La hora de las venganzas

La nada sorpresiva renuncia de Sarlinga

Los diarios del día repiten la noticia de la renuncia de Mons. Sarlinga, obispo, ahora emérito, de Zárate-Campana, Prov. de Buenos Aires, Argentina. La Nación destaca, porque tuvo la manos metidas en el asunto en su momento, el verdadero motivo de esta dimisión.

Esta es la nota completa

El obispo de Zárate-Campana, monseñor Oscar Sarlinga, anunció ayer sorpresivamente su alejamiento de la diócesis. La decisión estaría relacionada con el resultado de la "misión fraterna" (virtual intervención administrativa) que el papa Francisco envió hace dos años para analizar si el obispo incurrió en manejos irregulares en la sede eclesiástica.

"Juntamente con las instancias de la Santa Sede hemos elegido este día (por ayer), el de la peregrinación del pueblo de Dios a Luján, para decirles que es la última misa que celebro con la comunidad diocesana", informó el propio Sarlinga en la Basílica de Luján al cierre de una peregrinación. Dijo que "hace ya varios meses, junto con la puesta en disponibilidad de mi misión como obispo de Zárate-Campana, he pedido al papa Francisco un tiempo especial para hacer un tiempo de oración". Destacó su "cercanía y diálogo" con el Pontífice.

El obispo asumió en 2006 y, según denuncias llegadas a Roma, el cardenal Bergoglio -antes de ser papa- le cuestionó la compra de un inmueble sobre la Avenida del Libertador, cerca de Recoleta, para el funcionamiento de una asociación civil apadrinada por él.

En 2008, además, Sarlinga se vio envuelto en una maniobra urdida por el kirchnerismo para desplazar a Bergoglio del Arzobispado de Buenos Aires. La estrategia fue atribuida a un asesor del entonces jefe de Gabinete, Sergio Massa, y contemplaba acordar con el Vaticano la designación de Bergoglio en un organismo allí y su reemplazo por Sarlinga.

]]>La Nación del día de la fecha]]>

Resulta necesario recordar algunos antecedentes: Hace poco, en una serie de entrevistas videograbadas que La Nación sube a su sitio web, se recordaba que ]]>Francisco llama a Massa "el falso profeta".]]>  Este modo cariñoso de referise al candidato presidencial que resultó tercero en las elecciones generales, pero era favorito hace un año y luego misteriosamente fue abandonado por sus referentes y donantes, al punto que se puso en duda la perseverancia en su carrera presidencial, tiene origen en una vieja querella. De ella dimos cuenta en su momento en Panorama. Ya Bergoglio defendía con uñas y dientes su carrera hacia el pontificado. Sabemos que Francisco, reconciliado con Cristina Kirchner, negó a Massa entrevistas, fotos y todo gesto que pudiera ser interpretado como apoyo o simpatía, lo que, en cambio prodigó generosamente a todos los demás.
 
Los analistas políticos coinciden en que el candidato Scioli era la opción de Bergoglio para la presidencial argentina, pero que al no defender a su hombre (su de Francisco), Julián Domínguez, en las internas por la Prov. de Buenos Aires, inició una campaña contra el sospechado de narcotraficante y otros delitos, Aníbal Fernández, quien quedó en lugar de Domínguez mediante maniobras poco claras. De este modo el apoyo del aparato eclesiástico en la más grande y relevante provincia de la Argentina desde el punto de vista electoral pasó a la candidata de Macri, María Eugenia Vidal, quien ganó una batalla casi imposible. Y Francisco confirmó que no quiere ni querrá nunca a Massa, pero no por buenas razones, ya que las objeciones doctrinales que se le podrían hacer se replican y agravadas en los otros protegidos de Francisco.
 
Caso Massa-Embajada ante la Santa Sede y Caso Sucunza
 
Luego desde Panorama, con apoyo de otros medios, denunciamos el "caso Sucunza", alrededor del cual se movilizó cielo y tierra -más bien lo segundo- para defender la inocencia del condenado. Este editor sufrió presiones de personas muy importantes para que bajara la denuncia, como un ex embajador ante la Santa Sede y el Nuncio Apostólico. De todos los medios kirchneristas entonces enemigos de Bergoglio ninguno levantó la noticia y solo Jorge Asís la tuvo en su portal por una horas, y luego la bajo, argumentando "me lo pidió un amigo al que no le puedo decir que no".  Y a fuerza de silencio y presiones lograron desacreditarla, inclusive ante algunos medios tradicionales.
 
La realidad es que ese escándalo ponía un tropiezo importante, casi insalvable en la carrera electoral de Bergoglio para alcanzar el Solio Pontificio. Y Bergoglio sabe de elecciones y candidaturas.
 
Pues bien, parece que, con razón o sin ella, Mons. Sarlinga salió sorteado en el turno de los descabezamientos. Lo tenían apestillado desde hace un par de años, su destino era inexorable. Se cumplió. 
 
Francisco no olvida... en particular a los que pusieron piedras en su camino.

Twittet

Marcelo González

"Hoy, 25 de Noviembre, queremos salir a proclamar a Cristo como Rey de nuestras vidas y de nuestra sociedad. Frente a las numerosas negaciones e intentos de hacer desaparecer la Fe en Jesucristo, salimos hoy a las calles para cantar la Gloria de Nuestro Señor, para reconocerlo frente al mundo: Él es nuestro Salvador, Él es nuestro Señor, Él es nuestro Rey."

Marcelo González

La restauración católica será por la vía del culto y del reinado social de Nuestro Señor Jesucristo. Dios ha resguardado el sacerdocio y el culto por medio de una obra minúscula en sus orígenes que hoy es de importancia crucial para el destino del catolicismo. La restauración que debemos realizar día a día se nutre del fruto de ese resguardo.

Editor y Responsable

Y 335º aniversario de la liberación de Viena del asedio turco: recordando la liberación de Viena.

Sofía González Calvo

la Peregrinación pone en lugar principal el conocimiento y amor a la misa tradicional. La misa se convierte en el centro de los tres días de peregrinación. Misa de campaña, rezada bajo la lluvia y el frío, sobre el suelo de barro. Acompañada de cánticos en latín y castellano que ayudan a la devoción. La devoción era otro elemento patente entre los caminantes.

Marcelo González

Si Bergoglio es depuesto, si acaso esto es posible, se lo debería acusar por su evidente intención de heretizar. Pero los cardenales sobrevivientes de las famosas dubia siguen dudando. Entiendo que políticamente esta circunstancia es más eficaz, pero si queremos restaurar la santidad del Pontificado y de los miembros de la Iglesia y limpiar su Rostro inmaculado necesitamos algo más que política.

Marcelo González

Pasó algo maravilloso, que no todos han entendido. El pueblo argentino, democráticamente se alzó contra la oligarquía mundial abortista. El pueblo argentino reaccionó, como dijo el periodista Mariano Obarrio, actor principal en esta victoria, y produjo otra Reconquista, como en las Invasiones Inglesas. Es un hecho político extraordinario, como lo fue Malvinas o 2001.

Marcelo González

Mañana puede ocurrir un milagro. Pero, a decir verdad, el milagro ya ocurrió. El pueblo argentino, generalmente apático salvo en cuestiones relativas a su bienestar o seguridad, se levantó contra la conspiración internacional abortista que busca reducirnos a la miseria moral absoluta.