El Secreto Admirable del Santísimo Rosario

No hay problema, por más difícil que sea, que no podamos resolver ahora con el rezo del Santo Rosario.

Martes y Viernes. Se contemplan los misterios dolorosos, a saber:

la Agonía de Nuestro Señor en el Huerto de los Olivos,

La flagelación,

la Coronación de Espinas,

el Camino del Calvario y

la Muerte de Nuestro Señor en la Cruz.

Los frutos de cada misterio son, respectivamente,

la Contrición por los pecados,

la mortificación de los sentidos,

la mortificación del orgullo,

sobrellevar con paciencia las tribulaciones y

el don de sí para la obra de la Redención. 

¿Rezamos habitualmente el Santo Rosario? Si no, es hora de comenzar con este, el único remedio para nuestras almas, para los problemas familiares y sociales, y también para alcanzar la verdadera paz en el mundo. 
Y es el remedio único porque la Santísima Virgen nos advierte que Dios ha querido dar una particular eficacia a esta oración en los tiempos presentes. Enseñanza que la Iglesia ha aprobado y venerado desde siempre.

 

Nota. Puede descargarse al pie el libro de San Luis María Grignion de Montfort, gran apóstol mariano, El Secreto Admirable del Santísimo Rosario.

Twittet

Marcelo González

Signos del cielo y de la tierra: si los tiempos no se abreviasen hasta los justos perecerían

Mons. Bernard Fellay

Pretender hablar de conversión excluyendo que sea a la Iglesia católica, es burlarse de la gente. Dios, que es todopoderoso, ha puesto en las manos de María esta gracia, este poder de hacer milagros; no sólo el del sol, sino un milagro aún más asombroso: la conversión de un país entero mediante una sencilla consagración hecha por el Santo Padre, al que se unirían los obispos del mundo entero. Ese país, desde ese momento, quedará entregado a la Santísima Virgen.

Editor y Responsable

Continuemos la lucha con todas nuestras fuerzas como siervos inútiles que somos, pero pongamos nuestra esperanza, más que nunca, en la todopoderosa intercesión de Santa María, la Madre de Dios siempre Virgen, pues es ella quien, una vez más, vencerá la herejía.

Editor y Responsable

Cuando ahora leo en el Nuevo Testamento esas escenas tan encantadoras del paso del Señor por Palestina, recuerdo éstas que, tan niña todavía el Señor me hizo presenciar en esos pobres caminos y carreteras de Aljustrel a Fátima y a Cova de Iría. 

Jorge Ferro

La persona de Lefebvre es remansada, acogedora. No estamos frente a un energúmeno. Bastaba mirar sus ojos, a los que veo todavía hoy como claros y serenos. Una voz tranquila, no declamatoria, sensata. Su palabra mesurada y esperanzadora. 

Editor y Responsable

Los otomanos avanzaban sobre Europa. Juan (Jan III) Sobieski, rey de Polonia, decidió liderar la coalición, abandonando su patria marchó al mando del ejército. Al llegar a Viena los turcos doblaban a los cristianos. El enviado papal, Marco D’Aviano, consiguió unir a todo el ejército bajo el mando del rey polaco.

Marcelo González

Recientemente hizo algo de ruido una pastoral del obispo de Mercedes-Luján, Mons. Radrizzani, que es un personaje muy pintoresco. Su rol mediático más reciente tuvo lugar cuando cierto ex funcionario público decidió esconder unos 10 millones de dólares en billetes en cierto convento bajo su jurisdicción.