Cruz de Malta

Elaborada con palo

Todos sabemos que Francisco es aficionado al mate, esa infusión tan popular en los países de la cuenca del Río de la Plata. Por ironía del destino, entre las más populares marcas de yerba mate hay una que se denomina “Cruz de Malta”.

Tal vez los europeos y anglosajones consideren que de las tierras del mate y del peronismo no puede salir nadie más astuto que ellos. Tal vez por eso pusieron a Francisco en la lista de papables. Tal vez ciertos niveles de la organización masónica y sus colaterales ya no presten tantos servicios a “los que deciden” sobre la marcha de los asuntos mundiales. O tal vez ha llegado el momento de vaciar de todo contenido hasta la última institución de matriz católica.

Sin pretender una comprensión de asuntos tan complejos y tan alejados del llano desde donde los miramos, parece interesante recordar que el modus operandi de esta maniobra es muy similar a una de la que fuimos testigos en Buenos Aires: el vaciamiento de la Orden Religiosa de la Hijas del Divino Salvador, fundada por la beata María Antonia de Paz y Figueroa, nacida en el Virreinato del Río de la Plata en 1730. La conocida “Mamá Antula”.

Esta religiosa, de origen hidalgo, tras la expulsión de los jesuitas de nuestras tierras (recordemos que la orden de San Ignacio llegó a ser suprimida la Santa Sede, inclusive) prosiguió heroicamente la difusión de los retiros espirituales ignacianos que ella, a pie por el inmenso territorio de la actual República Argentina, iba organizando con la ayuda de sacerdotes de buena voluntad que los predicaran.

La orden orden llegó a tener en el siglo XX una enorme cantidad de bienes, valiosas propiedades inmuebles y obras de arte, donaciones de siglos. También tuvo, como todas las órdenes religiosas, una crisis profunda después del Concilio y quedó despoblada de vocaciones. Un territorio abandonado y rico…

En la arquidiócesis de Buenos Aires la orden posee entre otros valiosísimos tesoros, la Santa Casa de Retiros Espirituales, es (o era) dueña de la parroquia de San Cayetano del barrio de Liniers, donde peregrinan cientos de miles de personas al año, en particular el día de su fiesta patronal, el 7 de agosto, y naturalmente, una fuente inmensa de recursos.

Llamados por su Superiora, iniciamos una investigación periodística hace varios años. Allí supimos que desde el entorno del entonces Arzobispo primado de la Argentina se realizaban maniobras de presión sobre más nutrido de la orden, que obtenía un cierto renacimiento vocacional a partir de novicias llegadas desde zonas rurales del Paraguay.

Los procedimientos para quebrar la resistencia de la Madre Superiora y sus religiosas fueron de una bajeza difícil de creer. Entre ellos se promovía la relajación moral de las jóvenes novicias. Hemos dado a conocer estos detalles en publicaciones de tiempo atrás. Quien desee enterarse puede buscarlas, ]]>aquí]]>, ]]>aquí]]> y ]]>aquí]]>. Lo cierto es que obstáculos insuperables nos impidieron seguir adelante con la denuncia.

La razón de recordar este suceso, que fue la prueba definitiva de mi convicción sobre la calidad moral y la falta de límites del Card. Bergoglio, motivo por el cual publiqué en su momento ]]>“El Horror”]]>, es que este modo de proceder, solo pobremente limitado por una autoridad superior hasta entonces, se iba a universalizar en la Iglesia desde el momento en que Bergoglio fuera “la” autoridad superior. O sea, desde el momento en que pudiera decir, como hizo hace poco a un importante cardenal de la Curia Romana: “yo soy el papa y no tengo que dar razón de mis decisiones”.

En otra acción que Panorama llevó adelante para poner en evidencia la metodología bergogliana, curiosamente uno de los que nos presionaron en su defensa y para evitar la publicación de cierto fallo judicial que incriminaba a uno de sus obispos auxiliares como adúltero, fue un caballero de la Orden de Malta, supuestamente enfrentado con él. Llamados y mails ofreciendo compromisos para demorar la publicación.

Es más, también llamaron desde la Nunciatura para que “arreglemos” la situación con el interesado, el obispo auxiliar. Hasta nos proveyeron su número personal. Naturalmente, las pruebas ya habían sido enviadas a la Congregación de los Obispos en Roma, donde nadie hizo nada.

Bergoglio somete por las buenas o por las malas. Ofrece “arreglos” o amenaza con palos. Y cumple.

Cuando leí hoy en un conocido sitio web, ]]>Wanderer]]>, que lamentan la falta de astucia del Card. Burke y de Fra Festing para evitar el lazo que Francisco les estaba tendiendo, no pude menos que disentir. Un comentarista ya había tomado la palabra en el mismo sentido.

Ellos hicieron lo que debían hacer. Lo que puede lamentarse, más que la poca astucia, o prudencia, si se quiere, es la falta de fortaleza. No es que Festing debió obedecer por un voto. No se obedecen las órdenes de los enemigos de la Iglesia. Festing tenía una herramienta jurídica muy fuerte. El papa no lo puede deponer. A ese arma debió haberse aferrado y con ella combatido.

¿Qué temía, la excomunión? O la amenaza era de carácter personal: desprestigio, calumnias… Como fuera, la resistencia católica se funda en la obediencia a Dios antes que a los hombres cuando los hombres ordenan hacer cosas contra la ley de Dios. Lo mismo el Card. Burke. Si no va a resistir, entonces que no haga nada. Pero si va a defender una causa y tiene medios para sostenerla, aunque más no sea su palabra pública, que los use. Quizás el escándalo de la Orden de Malta fortalezca su causa en lugar de debilitarla. Y en todo caso, ¿para qué queremos el apoyo de unos obispos asustadizos, capaces de retirarse ante el primer disparo?

Todo lo que se ha logrado restaurar y defender en la Iglesia en los últimos 50 años ha sido por la resistencia tradicionalista. Bergoglio tiene una gran astucia y no tiene límites para proceder contra un enemigo que le entorpece sus propósitos. Quien lo enfrente debe saber esto, obedecer en lo legítimo y resistir en lo demás, en tanto no se pruebe que es un falso papa. Por ahora es quizás el peor papa de la historia, el más destructivo, el que ha venido a detonar una bomba en los cimientos mismos de la Iglesia.

Su astucia y su decisión pueden hacer daño, pero no pueden cambiar el curso de las decisiones divinas. Nosotros sí, adelantándolas, con la oración, la mortificación y la adhesión a la Misa. Nada incapacita más para la resistencia que seguir, aunque sea de mala gana, participando de ese rito envenenado y ofensivo a Dios desde su origen, el Novus Ordo. Eso esteriliza o desvirtúa las mejores intenciones.

“Sin Mí nada podéis hacer”. Recordemos que una de las oraciones enseñadas por el ángel (Arcángel San Miguel) de Portugal en 1916 a Lucía señala la necesidad de reparar los ultrajes, sacrilegios e indiferencias con que Él mismo es ofendido. Uno de ellos, el peor de todos, es la Misa Nueva, anticipada en la crisis de la Iglesia que la obediencia al mandato de la Virgen hubiera impedido.

¿Seguiremos siendo indiferentes a la Misa, y asistiendo al Novus Ordo, causa de tantos ultrajes, sacrilegios e indiferencias? No será esta actitud precisamente una de las “indiferencias” que anuncia el ángel como ofensivas a Dios. Luego no nos quejemos ni desesperemos.

En tanto Bergoglio toma mate. Ahora con Cruz de Malta, elaborada con palo.

Twittet

Marcelo González

Pasó algo maravilloso, que no todos han entendido. El pueblo argentino, democráticamente se alzó contra la oligarquía mundial abortista. El pueblo argentino reaccionó, como dijo el periodista Mariano Obarrio, actor principal en esta victoria, y produjo otra Reconquista, como en las Invasiones Inglesas. Es un hecho político extraordinario, como lo fue Malvinas o 2001.

Marcelo González

Mañana puede ocurrir un milagro. Pero, a decir verdad, el milagro ya ocurrió. El pueblo argentino, generalmente apático salvo en cuestiones relativas a su bienestar o seguridad, se levantó contra la conspiración internacional abortista que busca reducirnos a la miseria moral absoluta.

Editor y Responsable

Declaración de Mons. Lefebvre del 21 de noviembre de 1974. "Nos adherimos de todo corazón, con toda nuestra alma, a la Roma católica guardiana de la fe católica y de las tradiciones necesarias al mantenimiento de esa fe, a la Roma eterna, maestra de sabiduría y de verdad" ...

Editor y Responsable

 

Primera entrevista al nuevo Superior General de la FSSPX, don Davide Pagliarani.

Marcelo González

Don Davide (con acento en la a), o sea el P. Pagliarani, es el nuevo Superior General de la FSSPX. Mucha gente se pregunta de dónde salió. ¿Qué significa esta promoción inesperada de un cura raso a la máxima jerarquía? Otros, menos informados todavía, señalan un desorden inaceptable: ¿desde cuándo un simple presbítero va a ser superior de obispos? Estos lefebristas están todos locos.

Marcelo González

Se percibe un cierto temblor de mitras. El optimismo y la componenda comienzan a desdibujarse. Parece que no alcanza con dejarles el campo libre y ponerse a un costado. Cuando ocupen el campo vendrán a degollar a los que estén mirando resignados al discurrir inevitable de los tiempos. Es de manual: los tibios le venden la soga a los revolucionarios, que los van a linchar con esa misma soga (Lenin dixit).

Editor y Responsable

En pocas palabras: Pilatos era un pagano, o sea que había en él semillas de verdad, y de hecho se interesó en el tema, porque le preguntó a Jesús “¿qué es la verdad?” Y Jesús no le contestó. No le contestó… no quiero criticar, pero… Encima después lo amenazó con mandarle no se cuántas legiones de ángeles. Tampoco Pilatos podía dejar que atropellen así como así su autoridad. El tema es complejo. Jesús no se dejó ayudar, puso peros todo el tiempo.