Dos películas en el aniversario 85 de la Cristiada

Este 2011 se cumplen 85 años del inicio de las hostilidades entre el gobierno de Plutarco Elías Calles y la población de fieles mexicanos, en especial campesinos, que conocemos como la Guerra Cristera o la Cristiada. El 31 de julio de 1926, la Iglesia católica cerró los templos, como represalia ante la “ley Calles”, que convertía a los sacerdotes en delincuentes y a los católicos en una especie de lepra que había que extirpar a toda costa del suelo nacional.

Quizá como remembranza de una guerra que dejó más de doscientas mil bajas entre pueblo y ejército, este año salen a la luz sendos filmes sobre la Cristiada. Uno dirigido por Dean Wright, con un elenco multiestelar (Andy García, Eva Longoria) y el segundo que se llamará Los últimos cristeros y que está dirigido por el hijo de Jean Meyer, Matías.

Mientras que la superproducción intenta dar una visión de conjunto del cruento combate que duró, de manera oficial, de 1926 a 1929, cuando “los arreglos” entre Iglesia y Estado dejaron un “modo de convivencia” que resultó mortal para miles de cristeros supuestamente amnistiados; la de Matías Meyer se mete en la piel de los que sobrevivieron a la guerra y buscaron los montes, los cerros, los lugares despoblados para poder evadirse de los rurales y de los federales. Meyer tuvo la asistencia de su padre en el guión, que está basado en Rescoldo, la novela de Antonio Estrada, considerada por Rulfo como una de las cinco mejores novelas mexicanas, y por José Luis Martínez como la mejor novela cristera de nuestra historia.

Justamente, Rescoldo revive acontecimientos de 1934-1935, lo que se conoce como “la segunda”. Y narra las peripecias de un grupo de cristeros que viven a salto de mata, perseguidos por el ejército y desconocidos por los que “traicionaron” el sentido de la lucha pactando con el gobierno. Solamente agarrados a la fe en Cristo Rey y a la Virgen de Guadalupe. Evidentemente, la mayor parte de los cristeros de “la segunda”, acabaron de forma trágica, como el padre de Antonio Estrada.

Jean Meyer nos ha hecho fijar en la memoria esta epopeya popular. Ahora es su hijo el que busca el recuerdo de los últimos sobrevivientes de esta guerra. Y, por el otro lado, la película de Wright, con reparto de Hollywood, lanzará a los cines de todo el mundo la señal de que hubo una vez (diría el maestro Luis González) un pueblo que vio a su padre borracho golpear a su madre, y se enojó. Un pueblo que se levantó en armas no para imponer otro orden, sino para volver a la fe de sus abuelos.

Fuente: Análisis y Actualidad y ]]>Jaime Septién]]>

Twittet

Tales afirmaciones se oponen al dogma que afirma que la religión católica es la única religión verdadera (cf. Syllabus, proposición 21). Se trata de un dogma, y lo que se le opone se llama herejía. Dios no puede contradecirse a sí mismo.

Marcelo González

En estos meses, desde su visita a Chile, Irlanda y con la publicación de los desastres morales que afloran en todas partes, curiosamente siempre relacionados con conocidos, protegidos o favorecedores de Francisco, su posición se ha vuelto sumamente delicada. Tal el caso de la impresionante protección que brindó a Mons. Zanchetta, ex obispo de Orán, Salta,cuyos detalles se pueden conocer en este artículo

Marcelo González

Henchidos de toda injusticia, malicia, codicia, maldad, llenos de envidia, homicidio, riña, dolos, malignidad; murmuradores, calumniadores, aborrecedores de Dios, indolentes, soberbios, fanfarrones, inventores de maldades, desobedientes a sus padres; insensatos, desleales, hombres sin amor y sin misericordia. Y si bien conocen que según lo establecido por Dios los que practican tales cosas son dignos de muerte, no sólo las hacen, sino que también se complacen en los que las practican.

Marcelo González

"Hoy, 25 de Noviembre, queremos salir a proclamar a Cristo como Rey de nuestras vidas y de nuestra sociedad. Frente a las numerosas negaciones e intentos de hacer desaparecer la Fe en Jesucristo, salimos hoy a las calles para cantar la Gloria de Nuestro Señor, para reconocerlo frente al mundo: Él es nuestro Salvador, Él es nuestro Señor, Él es nuestro Rey."

Marcelo González

La restauración católica será por la vía del culto y del reinado social de Nuestro Señor Jesucristo. Dios ha resguardado el sacerdocio y el culto por medio de una obra minúscula en sus orígenes que hoy es de importancia crucial para el destino del catolicismo. La restauración que debemos realizar día a día se nutre del fruto de ese resguardo.

Editor y Responsable

Y 335º aniversario de la liberación de Viena del asedio turco: recordando la liberación de Viena.

Sofía González Calvo

la Peregrinación pone en lugar principal el conocimiento y amor a la misa tradicional. La misa se convierte en el centro de los tres días de peregrinación. Misa de campaña, rezada bajo la lluvia y el frío, sobre el suelo de barro. Acompañada de cánticos en latín y castellano que ayudan a la devoción. La devoción era otro elemento patente entre los caminantes.