Enemistades Seculares

Declaración conjunta Ruso-Polaca

Declaración firmada por  en Varsovia por el patriarca de Moscú y el presidente de los obispos polacos. Para iniciar un camino común tras siglos de hostilidades.  
 
  ROMA, 22 de agosto de 2012 – Las noticias sobre Rusia enviadas por los corresponsales a mediados de agosto han estado monopolizadas por el proceso a las Pussy Riots, las tres jóvenes reas de haber ridiculizado al presidente Putin y de haber cantado bromas contra Dios y la Iglesia en la catedral de Moscú.
 
  Sin embargo, en los mismos días, ha sucedido en el este de Europa "un acontecimiento que suscita esperanza para el futuro".
 
  Así ha definido Benedicto XVI el domingo pasado, en el Ángelus, la declaración común firmada el viernes 17 de agosto, en el castillo real de Varsovia, por el patriarca de Moscú y de todas las Rusias, Kirill, y por el presidente de la conferencia episcopal polaca, el arzobispo Józef Michalik.
 
  El Papa Joseph Ratzinger non ha definido este acontecimiento como "histórico", pero poco ha faltado. Basta pensar que la visita del patriarca Kirill ha sido la primera en absoluto de un jefe de la Iglesia ortodoxa rusa a Polonia. Y que, viceversa, Juan Pablo II no consiguió jamás ir a Moscú precisamente por el peso invencible de las seculares hostilidades entre Rusia y su nación natal, Polonia.
 
  En 1965, otro documento de reconciliación, esa vez entre las Iglesias católicas de Polonia y de Alemania, fue firmado conjuntamente por los líderes de ambas. Y precisamente ese documento es recordado como un cambio histórico.
 
  Pero el de hoy tiene seguramente una importancia aún mayor.
 
  Los conflictos políticos y religiosos que se quieren resanar no se limitan a los últimos decenios, sino que cubren siglos enteros: desde los combates entre el ejército polaco-lituano y el ejército del zar en el siglo XVII, a la masacre de Katyn en 1943, cuando la policía secreta soviética hizo matar salvajemente a 22.000 prisioneros de guerra polacos.
 
  Además, quien suscribe este documento con espíritu fraterno son los representantes de dos Iglesias separadas por un cisma milenario: la católica y la ortodoxa.
 
  Y, más aún, se trata de un mensaje con proyección de futuro, que traza un camino común entre las dos Iglesias y los dos pueblos tanto en el terreno de la evangelización, como en el de la resistencia a los desafíos de la cultura secularista, especialmente el aborto, la eutanasia, la familia. En estos pasajes el documento recuerda de cerca el magisterio de Benedicto XVI: enésimo signo de cuanto han mejorado, con el actual pontífice, las relaciones entre las Iglesias de Roma y de Moscú.
 
  El documento – que no es fácil encontrar en las lenguas occidentales – ]]>se reproduce íntegro a aquí. ]]>

Fuente: ]]>Chiesa]]>

Comentario druídido: Enemistades seculares puede leerse de dos maneras: enemistades que llevan siglos, o enemistades por temas seculares, es decir, no sagrados, profanos. 

El documento firmado por ambos jerarcas eclesiásticos tiene sentido si se interpreta el título de la segunda manera (que no necesariamente niega la primera, porque puede haber enemistades seculares que llevan siglos de existencia). Quiero decir, si el tema religioso no está en el centro de la cuestión. Porque los rusos, con todo el respeto que me merecen estos cismáticos tan simpáticos, son eso, cismáticos. Son los que la Virgen en Fátima pide que se conviertan. ¿Convertirse a qué...? al catolicismo. 

Ahora bien, el catolicismo, inclusive el polaco, que es vigoroso, está tan impregnado de heterodoxias que en algún punto casi son más ortodoxos los ortodoxos... 

Entonces, si lo que rusos y polacos han firmado es un camino de amistad que ponga en olvido mutuos agravios seculares, bienvenido sea. Pero si el camino es religioso... no entiendo cuál pueda ser.  Porque ni el fervor polaco ni su veneración por el santo súbito y su obra, ni los errores rusos, por más que hayan conservado tan celosamente cosas que la Iglesia latina tiró por la borda y algunos pocos estamos luchando por recuperar, pueden erigirse en representantes de la verdad de Cristo sin un mea culpa previo muy profundo y concienzudo.

Recemos por la conversión de Rusia por mediación del Corazón Inmaculado de María. Ahí no nos equivocaremos.

Twittet

Marcelo González

Uno tras otro, los hechos que produce la agenda de Francisco y los escándalos que estallan en derredor de su persona nos superan, debemos confesarlo. Este es un pontificado insalubre. Si los tiempos no se abrevian, terminaremos todo muertos o dementes. Por uno u otro motivo.

Antonio Caponnetto

Gracias te doy Dios mío porque siendo un grumete me has dejado ser parte de esta fiel romería...

Juan Carlos Monedero (h)

El año se abrió con estos dos claros ejemplos de Corrección Política, estasdemostraciones de fuerza del lobby abortista, cuya naturaleza se comprende a la luz de otros casos anteriores, no tan lejanos en el tiempo.

Marcelo González

Como hijos de los gentiles, “reconozcamos en los magos adoradores las primicias de nuestra vocación  y de nuestra fe, y celebremos con corazones dilatados por la alegría los comienzos de esta dichosa esperanza, pues desde este momento se inicia nuestra entrada en la celestial herencia de los hijos de Dios”.  San León Magno, Papa.

Marcelo González

Se ha dicho con frecuencia: Fátima es una epifanía, una manifestación luminosa que prepara a los creyentes para vivir los tiempos más oscuros de la era cristiana. Así como la fiesta del 6 de enero celebra la revelación de Dios, en su Persona encarnada, a representantes de los gentiles.

Editor y Responsable

En este año cargado de noticias tristes y humanamente desesperanzadoras sobre la marcha de los asuntos eclesiásticos, nos ha parecido prudente insistir poco en las noticias, sino más bien opinar con una cierta pretensión de análisis, alentar la esperanza y recordar (también a nosotros mismos) los deberes de un buen católico en todo momento.

Sandro Magister

Navidad de tensión este año en el Vaticano, justamente mientras el papa Francisco, en el discurso de saludos a la curia, se la tomó con los que el definió como "traidores" y "aprovechadores" – los primeros ya "delicadamente" despedidos por él y los segundos amenazados con ser despedidos –, le han caído encima nuevos clamorosos goles en contra. Al menos tres.