-A +A

Francisco: "conversión y evitar la hipocresía"

No hay que hacer como los hipócritas que ponen cara de estampita

El Señor llama a la conversión a dos ciudades pecadoras, Sodoma y Gomorra, lo que evidencia que todos tenemos necesidad de cambiar nuestra vida, mirar bien en nuestra alma, donde siempre encontraremos algo, dice Francisco, y agrega que los hipócritas, en cambio, se disfrazan de buenos y ponen cara de estampita, rezan mirando al cielo, haciéndose ver.

Vale la pena escuchar estas reflexiones.

Comentarios

OH!!! Pedro Bergoglio

Y Tú una vez CONVERTIDO ¡porqué no confirmas a las ovejas de Cristo, que NO SON LAS TUYAS, para que les andes esquilando la Fe ?. 

losexcluídos.com.ar

Che Papa

¿Y por casa COME ANDIAMO? El muerto se espanta del degollado.

]]>http://www.youtube.com/watch?v=_y7lsw8aULE]]>

La verdad: si yo fuera un

La verdad: si yo fuera un donante de la Iglesia, estas palabras que me dejan en la misma bolsa que los hipócritas, me ofenderían mucho. Ya le ocurrió con unos donantes neoyorquinos cuando la Exhortación Apostólica, donde habla de que los católicos no se ocupan de las mujeres en riesgo de abortar. Estos señores, muy adinerados, retiraron sus cheques ofrecidos para una obra de restauración de la catedral de San Patricio. ¿Por qué? Porque ponían mucho dinero en hogares para mujeres en riesgo de abortar... 

Mucha susceptibilidad, dirá alguno. Poca o nula delicadeza, diría yo. O más bien, demagogia adobada por resentimientos.

DE HIPOCRESÍAS e INCONGRUENCIAS

La INCONGRUENCIA (falta de conveniencia) es una falla moral del católico moderno. Y es PEOR en la Jerarquía cuando no combate el error IPSO FACTO y deja a los fieles en PERPLEJIDAD IMPENITENTE ante el avance atrevido de los enemigos de todo lo bueno.  El otrora Bergoglio de los 100 barrios porteños que escondía su actual desparpajo disfrazado de Papa es un ejemplo de la hipocresía que él mismo practicó y sigue practicando ahora aprovechando la OPORTUNIDAD que le permite la prerrogativa de su estado para presentarse como el gran inquisidor que nunca fué, y es de temer que no lo será por lo menos en sentido católico, a tenor de los hechos. ¿Qué sabe B. de sí mismo? Porque hay que tener AUTORIDAD MORAL para exhortar a los demás a cumplir con el Evangelio (acaso ¿haz lo que yo digo?)

El gran  Chesterton, escribiendo sobre las INCONGRUENCIAS  atribuídas a  Santo Tomás Becket por sus detractores (antiguos y modernos) que, mal que les pese, "crearon un santo" ,dispara la siguiente reflexión al respecto que bien se le podría aplicar a don B., diciendo:

"...quien considera hipocresía toda incongruencia demuestra ser él mismo un hipócrita acerca de SUS PROPIAS INCONGRUENCIAS"  ("Breve historia de Inglaterra").

J.C.

 

Padre Gustavo

Si de incongruencias se trata creo que la mayor incongruencia es castigara un inocente y mas aun si del castigo se deriva que ese inocente no pueda ejercer un ministerio escaso e ingrato pero fundamental para las almas. Me refiero al caso del Padre Gustavo de Tulumba