El Secreto Admirable del Santísimo Rosario

No hay problema, por más difícil que sea, que no podamos resolver ahora con el rezo del Santo Rosario.

Lunes y Jueves. Se contemplan los misterior gozosos, a saber:

la Anunciación del Arcángel a la Santísima Virgen,

la Visitación de la Santísima Virgen a su prima Santa Isabel,

la Natividad de Jesús,

la presentación del Niño en el Templo y la purificación de la Santísima Virgen,

la pérdida y hallazgo del Niño Dios en el Templo de Jerusalén.

Los frutos de cada misterio son, respectivamente:

La humildad,

El amor la prójimo,

El espíritu de pobreza,

La obediencia y la pureza,

Hacer siempre la voluntad de Dios.

Martes y Viernes. Se contemplan los misterios dolorosos, a saber:

la Agonía de Nuestro Señor en el Huerto de los Olivos,

La flagelación,

la Coronación de Espinas,

el Camino del Calvario y

la Muerte de Nuestro Señor en la Cruz.

Los frutos de cada misterio son, respectivamente

la Contrición por los pecados,

la mortificación de los sentidos,

la mortificación del orgullo,

sobrellevar con paciencia las tribulaciones y

el don de sí para la obra de la Redención. 

Miércoles, Sábados y Domingos. Se contemplan los misterios Gloriosos, a saber:

la Resurrección de Nuestro Señor,

la Ascensión,

el descenso del Espíritu Santo,

la Asunción de la Santísima Virgen y

la Coronación de gloria de María como Reina de la Creación.

Los frutos de cada misterio son, respectivamente

el aumento de la Fe,

el aumento de la Esperanza,

el aumento de la Caridad,

la gracia de la Buena Muerte y

la verdadera devoción a la Santísima Virgen. 

¿Rezamos habitualmente el Santo Rosario? Si no, es hora de comenzar con este, el único remedio para nuestras almas, para los problemas familiares y sociales, y también para alcanzar la verdadera paz en el mundo. 
Y es el remedio único porque la Santísima Virgen nos advierte que Dios ha querido dar una particular eficacia a esta oración en los tiempos presentes. Enseñanza que la Iglesia ha aprobado y venerado desde siempre.

 

Nota. Puede descargarse al pie el libro de San Luis María Grignion de Montfort, gran apóstol mariano, El Secreto Admirable del Santísimo Rosario.

Twittet

Tales afirmaciones se oponen al dogma que afirma que la religión católica es la única religión verdadera (cf. Syllabus, proposición 21). Se trata de un dogma, y lo que se le opone se llama herejía. Dios no puede contradecirse a sí mismo.

Marcelo González

En estos meses, desde su visita a Chile, Irlanda y con la publicación de los desastres morales que afloran en todas partes, curiosamente siempre relacionados con conocidos, protegidos o favorecedores de Francisco, su posición se ha vuelto sumamente delicada. Tal el caso de la impresionante protección que brindó a Mons. Zanchetta, ex obispo de Orán, Salta,cuyos detalles se pueden conocer en este artículo

Marcelo González

Henchidos de toda injusticia, malicia, codicia, maldad, llenos de envidia, homicidio, riña, dolos, malignidad; murmuradores, calumniadores, aborrecedores de Dios, indolentes, soberbios, fanfarrones, inventores de maldades, desobedientes a sus padres; insensatos, desleales, hombres sin amor y sin misericordia. Y si bien conocen que según lo establecido por Dios los que practican tales cosas son dignos de muerte, no sólo las hacen, sino que también se complacen en los que las practican.

Marcelo González

"Hoy, 25 de Noviembre, queremos salir a proclamar a Cristo como Rey de nuestras vidas y de nuestra sociedad. Frente a las numerosas negaciones e intentos de hacer desaparecer la Fe en Jesucristo, salimos hoy a las calles para cantar la Gloria de Nuestro Señor, para reconocerlo frente al mundo: Él es nuestro Salvador, Él es nuestro Señor, Él es nuestro Rey."

Marcelo González

La restauración católica será por la vía del culto y del reinado social de Nuestro Señor Jesucristo. Dios ha resguardado el sacerdocio y el culto por medio de una obra minúscula en sus orígenes que hoy es de importancia crucial para el destino del catolicismo. La restauración que debemos realizar día a día se nutre del fruto de ese resguardo.

Editor y Responsable

Y 335º aniversario de la liberación de Viena del asedio turco: recordando la liberación de Viena.

Sofía González Calvo

la Peregrinación pone en lugar principal el conocimiento y amor a la misa tradicional. La misa se convierte en el centro de los tres días de peregrinación. Misa de campaña, rezada bajo la lluvia y el frío, sobre el suelo de barro. Acompañada de cánticos en latín y castellano que ayudan a la devoción. La devoción era otro elemento patente entre los caminantes.