Gente Feliz

El sorprendente carácter de quienes no han sido alcanzados por el mundo moderno

Ciertamente no vamos a proponer a nadie que vaya a vivir a Siberia. Ni tampoco creemos en el mito del buen salvaje. Sin embargo, la gente retratada en este filme es un extraordinario ejemplo de la vida humana en la pre-modernidad. Vida durísima, y sin embargo feliz, como el título de la película señala. No porque le falten penas, sino porque le sobran motivos para dar sentido a su existencia. Tamperos, cazadores, pescadores, leñadores, constructores de canoas y cabañas, entrenadores de perros, agricultores y granjeros. Son todo eso a la vez en una extraordinaria y variadísima forma de vida. Viven en la aldea llamada Bakhtia, sobre el río Taiga, en Siberia. Algunos son tártaros, otros rusos.

Abandonados por los auxilios de la religión (entíendase, el clero) viven una vida según la naturaleza de la especie humana, ciertamente caída y pecadora, pero respetuosa del orden natural. Son puro sentido común. Melancólicos, pacientes, sentimentales, duros como raíces de árboles, estos hombres y mujeres no tienen dudas sobre su identidad de género ni creen necesario respetar el "orgullo gay", algo que difícilmente les parezca motivo de alabanza. No parecen agobiados por el estrés ni dependen de los psicofármacos. Parecen tener una salud de hierro, afrontan temperaturas de hasta -55º en invierno mientras trabajan en los bosques cazando martas, armiños y alguna otra especie peletera. No sufren por exceso de colesterol (ni malo ni bueno). No son indiferentes a la muerte de los animales, tienen una particular relación de respeto hacia ellos, porque saben que están para su servicio y sobrevivencia. Los cazan racionalmente, porque dependen de ellos. Talan árboles para sus necesidades: calor, construcción, herramientas. Si hay algo razonable en Laudato Si, ellos lo practican.

Esto solamente para recomendar la maravillosa película Happy People, una producción de un director alemán y otro ruso.

NO, reitero, no es una alabanza del buen salvaje de Rousseau. Más bien un ejemplo de la vida incontaminada por la modernidad.

Pueden verse los créditos técnicos y artísticos ]]>en este vínculo.]]> Está en Netflix

 

 

Trailer del filme

Twittet

Marcelo González

Uno tras otro, los hechos que produce la agenda de Francisco y los escándalos que estallan en derredor de su persona nos superan, debemos confesarlo. Este es un pontificado insalubre. Si los tiempos no se abrevian, terminaremos todo muertos o dementes. Por uno u otro motivo.

Antonio Caponnetto

Gracias te doy Dios mío porque siendo un grumete me has dejado ser parte de esta fiel romería...

Juan Carlos Monedero (h)

El año se abrió con estos dos claros ejemplos de Corrección Política, estasdemostraciones de fuerza del lobby abortista, cuya naturaleza se comprende a la luz de otros casos anteriores, no tan lejanos en el tiempo.

Marcelo González

Como hijos de los gentiles, “reconozcamos en los magos adoradores las primicias de nuestra vocación  y de nuestra fe, y celebremos con corazones dilatados por la alegría los comienzos de esta dichosa esperanza, pues desde este momento se inicia nuestra entrada en la celestial herencia de los hijos de Dios”.  San León Magno, Papa.

Marcelo González

Se ha dicho con frecuencia: Fátima es una epifanía, una manifestación luminosa que prepara a los creyentes para vivir los tiempos más oscuros de la era cristiana. Así como la fiesta del 6 de enero celebra la revelación de Dios, en su Persona encarnada, a representantes de los gentiles.

Editor y Responsable

En este año cargado de noticias tristes y humanamente desesperanzadoras sobre la marcha de los asuntos eclesiásticos, nos ha parecido prudente insistir poco en las noticias, sino más bien opinar con una cierta pretensión de análisis, alentar la esperanza y recordar (también a nosotros mismos) los deberes de un buen católico en todo momento.

Sandro Magister

Navidad de tensión este año en el Vaticano, justamente mientras el papa Francisco, en el discurso de saludos a la curia, se la tomó con los que el definió como "traidores" y "aprovechadores" – los primeros ya "delicadamente" despedidos por él y los segundos amenazados con ser despedidos –, le han caído encima nuevos clamorosos goles en contra. Al menos tres.