-A +A

El Increíble odio a la Misa Tradicional

Carta sobre las críticas a la celebración del rito tradicional en Córdoba

Resulta increíble el ataque que un medio laico de la ciudad de Villa María, Córdoba, dirige contra un sacerdote allí incardinado que reza la Misa Tradicional. Ataque extensivo a su obispo, el cual, como dimos cuenta en su momento, es el único que se ha atrevido a hablar pública y claramente contra las desviación del homosexualismo en los últimos tiempos.

Por lo que sabemos, la carta no es de un fiel de la parroquia. Aunque ella habla por sí misma. 

 

En defensa de la misa en latín en nuestra ciudad

En la última edición del Regional (viernes 11 de enero) aparece una nota que me ha llamado muchísimo la atención. Totalmente anónima y aparentemente escrita por “un grupo de laicos católicos”, el texto expone una queja hacia un sacerdote por impartir la misa según el rito tradicional de la Iglesia Católica (es decir, con los rezos en latín). En dicho artículo, también se lo cuestiona al obispo Samuel Jofré porque “reconoció su identificación con el Opus Dei”; como si este dato ya justificase una descalificación automática. Que yo sepa, en toda sociedad democrática que se precie, a las personas se las refuta por sus argumentos o sus acciones, pero nunca por demostrar simpatía o pertenencia a una institución de la Iglesia Católica. Además ¿por qué motivo se cuestiona al Opus Dei? El artículo no responde esta pregunta. Pareciera que el grupo de laicos católicos diera por sentado que dicha institución es una mala palabra.

Pero vayamos al punto esencial de esa acusación. Según este grupo de  laicos católicos, un cura que da la misa según el rito tridentino (es decir, en latín y de espaldas) contradice a la iglesia que, desde el Concilio Vaticano II, logró que los fieles tuviesen una mayor participación dentro de la misma. Vale decir que, según el argumento expuesto en la nota, dicho rito iría en contra de lo masivo. Pero tanto este “problema” como esta “acusación” son falsos. Y si no, veamos.

El Concilio Vaticano II, según sus documentos, ha dado lugar a las lenguas vernáculas, ha modificado la estructura de la liturgia, pero nunca ha eliminado ni los ritos oficialmente reconocidos (como es el caso del rito tridentino) ni ha prohibido que los sacerdotes den la misa en latín. En relación a los ritos, el  texto del Concilio Vaticano II (que este grupo esgrime como carta ganadora) dice lo siguiente: “la Santa Madre Iglesia atribuye igual derecho y honor a todos los ritos legítimamente reconocidos y quiere que en el futuro se conserven y fomenten por todos los medios” (Concilio Vaticano II, Sobre la sagrada Liturgia, 4). En cuanto al uso del latín, expone: “Se conservará el uso de la lengua latina en los ritos latinos, salvo derecho particular” (Ídem, 36. § 1).

Como se ve claramente y sin forzar los textos, no existe una actitud de eliminación ni de descalificación de los ritos oficialmente reconocidos ni del latín como idioma de la liturgia. Cuando el texto habla de incorporar la lengua vernácula para mayor participación del pueblo, también dice: “Procúrese, sin embargo, que los fieles sean capaces también de recitar o cantar juntos en latín las partes del ordinario de la Misa que les corresponde” (Concilio Vaticano II, El sacrosanto misterio de la eucaristía; II, 54). En virtud de lo leído, ¿no deberían estar contentos los “católicos laicos” si un sacerdote insiste en el latín para cantar las alabanzas? ¿No es ese acto un modo de continuar con la tradición milenaria de la Iglesia a la cual ellos dicen pertenecer y querer? Que el latín es la lengua oficial de la Iglesia Católica en el mundo, es un hecho del cual no hay que renegar; más bien al contrario. Porque hasta el decreto dedicado a la formación sacerdotal lo dice claramente: los seminaristas “deben, además adquirir tal conocimiento de la lengua latina que puedan entender y usar las fuentes de muchas ciencias y los documentos de la Iglesia.” (Concilio Vaticano II; V, 13). Y como bien sabemos, la inmensa mayoría de esos documentos están escritos en la lengua del pueblo romano. Por eso, el Papa Juan XXIII, tras el anuncio del Concilio Vaticano II, promulgó un documento (el Veterum Sapientia) en el cual daba las razones por la cual la iglesia toma como propia la lengua latina, lengua que hasta el momento el Papa Francisco promueve también. Porque la iglesia respeta la sana integración y no la eliminación arbitraria. No funciona en la Iglesia lo mismo que en política. La iglesia está en orden a la Verdad. Y la Verdad máxima para un católico es Dios uno y trino. Si a un grupo de personas, por más minoritario que sea, les ayuda la misa en latín para acercarse a Dios según lo estipulado por el Concilio Vaticano II, merece igual respeto que quien la dice y canta en alemán, inglés o en castellano. No es el Concilio Vaticano II quien excluye sino las tergiversaciones que se hacen de sus documentos. No es la Iglesia quien excluye sino la mirada sin horizonte de unas pocas y anónimas personas.

 

Juan Pablo Abraham.

DNI: 28249207

Comentarios

Si es el vaticano segundo que

Si es el vaticano segundo que excluye, los mismos demoledores lo dijeron, pusieron bombas de tiempo para en su momento sacar las conclusiones que a ellos le parecieran, manifestados en la anfibología de los textos. Y Veterum Sapientia no fue promulgada tras el concilio sino antes por uno de los demoledores, que llamó a los que diez años antes del concilio fueron considerados heterodoxos para participar (del concilio) cual si hubieran sido de recta doctrina.-

A otro perro con ese hueso.

Villa María

Me fui a dormir molesto, alterado por esta mala noticia.

 

¡Cómo puede molestar tanto una acción tan sagrada y de la que -por ahora, en este caso- apenas participa un puñado de personas!¿Tanto les disgusta a estos sinvergüenzas?

 

El tema arrancó el mes pasado:

 

]]>www.eldiariocba]]>.com.ar/noticias/nota.asp?nid=75930

 

 

El ERROR del Sr.Abraham

Es el que sigue:"Que yo sepa, en toda sociedad democrática que se precie, a las personas se las refuta por sus argumentos o sus acciones, pero nunca por demostrar simpatía o pertenencia a una institución de la Iglesia Católica."

Que el Sr. A. DEBE SABER que, justamente, en toda "sociedad democrática" NO HAY ARGUMENTOS QUE VALGAN. El "demócrata" procede con la ABSOLUTA LIBERTAD que le confiere ESA IDEOLOGÍA, porque para ella vale el axioma de Kant:"El mundo ES MI REPRESENTACIÓN". Y tan válido es que, como se basa en LAS MAYORÍAS, el Sr.A. debe tener un NÚMERO SUPERIOR a la misma que LO AVALE. Lo cual es, en la DEMOCRACIA, INVIABLE, como lo demuestran los HECHOS hodiernos. Mi conclusión es que : lo sigo en su DECEPCIÓN, pero marcho preso con los que lo siguen.

El Penado 15.

 

 

Es un argumento ad hominem.

Es un argumento ad hominem.

en castellano?

que significa? gracias

Cortito: si ud es un

Cortito: si ud es un demócrata yo le argumento con la democracia. El argumento lo obliga a ud pero no a mí.

Monarquía vs.democracia

Monarquía, gobierno de uno vs.democracia, gobierno del pueblo,  representación de las mayorías con representación de las minorías. Aristóteles ya reflexionó sobre las formas de gobierno (política) mucho antes que el cristianismo existiera. Toda forma de gobierno es suceptible de corrupciones, pero lo esencial es la concepción de cada forma en si. La superioridad  de la democracia frente a todas las demás formas está demostrada por su adopción como modelo para la justicia (en las formas de organización social) universal. Todo lo que se le opone o deforma es un indicador de atavismo, privilegio, dominación e injusticia.  En la Iglesia Católica,  tradicionalmente monárquica y cesarista, la democracia está expresada en la colegiación, los cónclaves que eligen al papa y los concilios y la tensión entre posiciones monárquícas y democráticas están muy visibles, precisamente, desde el Vaticano II. La disputa de la FSSPX se inscribe en esta tensión; por eso sus posiciones se definen como tradicionales y restauracionistas. Abominan todo lo moderno (en el sentido filosófico-político) porque implica la abolición de la monarquía y la proclamación de la democracia. Añoran la organización feudal de la sociedad y se aferran a ritos (que como tales son convenciones) que expresan tales épocas. La monarquía aún se mantienen afianzadas en los países islámicos, ligadas en algunos casos a teocracias que (curiosamente) han incorporado principios democráticos (Irán), en tanto que en otros son la pura expresión del absolutismo (Arabia Saudita, Qatar, Kuwait), en todos los casos la cuestión religiosa está presente. Lo que son esas sociedades todos lo sabemos. Las más monárquicas han amalgamado el más puro modernismo tecnológico y financiero con un medievalismo social insultante.

                           Rey de bastos 

                  

Quizás debería saber, don rey

Quizás debería saber, don rey de Bastos, que tanto Aristóteles (a quien Ud. cita) como Sto. Tomás de Aquino, consideraron que el régimen que mejor respeta la Justicia en todas sus partes, no es la democracia: es la aristocracia, es decir, el gobierno de unos pocos pero realmente capaces y talentosos, a quienes, precisamente por Justicia, y no por elección popular, debería darse el Gobierno de la ciudad.

Porque si la justicia es dar a cada cual lo que le corresponde, corresponde en justicia conferir a los más virtuosos y talentosos el gobierno de la ciudad -y no a los más votados, que como todos sabemos, generalmente no son los más virtuosos ni los más talentosos, sino los más caraduras y atorrantes.

La democracia no ha sido "adoptada" universalmente, como Ud. cree, sino que ha sido normalmente una consecuencia de algún acto revolucionario rodeado de alguna enorme efusión de sangre. Como la Revolución Francesa, cuyos crímenes son inabarcables aún para los grandes y talentosos historiadores modernos; o la "democracia" europea, generalmente arrancada a cañonazo limpio con cientos de miles -o millones, a los demócratas estos números de muertos no les interesan; es que no votan- de muertos. Ninguna organización social, como Ud. dice, es "democrática" sino más bien aristocrática. Así y por ejemplo, Ud. cuando está enfermo no busca al curandero más votado o al que le impone la mayoría, sino al mejor médico que encuentre: es decir al que tenga talento y virtud suficientes. Para casarse, no hace ud. un plebiscito, sino que se busca la chica más linda del lugar, que además sea virtuosa y tenga esos invalorables talentos femenimos que se ponen a prueba, precisamente, en el matrimonio. Así que no, no existe ninguna "organización social" democrática, salvo en los discursos de Obama, uno los cuales puede escuchar Ud. -si tiene ganas de vomitar- rebuscando en esta misma hoja.

Fuera de que su juicio sobre la "democratización" de la Iglesia católica es un verdadero disparate, no se le debería ocultar que encierra una tremenda contradicción. Según Ud., la Iglesia habría reconocido en el CVIIº que sus estructuras históricas eran de aquellas ("...Todo lo que se le opone o deforma es un indicador de atavismo, privilegio, dominación e injusticia ...") que se oponían a la idea democrática. Pero lo increíble, es que ponga Ud. como ejemplo de "restauracionismo" ¡a la FSSPX! que precisamente, se opone al atavismo, al privilegio, a la dominación y a la injusticia, razón por la cual aún se halla a la intemperie jurídica dentro de la Iglesia.

Yo veo que Ud., señor, no tiene ni la menor idea ni formación alguna en Historia política; debería saber que la política y la religión han venido indisolublemente unidas desde el pecado de Caín hasta el triunfo de la Cristiandad sobre el paganismo, hacia el fin de la Edad Antigua, y que ha sido un mérito indiscutible del Catolicismo separar el gobierno temporal del gobierno espiritual (papado e Imperio) aunque sea evidente que, tal como han afirmado los papas "sociales" en sus encíclicas, el fin de la sociedad no es ni puede ser distinto al fin del hombre, que es Dios, de modo que el gobierno temporal tenga siempre el deber de respetar la Religión. En las sociedades paganas, esta uniformidad entre el poder político y el religioso no ha podido ser superada; como tampoco ha persistido en las sociedades que se han repaganizado, como los musulmanes. Lea el diario del último zar de Rusia, cuando elogia al catolicismo por haber separado la religión del ejercicio del poder político -aunque el uno siga subordinado al otro- porque en el caso de él, el zar, al liquidar al rey, se eliminaba también la cabeza de la jerarquía religiosa.

Por todo esto y otros detalles más que con mucho gusto le proporcionaré, le diré que no es Ud. solamente un ignorante, sino además un tremendo insensato, al ponerse a hablar de algo cuya ignorancia no tiene para ud. secreto alguno. Y la insensatez parece erguirse, además, al serme muy sensible avizorar que tiene Ud. alguna formación teológica "modernista" (en el sentido filosófico-político, por supuesto), producto o subproducto de alguna institución ex-católica.

Lex Luthor

Hubiera sido mejor llamarse Rey David, don Rey de Bastos

Argumenta un sedicente Rey, como núcleo y fundamento de la posición que defiende:

"La superioridad  de la democracia frente a todas las demás formas está demostrada por su adopción como modelo para la justicia (en las formas de organización social) universal."

¡Pero eso es falacia flagrante y palmaria!

1. La superioridad  de la democracia no está demostrada: es una inexactitud de hecho lo que afirma el Monarca de los Bastos. Al contrario, los gobiernos que se dicen democráticos son repudiados por  doquier a causa de su incapacidad para reaccionar ante la captura del poder por los medios de comunicación, y de los cargos gubernatorios por actores (en griego, hipókritai) seleccionados en los "partidos".

2. La justicia (mejor llamarla administración de justicia) es una función social y jamás puede tomar como modelo a ninguna forma de gobierno. ¡"La democracia es el modelo para la Justicia!"  El argumento debería calificarse de estulto en tanto suma manzanas y naranjas para contar mandarinas.

3. La construcción de poder por capilaridad y mediación ideológica (dominio mediático, si prefiere decirlo con menor precisión) de la post-posmodernidad tornan al sistema democrático el más vulnerable de todos ante los cambios inducidos con estos recursos, hoy día predominantes.

4. La democracia es intrínsecamente perversa: para ser tolerada necesita reproducir la deseducación, el control social por vía de los medios, la incontrolabilidad de los escrutinios ("índricos", por Indra, Corp.) y el nivel óptimo de los distractores  (sociedad pugnaticia neomarxista).

5. La democracia no es estructuralmente autónoma ni jamás podría ser estable: se mantiene por vía de los poderes no democráticos. Es simplemente un engaño, "la técnica de hacer creer que nadie manda".

6. Llamarse "República Democrática" o "República Popular" es la mejor manera de identificar un estado como rendido a la globalización de los intereses y decidido a no permitir que en su interior crezca la lucha contrahegemónica.

7. Sí asiste razón al Monarca de los Garrotes respecto a la superioridad de la democracia, en cuanto ese régimen es el de elección para imponer el dominio de la plutocracia. Toda nación "judaizada", es decir infiltrada y expoliada por el gran capital tradicionalmente en manos de esa colectividad, necesitó pasar por la democratización para destradicionalizarse, ignorantizar a sus habitantes y entregarse supinamente a la expoliación mercantilista.

--------------------

Ahorita entendí por qué quiere hacerse llamar Rey de Bastos: usted defiende posturas plutocráticas, las del Tío Samuel con su Big Stick (Gran Garrote). Por eso quiere que todos nos hagamos demócratas, así nos dejamos expoliar felices. Los jacobinos querían lo mismo...

--------------------

Pero la realidad es que no importa el régimen sino la intención del gobernante - mire el caso de Pancho Primo. ¿Vio cómo hicieron para apoderarse del poder en la conducción de la Iglesia Católica y ponerla al servicio de la mundialización y su pensamiento único y correcto? Eso se llama reingeniería social, don Monarca. Hay que encontrarle una solución definitiva, final. Y por eso cada vez amo al Trasímaco más que a La República ...

 

Con la mayor simpatía. permítame recomendarle leer (gratis)>

 

]]>http://www.pdfarchive.info/pdf/C/Ch/Chesterton_Arthur_Kenneth_-_The_new_...]]>

 

]]>http://www.pdfarchive.info/pdf/C/Ch/Chesterton_Arthur_Kenneth_-_Menace_o...]]>

 

]]>http://www.pdfarchive.info/pdf/D/De/Delaisi_Francis_-_The_inevitable_War...]]>

 

]]>http://www.pdfarchive.info/pdf/C/Co/Coston_Henry_-_Comment_on_devient_de...]]>

 

]]>http://www.pdfarchive.info/pdf/D/Do/Dowbenko_Uri_-_Le_nouvel_ordre_mondi...]]>

 

]]>http://www.pdfarchive.info/pdf/D/De/Demartial_Georges_-_Le_mythe_des_gue...]]>

 

]]>http://www.pdfarchive.info/pdf/D/De/Decourdemanche_Jean-Adolphe_-_The_Co...]]>

 

]]>http://www.pdfarchive.info/pdf/D/De/Decourdemanche_Jean-Adolphe_-_The_Co...]]>

 

]]>http://www.pdfarchive.info/pdf/B/Be/Bezmenov_Yuri_Alexandrovich_-_Subver...]]>

 

]]>http://www.pdfarchive.info/pdf/C/Ca/Carto_Willis_Allison_-_Inside_the_Bi...]]>

]]>http://www.pdfarchive.info/pdf/C/Ca/Carto_Willis_Allison_-_Populism_vs_p...]]>

 

]]>http://www.pdfarchive.info/pdf/C/Ca/Carroll_Quigley_-_The_Anglo-American...]]>

 

]]>http://www.pdfarchive.info/pdf/C/Co/Cousteau_Pierre-Antoine_-_L_amerique...]]>

 

]]>http://www.pdfarchive.info/pdf/B/Bj/Bjerknes_Christopher_Jon_-_The_manuf...]]>

 

 

¿tensión ?¿que

¿tensión ?¿que tensión?¿abominan lo moderno? auchis... que conceptos modernosos don rey de pacotilla.

Son ustedes los modernistas quienes abominan la Tradición Apostólica, Trento, Santo Tomás y que Cristo sea Rey.

Tenía entendido que según Aristóteles la democracia era una deformación de la República.

Los cónclaves no son un

Los cónclaves no son un ejemplo de una concepción democrática. Lo democrático sería que todos y cada uno de los fieles voten directamente al Papa, con un voto por cada cabeza (sufragio universal). La Iglesia es un caso de monarquía electiva, donde el propio monarca selecciona a piacere los miembros del "grupo de notables" que elegirá a su sucesor, teóricamente elegidos en función de sus capacidades intelectuales y morales. Y en los Concilios no sólo no participa cualquiera "por el solo hecho de ser persona" (hombre abstracto del liberalismo), sino que, a su vez, ningún valor tiene si no cuenta con la sanción papal; de manera tal que poco "gobierno del pueblo" hay en la Iglesia Católica (estupidez, dicho sea de paso, en la que no creen ni los propios liberales).