Firewall (2006)

Harrison Ford reaparece en un thriller de los que le van bien a este actor poco dúctil a pesar de veterano, inevitable en el paisaje cinematográfico de acción.

Dirigida por Richard Loncraine
 
Desde su debut en la primera versión de La Guerra de las Galaxias, Ford ha hecho una campaña exitosa sin demostrar mayor talento. Como a todos los actores mediocres, hay papeles que le van bien y cuando los actúan son creíbles, pero no logran que un personaje se distinga de otro, más allá de su atuendo o circunstancias. Así, este Harrison Ford de Firewall es una copia del de Juegos de Patriotas, o Enemigo Intimo.


 
Por otra parte, sin acción espectacular, Ford queda perdido. No tiene más recursos actorales que la de media docena de emoticones que ha sabido cultivar. Pero es simpático y –como tantos actores de gran éxito en la historia del cine norteamericano- permanecen por una atinada elección de sus filmes, más que por sus cualidades dramáticas.
 
Paul Bettany, en cambio, promete mucho más. Lo hemos visto en Una Mente Brillante, Capitán de Mar y Guerra (donde da vida a ese simpático irlandés que posa de anarquista y resulta ser un hombre de lealtades inconmovibles). Y aquí, haciendo el malo, revela una gran capacidad para transformarse. Es un malo cerebral, desapasionado, planificador. No un perverso, sino un hombre práctico, que ha decidido matar a toda una familia, después de lograr su gran robo, solo para dejar pistas falsas y falsos culpables.
 
Planificando con la puntillosidad y regularidad cronométrica de la vieja serie Misión Imposible ese robo que lo hará multimillonario, Bill Cox (Paul Bettany) debe secuestrar a Jack Stanfield (Harrison Ford) y a toda su familia, quienes viven en un lugar apartado, en una casa gigantesca y supervigilada electrónicamente. Jack es Jefe de Seguridad Informática de un banco que está siendo fusionado por otro mucho mayor. La difícil adaptación de ambas empresas vuelve el clima laboral tenso y la seguridad mucho menos efectiva. De allí que Cox, un genio del robo, planifique quirúrjicamente su golpe.


 
Al estilo de Emboscada (Sean Connery y Catherine Zeta-Jones) en lo tecnológico, y de La Habitación del Pánico (Jodie Foster) en cuanto thriller policial de suspenso, incluyendo la violencia y hasta el “buen ladrón”, Firewall no se priva de ningún lugar común del género. Desde la increíble buena suerte de Jack hasta el final feliz.
 
Puede verse, por toda la familia porque está limpia de procacidades, aunque sin duda impresionarán a los más chicos las escenas de fría crueldad que Bill aplica cuando Jack comienza a “jugarle sucio”. Algo de lenguaje grueso, pero en dosis aceptables si el subtitulado suaviza las traducciones.
 
A nuestro entender, recomendable para días de gran aburrimiento.
 
Guión cinematográfico: Joe Forte
 
Elenco:

Harrison Ford .... Jack Stanfield
Paul Bettany .... Bill Cox
Virginia Madsen .... Beth Stanfield
Mary Lynn Rajskub .... Janet Stone
Robert Patrick .... Gary Mitchell
Robert Forster .... Harry
Alan Arkin .... Arlin Forester
Carly Schroeder .... Sarah Stanfield
Jimmy Bennett .... Andy Stanfield
Gail Ann Lewis .... Empleada Bancaria
Matthew Currie Holmes .... Bobby
Candus Churchill .... Betty
David Lewis .... Rich
Zahf Paroo .... Ravi
Pat Jenkinson .... Laurie
Duración: 105 min
País: EE.UU.
Idioma: Inglés
Color: Color

Twittet

Marcelo González

Don Davide (con acento en la a), o sea el P. Pagliarani, es el nuevo Superior General de la FSSPX. Mucha gente se pregunta de dónde salió. ¿Qué significa esta promoción inesperada de un cura raso a la máxima jerarquía? Otros, menos informados todavía, señalan un desorden inaceptable: ¿desde cuándo un simple presbítero va a ser superior de obispos? Estos lefebristas están todos locos.

Marcelo González

Se percibe un cierto temblor de mitras. El optimismo y la componenda comienzan a desdibujarse. Parece que no alcanza con dejarles el campo libre y ponerse a un costado. Cuando ocupen el campo vendrán a degollar a los que estén mirando resignados al discurrir inevitable de los tiempos. Es de manual: los tibios le venden la soga a los revolucionarios, que los van a linchar con esa misma soga (Lenin dixit).

Editor y Responsable

En pocas palabras: Pilatos era un pagano, o sea que había en él semillas de verdad, y de hecho se interesó en el tema, porque le preguntó a Jesús “¿qué es la verdad?” Y Jesús no le contestó. No le contestó… no quiero criticar, pero… Encima después lo amenazó con mandarle no se cuántas legiones de ángeles. Tampoco Pilatos podía dejar que atropellen así como así su autoridad. El tema es complejo. Jesús no se dejó ayudar, puso peros todo el tiempo.

Editor y Responsable

Pagaba poco porque era una fija. El caballo del comisario. Sorprende por sabido. Muchos no terminaban de creer que este personaje, abismalmente por debajo de los requisitos básicos para ocupar el cargo, podría finalmente ser elevado a esta dignidad. Una verdadera indignidad. Aguer, a su lado, es San Pío X. No es una comparación exagerada. Lo sería si le quitáramos “a su lado”.

El líder cocalero Evo Morales, presidente -con aspiraciones a la eternidad- de la República de Bolivia acaba de felicitar el neocardenal designado por Francisco, nacido, criado y ejercido en esa tierra altiplana. Se trata de Mons. Toribo Ticona, retirado ya y gozando de la paz familiar con su esposa, hijos y nietos.

Prof. Roberto de Mattei

Querer convertir a aquella Iglesia valerosa, dispuesta siempre a vivir al pie del cañón, en una sociedad de cobardes que viven escondidos por vergüenza o por pusilanimidad, sería un ultraje a su virtud. Eran plenamente conscientes de su deber de conquistar el mundo para Cristo, de transformar según la doctrina y la ley del Divino Salvador la vida privada y la pública, donde debía nacer una nueva civilización, surgir otra Roma sobre los sepulcros de los dos Príncipes de los Apóstoles. Y lograron su objetivo.

Juan Lagalaye
Hace dos meses, en esta misma página, aludí a la fundación de la Argentina, señalándola en la primera misa celebrada en su actual territorio -Bahía San Julián- el Domingo de Ramos del 1520. Hoy, en la fiesta de la Santísima Trinidad, entiendo que es necesario evocar la fundación de nuestra ciudad ubicándola en la circunstancia litúrgica en que lo fue en el 1580 y que de de ella recibió el nombre, auspicio que a pesar de todas sus miserias mantiene vigencia.