Argentinos por los Chicos

Marcha por la Familia Argentina el 13 de julio

Después de que se lanzara con toda virulencia la propuesta de la ley de homomonio (o putimonio) en el Congreso Nacional argentino, y pasara casi al galope por la Cámara de Diputados, la pelea se da ahora en Senadores.

La actitud oficial de la Iglesia ha sido hasta ahora tibia. Poca presión política, declaraciones vagas o argumentaciones que no pasan del plano natural.  O meramente legal.  Es cierto, la aprobación de esta ley infringiría gravemente la Constitución Nacional, y ciertamente el Código Civil, con connotaciones legales inpredecibles. Pero esta línea argumentativa no puede ser la principal objeción en boca de los obispos. Ellos son los sucesores de los Apóstoles, los representantes de Cristo a la cabeza de cada una de las iglesias particulares que están bajo su cuidado pastoral.

Frases tan lavadas como (quienes promueven el matrimonio entre homosexuales, aunque sean católicos y aún sacerdotes) “no representan el sentir de la Iglesia”  desaniman al más fervoroso militante. Por otro lado, ante las convocatorias a manifestarse en contra, hasta hace poco tiempo los obispos argentinos han permanecido en silencio o han recomendado abstenerse, prohibiendo, por cierto, cualquier representación oficial de la Iglesia en dichos actos. El resultado ha sido el protagonismo de los evangélicos, que con su característico fervor militante, llevaron la bandera de esta causa en los primeros escarceos públicos.

Es probable que Roma haya hecho saber a la Conferencia Argentina de Obispos que le desagradaba tanta pasividad, y ahora los prelados, aún los que hace poco se oponían, permiten y hasta alientan la participación de católicos en las audiencias públicas y en las manifestaciones.

Gracias a esto y a la resolución de los católicos más fervorosos, se está organizando una manifestación para el día 13 de julio, que será amplia, aunque dirigida por organizaciones católicas y con banderas católicas.

La Convocatoria vía Facebook se extiende notablemente. ¿Querrá algún obispo u obispos ponerse a la cabeza de este movimientos de seglares? Veremos. En general miden cada paso y la intrepidez no caracteriza a nuestros prelados. Dios quiera que sea este momento, esta frontera más allá de la cual ya no quedan muchas benderas más que entregar al enemigo de Cristo, que sea esta oportunidad la que motive a algún obispo a asumir la representación orgánica del rechazo a este horroroso engendro moral y legal.

Ciertamente, no tengo muchas esperanzas, así de rígido es el cerrojo que ata las decisiones individuales de los prelados argentinos al esquema burocrático de la Conferencia Episcopal. En definitiva, a la voluntad de su miembro más influyente.

Sin embargo, un solo desafío a este sistema casi sectario pondría por tierra las dos décadas de inmovilismo y por los cielos las esperanzas de una feligresía ansiosa de ser dirigida en la lucha por sus jefes naturales.

Twittet

Marcelo González

Don Davide (con acento en la a), o sea el P. Pagliarani, es el nuevo Superior General de la FSSPX. Mucha gente se pregunta de dónde salió. ¿Qué significa esta promoción inesperada de un cura raso a la máxima jerarquía? Otros, menos informados todavía, señalan un desorden inaceptable: ¿desde cuándo un simple presbítero va a ser superior de obispos? Estos lefebristas están todos locos.

Marcelo González

Se percibe un cierto temblor de mitras. El optimismo y la componenda comienzan a desdibujarse. Parece que no alcanza con dejarles el campo libre y ponerse a un costado. Cuando ocupen el campo vendrán a degollar a los que estén mirando resignados al discurrir inevitable de los tiempos. Es de manual: los tibios le venden la soga a los revolucionarios, que los van a linchar con esa misma soga (Lenin dixit).

Editor y Responsable

En pocas palabras: Pilatos era un pagano, o sea que había en él semillas de verdad, y de hecho se interesó en el tema, porque le preguntó a Jesús “¿qué es la verdad?” Y Jesús no le contestó. No le contestó… no quiero criticar, pero… Encima después lo amenazó con mandarle no se cuántas legiones de ángeles. Tampoco Pilatos podía dejar que atropellen así como así su autoridad. El tema es complejo. Jesús no se dejó ayudar, puso peros todo el tiempo.

Editor y Responsable

Pagaba poco porque era una fija. El caballo del comisario. Sorprende por sabido. Muchos no terminaban de creer que este personaje, abismalmente por debajo de los requisitos básicos para ocupar el cargo, podría finalmente ser elevado a esta dignidad. Una verdadera indignidad. Aguer, a su lado, es San Pío X. No es una comparación exagerada. Lo sería si le quitáramos “a su lado”.

El líder cocalero Evo Morales, presidente -con aspiraciones a la eternidad- de la República de Bolivia acaba de felicitar el neocardenal designado por Francisco, nacido, criado y ejercido en esa tierra altiplana. Se trata de Mons. Toribo Ticona, retirado ya y gozando de la paz familiar con su esposa, hijos y nietos.

Prof. Roberto de Mattei

Querer convertir a aquella Iglesia valerosa, dispuesta siempre a vivir al pie del cañón, en una sociedad de cobardes que viven escondidos por vergüenza o por pusilanimidad, sería un ultraje a su virtud. Eran plenamente conscientes de su deber de conquistar el mundo para Cristo, de transformar según la doctrina y la ley del Divino Salvador la vida privada y la pública, donde debía nacer una nueva civilización, surgir otra Roma sobre los sepulcros de los dos Príncipes de los Apóstoles. Y lograron su objetivo.

Juan Lagalaye
Hace dos meses, en esta misma página, aludí a la fundación de la Argentina, señalándola en la primera misa celebrada en su actual territorio -Bahía San Julián- el Domingo de Ramos del 1520. Hoy, en la fiesta de la Santísima Trinidad, entiendo que es necesario evocar la fundación de nuestra ciudad ubicándola en la circunstancia litúrgica en que lo fue en el 1580 y que de de ella recibió el nombre, auspicio que a pesar de todas sus miserias mantiene vigencia.