Bautizaron a los "hijos" de un travesti en el Santísimo Sacramento

Una de las más tradicionales basílicas de Buenos Aires

En el día que Paul Alexander e Isabella cumplen un año, los mellizos de la conductora de La Pelu recibieron el santísimo sacramento en una de las iglesias más lujosas de la ciudad de Buenos Aires. Por la noche, los festejos serán en el Hotel Alvear, en Recoleta, informó el diario Crónica.

Otro momento emotivo en la vida de Florencia de la V. La “propietaria” de “La Pelu”, en Telefe, bautiza a sus pequeños Paul Alexander e Isabella en la Basílica del Santísimo Sacramento y lo hizo con todo su estilo.

El diario Crónica, en exclusiva, te cuenta algunos detalles de este especial bautismo, incluso el padre que especialmente vendrá de otra iglesia para oficiar la ceremonia en la mañana de este sábado.

La idea de Florencia de poder bautizar a sus hijos el día que celebren su primer año de vida (nacieron el 25 de agosto de 2011) finalmente se concretó, pero para ello debió pasar por la negativa de algunas iglesias antes de poder concretar su sueño.

En una charla de amigos, la actriz no podía ocultar su preocupación por la cercanía de la fecha y todavía no tenía lugar para poder concretar el bautismo de sus hijos, ya que en la Parroquia Basílica de San Nicolás de Bari, en Barrio Norte, y en la Iglesia del Pilar, en Recoleta, no permitieron que la actriz pueda concretar su deseo. ¿Los motivos? El cambio de sexo de Florencia.

La actriz en cuyo documento figura Florencia Trinidad no esta bautizada como mujer, sí lo esta como hombre cuando su nombre era Roberto Carlos Trinidad. Uno de los requerimientos de las iglesias era que los padres de los niños sean bautizados.

La intención de Florencia y Pablo era, también, realizar la ceremonia en un lugar cercano al domicilio de la pareja, en Barrio Norte. Finalmente, la iglesia que aceptó el bautismo fue la Basílica del Santísimo Sacramento, considerada como una de las iglesias más lujosas de la ciudad de Buenos Aires y la elegida para celebrar los casamientos por la alta sociedad porteña. La fiesta será por la noche en el Hotel Alvear, de Recoleta.

El padre, que no será de la mencionada iglesia, será Jorge García Cuerva, párroco de la iglesia Santa Clara de Asís, en El Talar, de Tigre, que además coordina la Pastoral Carcelaria en la diócesis de San Isidro y es miembro de la Comisión Episcopal sobre Drogadependencia, charló, en exclusiva, con Crónica, sin muchos ánimos de dar entrevista y entrar en polémica, y expresó: “Lo más importante de esto es el bautismo. La iglesia no puede decir que no al bautismo de los chicos”.

El acuerdo con el padre Jorge se concretó durante la estadía de Flor en Miami,que no puso ningún impedimento para bautizar a los pequeños.

Fuente:]]> Diario Show]]>

Comentario Druídico: El cura es de San Isidro, la iglesia de Buenos Aires. Comparten responsabilidad ambas jurisdicciones episcopales. Sobre el caso en sí, no hay mucho que decir. ¿Quién asegura la educación católica de esos niños víctimas de dos perversos? ¿Por qué se presta para esta comedia uno de los templos más importantes, que se niega para un casamiento con misa tradicional o para la misa misma?

Y el escándalo de convalidar con el silencio esta perversa impostura del "cambio de sexo"... Supera los comentarios.

Twittet

Editor y Responsable

Pagaba poco porque era una fija. El caballo del comisario. Sorprende por sabido. Muchos no terminaban de creer que este personaje, abismalmente por debajo de los requisitos básicos para ocupar el cargo, podría finalmente ser elevado a esta dignidad. Una verdadera indignidad. Aguer, a su lado, es San Pío X. No es una comparación exagerada. Lo sería si le quitáramos “a su lado”.

El líder cocalero Evo Morales, presidente -con aspiraciones a la eternidad- de la República de Bolivia acaba de felicitar el neocardenal designado por Francisco, nacido, criado y ejercido en esa tierra altiplana. Se trata de Mons. Toribo Ticona, retirado ya y gozando de la paz familiar con su esposa, hijos y nietos.

Prof. Roberto de Mattei

Querer convertir a aquella Iglesia valerosa, dispuesta siempre a vivir al pie del cañón, en una sociedad de cobardes que viven escondidos por vergüenza o por pusilanimidad, sería un ultraje a su virtud. Eran plenamente conscientes de su deber de conquistar el mundo para Cristo, de transformar según la doctrina y la ley del Divino Salvador la vida privada y la pública, donde debía nacer una nueva civilización, surgir otra Roma sobre los sepulcros de los dos Príncipes de los Apóstoles. Y lograron su objetivo.

Juan Lagalaye
Hace dos meses, en esta misma página, aludí a la fundación de la Argentina, señalándola en la primera misa celebrada en su actual territorio -Bahía San Julián- el Domingo de Ramos del 1520. Hoy, en la fiesta de la Santísima Trinidad, entiendo que es necesario evocar la fundación de nuestra ciudad ubicándola en la circunstancia litúrgica en que lo fue en el 1580 y que de de ella recibió el nombre, auspicio que a pesar de todas sus miserias mantiene vigencia.
Marcelo González

En un artículo titulado “La Gran Comedia de “la Vida” publicado el 27 de febrero de este año expresé mis reservas a lo que creo es como mínimo un enfoque equivocado al desafío de las ideologías feministas, abortistas, de género, etc. En particular contra el aborto, cuando se anunciaba una marcha que resultó multitudinaria, extraordinaria y sorprendente, una marcha que demostró que el rechazo al aborto es muy fuerte en la sociedad argentina. 

Marcelo González

Leemos en Adelante la Fe un interesante artículo del Dr. César Félix Sánchez que complementa otro, reproducido en Panorama Católico. Recomendamos la lectura de ambos. A su vez nos trajo a la curiosidad recordar qué había publicado sobre estos temas tiempo atrás, en la era de la "gran esperanza benedictina". Y nos parece prudente rememorarlo. El autor peruano recorre hacia atrás el barroso camino de Francisco. Resulta que, como siempre sostuvimos, hace mucho tiempo que la derrota papal está enfangada. 

Marcelo González

Lo más pornográfico que leí en mi vida es el libro “Teología Moral para Seglares” de Royo Marín. La parte contra sexto. Me creó una verdadera incomodidad. Las personas bien criadas tenemos una repugnancia natural por lo indecente, lo obsceno. Pero estamos fuera de época, porque lo obsceno se hace público todo el tiempo