Aclarando la confusión de la Sra. Eden / Clarifying Ms. Eden's Confusion

Considero que debo dar una versión en inglés del artículo que tanta polémica produjo

A propósito del confuso revuelo que levantó la nota de la periodista norteamericana Dawn Eden, del que damos cuenta en otra parte, algunos amigos me proponen aclarar mi posición sobre el Holocausto.

Soy enemigo de las aclaraciones cuando lo que se ha dicho es suficientemente claro. Es decir, cuando aclarar oscurece. Pero también soy consciente de que el tema es mediáticamente complicado y más allá de las intenciones de la Sra. Eden, temo que si no se hace un esfuerzo de comprensión, se termine fogoneando una polémica estéril.

Por lo tanto, aclaro, o más bien reitero que yo tengo la convicción de que el Holocausto (entiéndase, la muerte de millones de judíos en campos de concentración, o camino a ellos, durante la Segunda Guerra Mundial) es un hecho de incontrastable historicidad. Quedan en el terreno académico -del que me abstengo porque no soy historiador- otros aspectos.

Pero como el propósito de Panorama Católico es la defensa de la Fe, reitero que quienes dicen que “no se puede ser católico y negar el holocausto” dicen algo erróneo. Y quienes dicen que “no se puede ser católico y aceptarlo” dicen algo igualmente erróneo. Porque lo que se opine sobre el tema no es materia de Fe. Otros aspectos ya fueron tratados en el artículo original.

 

Clarifying Ms. Eden's Confusion

Regarding the confusing turmoil created by the note of American journalist Dawn Eden, which we mention elsewhere, some friends have asked me to clarify my position on the Holocaust.

I am an adversary of clarifications when what was said is sufficiently clear. That is, when clarifying obscures things. But I am also conscious that the subject is mediatically complex and, above the intentions of Ms. Eden, I am afraid that, if an comprehension effort is not made, sterile polemics end up being stoked.

For this reason, I clarify, or rather I reiterate that I am convinced that the Holocaust (that is, the death of millions of Jews in concentration camps or on their way to them during the Second World War) is a fact of uncontested historicity. Other aspects - of which I cannot speak, because I am no historian - remain in the academic sphere.

But since the purpose of Panorama Católico is the defense of the Faith, I reiterate that those who say that "one cannot be a Catholic and deny the holocaust" affirm something erroneous. And that those who
say "one cannot be a Catholic and accept it" affirm something equally erroneous. Because whatever one says about the subject is not a matter of Faith. Other aspects were treated in the original article.

 

See English version here

 

Twittet

Editor y Responsable

Parece necesario recordar este excelente artículo sobre las promesas del Sagrado Corazón (devoción de los nueve primeros viernes de mes) que ya hemos publicado. Y recordar también que junto con las promesas del Inmaculado Corazón de María (devoción de los cinco primeros sábados de mes) constituyen un mismo mensaje de Misericordia Divina a la humanidad descarriada.

Editor y Responsable

Las perspectivas de un fin exitoso del Pontificado de Francisco (según sus propios criterios de éxito) parecen complicarse mucho.

Editor y Responsable

Como es público, en los últimos meses ha habido una serie de debates dentro de la FSSPX. El tema es, más allá de ciertas cuestiones ocasionales, la diferencia de criterios sobre la legitimidad de aceptar una regularización canónica y sobre la oportunidad de hacerlo en este momento.

Editor y Responsable

Si se lee atentamente la Secuencia de la misa de Corpus Christi uno se sorprende de oír a Santo Tomás de Aquino refutando Amoris Laetitia.

Marcelo González

La crítica es un necesario ejercicio de la razón, en cuanto se haga según la prudencia. No sobre materias o personas que nos exceden en rango o calidad intelectual. No sobre intenciones ocultas. No basados en nuestra propia autoridad. Sino más bien, sobre temas en los que tenemos la obligación de discernir, allí donde tenemos competencia y nuestro juicio puede ayudar.

P. Jean-Michel Gleize

Dos puntos hay que distinguir en esta discusión: la licitud de cooperar con un papa modernista y la oportunidad de recibir un reconocimiento canónico de él. Aquí un artículo del P. Jean-Michel Gleize en que toma posición fuertemente en el debate.

Marcelo González

Cualquier aparato doméstico contemporáneo hubiera causado una sorpresa enorme a un hombre medieval. Debemos perdonarles su ingenuidad. A la inversa, cualquier catedral medieval debería causar una enorme conmoción al hombre moderno. No es tan fácil perdonarle su indiferencia.

Es que la catedral es un lugar edificado con un propósito que el hombre moderno, en su presunta sabiduría, ignora. Es un lugar de culto. El ignora qué es un lugar de culto porque ignora qué es el culto. Algo debido a Dios, pero ¿qué es Dios, si acaso existe?