circunstancia litúrgica en que lo fue en el 1580 y que de de ella recibió el nombre, auspicio que a pesar de todas sus miserias mantiene vigencia.
Marcelo González

En un artículo titulado “La Gran Comedia de “la Vida” publicado el 27 de febrero de este año expresé mis reservas a lo que creo es como mínimo un enfoque equivocado al desafío de las ideologías feministas, abortistas, de género, etc. En particular contra el aborto, cuando se anunciaba una marcha que resultó multitudinaria, extraordinaria y sorprendente, una marcha que demostró que el rechazo al aborto es muy fuerte en la sociedad argentina.