Familias numerosas, vecinos indeseables

Para una encuesta diseñada por el CIS, centro de Investigaciones Sociológicas de España, las familias numerosas y otros grupos sociales forman parte de una lista de presuntos indeseables vecinos

El barómetro de noviembre da por sentado un rechazo social a las familias numerosas incluyéndolas con ex-presidiarios, alcohólicos y extremistas políticos. Dentro de este rechazo incluye también a colectivos como los estudiantes, personas con problemas psíquicos, inmigrantes y miembros de la etnia gitana. Envia tu protesta al Gobierno y al CIS por el trato conferido a las familias numerosas y a estos colectivos ciudadanos.

El pasado jueves 29 de diciembre el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) publicó su "Barómetro de noviembre" en el que puede encontrarse esta pregunta:

Pregunta 17

Ahora me gustaría que Ud. me dijera si le molestaría mucho, bastante, poco o nada tener como vecinos a...

a) Personas que hayan estado en la cárcel
b)
Gitanos
c) Estudiantes
d) Personas de extrema izquierda
e) Alcohólicas
f) Personas de extrema derecha
g) Familias numerosas
h) Personas con problemas psíquicos
i) Inmigrantes

España es el país de la Unión Europea que menos dedica a la protección familiar, concretamente un 0,6 % de su PIB frente al 2,4 de la media, es decir, 4 veces menos.

Ello ha ocasionado que caigamos a uno de los índices de fecundidad más bajos del mundo: las españolas en edad fértil tienen actualmente 1,3 hijos de media hasta el extremo que, desde hace 10 años, la mitad de los primogénitos son hijos únicos.

Paradójicamente, las familias numerosas españolas:

1 Pagan más impuestos que no les son devueltos vía compensaciones.

2 Por sus gastos en manutención y crianza de futuros cotizantes soportan más IVA que quienes no los tienen y ahorran.

3 Pagan más Impuesto de la Renta como consecuencia de las ridículas deducciones en el IRPF (1.400 euros por hijo) frente a quienes, no aportando cotizantes, ahorran para un plan de pensiones (hasta 8.000 euros de deducción). Siendo justamente las familias numerosas las que más generosamente contribuyen al futuro del sistema de pensiones ya que serán precisamente sus hijos los que tendrán que sustentarlo.

A esta falta de reconocimiento institucional que tiene la familia numerosa española y la familia en general desde antaño, el gobierno socialista añade una lista de promesas electorales incumplidas por Rodríguez Zapatero, el "tiro en la nuca jurídica" de la familia que ha supuesto la desaparición de las palabras padre y madre del código civil y finalmente desprecios como no recibir al Foro Español de la Familia o éste del CIS, que revelan cuán enraizada está la "familiofobia" en determinados miembros del gobierno socialista.

Según el Censo de Población 2001, en España viven cinco millones y medio de mujeres que son o han sido madres de familia numerosa, y que han tenido un total de 23 millones de hijos. Tres cuartas partes de la población han contribuido a la prosperidad de España como padres o hijos de familia numerosa (entre ellos SS.MM. los Reyes don Juan Carlos y doña Sofía, y los Duques de Palma de Mallorca S.A.R. la Infanta doña Cristina y don Iñaki Urdangarín), para el CIS, indeseables vecinos.

Sin embargo, el agravio del CIS no queda solo en las familias numerosas, tambien compara con ex-presidiarios, alcohólicos y extremistas políticos, a ciudadanos honestos como estudiantes, personas con problemas psíquicos, inmigrantes o miembros de la etnia gitana.

Comentario Druídico: El proceso continúa. Primero nos piden tolerancia a los gays, lesbianas, etc. Luego el reconocimiento de sus "derechos". Más tarde sus "uniones". Luego que se los eleve al rango de matrimonios. Paso siguente, que adopten. ¿Vendrán los subsidios para estudios de fecundidad...? Pero a la vez, la presión en contra de la familia normal aumenta día a día. Ahora comienzan a declarar indeseables a las familias numerosas. ¿Terminaremos prohibiendo la familia y obligando a los concubinatos de invertidos y degenerados? Es muy, muy probable.

Volver a la Portada

Twittet

Marcelo González

Signos del cielo y de la tierra: si los tiempos no se abreviasen hasta los justos perecerían

Mons. Bernard Fellay

Pretender hablar de conversión excluyendo que sea a la Iglesia católica, es burlarse de la gente. Dios, que es todopoderoso, ha puesto en las manos de María esta gracia, este poder de hacer milagros; no sólo el del sol, sino un milagro aún más asombroso: la conversión de un país entero mediante una sencilla consagración hecha por el Santo Padre, al que se unirían los obispos del mundo entero. Ese país, desde ese momento, quedará entregado a la Santísima Virgen.

Editor y Responsable

Continuemos la lucha con todas nuestras fuerzas como siervos inútiles que somos, pero pongamos nuestra esperanza, más que nunca, en la todopoderosa intercesión de Santa María, la Madre de Dios siempre Virgen, pues es ella quien, una vez más, vencerá la herejía.

Editor y Responsable

Cuando ahora leo en el Nuevo Testamento esas escenas tan encantadoras del paso del Señor por Palestina, recuerdo éstas que, tan niña todavía el Señor me hizo presenciar en esos pobres caminos y carreteras de Aljustrel a Fátima y a Cova de Iría. 

Jorge Ferro

La persona de Lefebvre es remansada, acogedora. No estamos frente a un energúmeno. Bastaba mirar sus ojos, a los que veo todavía hoy como claros y serenos. Una voz tranquila, no declamatoria, sensata. Su palabra mesurada y esperanzadora. 

Editor y Responsable

Los otomanos avanzaban sobre Europa. Juan (Jan III) Sobieski, rey de Polonia, decidió liderar la coalición, abandonando su patria marchó al mando del ejército. Al llegar a Viena los turcos doblaban a los cristianos. El enviado papal, Marco D’Aviano, consiguió unir a todo el ejército bajo el mando del rey polaco.

Marcelo González

Recientemente hizo algo de ruido una pastoral del obispo de Mercedes-Luján, Mons. Radrizzani, que es un personaje muy pintoresco. Su rol mediático más reciente tuvo lugar cuando cierto ex funcionario público decidió esconder unos 10 millones de dólares en billetes en cierto convento bajo su jurisdicción.