-A +A

Ensañamiento contra los Franciscanos de la Inmaculada

Ahora son "criptolefebristas"

Traducción de Acción Litúrgica de un artículo publicado por Marco Tosatti en ]]>Vatican Insider]]>. Y reproducido también en francés por ]]>Riposte Catholique]]>.

"Recibimos una carta de un laico próximo a los Franciscanos de la Inmaculada, la pequeña orden "comisariada" - una decisión muy discutible según diversas fuentes - que denuncia una situación de marcada dureza de parte de los nuevos gestores de la situación. Por una larga experiencia, sabemos que la crueldad contra los hermanos en los ambientes eclesiásticos no tiene nada que envidiar a otros ambientes. Pero el Papa Bergoglio, que ha aprobado el envío de un comisario, exhortaba en su entrevista con el director de la Civiltá Cattolica a una actitud de "misericordia" y de "ternura", hablaba de la Iglesia como de "un hospital de campaña tras la batalla" y afirmaba: "Veo con claridad que lo que más precisa la Iglesia hoy es la capacidad de curar las heridas" porque "al fin y al cabo, las gentes están cansadas de autoritarismo".

Lean lo siguiente para saber si el autoritarismo y su hermana la tiranía están presentes en el caso de los Franciscanos de la Inmaculada. Bien puede uno preguntarse: "¿qué han hecho estos pobres religiosos? ¿defraudar, abusar de menores, llevar una vida inmoral?. Ésta es la carta:

Después de la noticia de la puesta de los Franciscanos de la Inmaculada bajo la tutela de un comisario apostólica, los acontecimientos son poco conocidos. Es conveniente hacer un resumen:

1. Despues de haber acusado al padre Stefano María Manelli, fundador del instituto de los Franciscanos de la Inmaculada (FI) de haber desviado a los hermanos de su carisma fundacional, sin explicarse en que consiste ese desvío.

2. Después de haberles prohibido celebrar el Vetus Ordo, prohibición aún vigente, seguida con obediencia total por parte del instituto, después de haber destituido de sus cargos, transferido y alejado, con furia y precipitación, a los hermanos fieles al carisma de los Padres Fundadores, y de haber promocionado a todos los hermanos que apoyan la "nueva" línea en los diferentes conventos FI diseminados por el mundo.

3. Después de haber, sin motivo claro, apartado de la enseñanza al padre Apollonio, Procurador General. Presidente del Seminario Teológico y Guardián del convento de Roma-Boccea, y haberlo transferido a Portugal.

4. Después de haber apartado de la enseñanza al padre Lanzetta, vice-delegado FI para Italia, superior en Florencia y profesor en el seminario, y haberlo transferido a Austria. Después de haber transferido al padre Settimio Manelli y al padre Siano, respectivamente rector y vice-rector del seminario, destituidos de sus cargos y reemplazados por dos hermanos de la "nueva" línea, uno de ellos ni siquiera bachiller en teología.

5. Después de haber expedido para Africa, de la noche a la mañana, al padre Budani, que estudiaba Derecho Canónico y se le impide continuar sus estudios. Después de haber exiliado al padre Stefano, siempre obediente, y de haberle prohibido recibir visitas, incluso de sus familiares, bajo pena de pecado grave, y de haberle prohibido recibir llamadas telefónicas o cualquier contacto directo con el mundo exterior.

6. Después de todo ésto, por una carta de 27 de noviembre, el padre Fidenzio Volpi, con el apoyo del padre Alfonso Bruno, ha considerado oportuno extender su guerra total también contra los laicos. Y ha suspendido todas las actividades de los laicos  pertenecientes a la MIM (Misión de la Inmaculada Mediadora) y de la Tercera Orden Franciscana de la Inmaculada, prohibiendo a los terciarios llevar el hábito.

¿Es así, con esta dureza inusitada y estas purgas estalinistas, como se resuelven las eventuales dificultades internas en una congregación religiosa? ¿O es así como se ha destruido un carisma, no solo capaz de atraer muchas vocaciones, sino que fue positivo hasta ayer y sostenido por las más altas autoridades vaticanas (teniendo en cuenta que los padres Manelli y Lanzetta, hoy réprobos, frecuentaban obispos y cardenales y encontraban eco en L´Osservatore Romano)".

Fuente: ]]>Acción Litúrgica]]>

Comentario Druídico: el gran pecado de los Franciscanos es el haber elegido en Capítulo General por amplísima mayoría el uso litúrgico antiguo como forma exclusiva. Derecho que les reconoce el Motu Proprio Summorum Pontificum. Por cierto, esto les ha ganado el mote de "criptolefebristas" como los llama el "comisario pontificio".  Recordamos una maniobra similar por medio de la cual se trató de destruir a la FSSP, cuando un grupo pequeño, apenas once sacerdotes sobre más de doscientos reclamaron ante la Santa Sede que se los obligaba a rezar el rito tradicional. El cabecilla de esta revuelta, el P. Arnauld Devillers, llegó a ser nombrado Superior General,  pero la Santa Sede, en su momento puso orden y devolvió a la congregación su derecho y su carisma fundacional: el uso del rito tradicional.

Lo que realmente espanta a los progresistas es el éxito apostólico de estas congregaciones, que son una brutal desmentida de los supuestos buenos "frutos del Concilio". Y la persecución es im-pla-ca-ble. Aquí nade puede ser misericordiado si no abjura de su amor a la liturgia romana de todos los tiempos.

Comentarios

¿Que es la Liturgia Romana de todos los tiempos?

 

 

Si Uds. apoyan a estos señores y ellos son como Uds, voy entendiendo la Intervención.

 

 

Supongo que es una pregunta

Supongo que es una pregunta retórica, por lo que Ud. no espera respuesta.

Sí, apoyamos a los Franciscanos de la Inmaculada en su doctrina y su espiritualidad y por su amor a la liturgia romana de todos los tiempos, lo que, si Ud. desea saber qué, es puede aprender y comprender con un pequeño esfuerzo. 

Si no ha sido una pregunta retórica, quedo a su disposición para orientarlo.

No era cabecilla

Marcelo,

El Padre Arnaud Devillers no era el cabecilla de los famosos 16 firmantes de la FSSP. Era amigo de varios de ellos, pero no era firmante de la famosa carta que generó la rebeldía. Fue puesto por la intervención de la Santa Sede como superior general. Más allá de que era favorable a una "birritualidad" en la FSSP, hay que decir la verdad.

Los cabecillas eran Fabrice Loiseau y los hermanos Le Pivain

Saludos

 

Excelente y vibrante post,

Excelente y vibrante post, aunque doloroso. Es claro ya: Satanás no da tregua ni descanso a quienes lo combaten y a aquellos que son fieles a la Fe.