La misma realidad, dos formas de ver las cosas

Las hermanas Dominicas de Fanjeaux, reforma de la orden fundada por la hermana Anne-Marie Simoulin, bajo inpiración del religioso dominico y destacado autor espiritual P. Roger Calmel, está dedicada a la educación de niñas y establecida en varios países del mundo, incluyendo la Argentina, donde tienen ya dos fundaciones. Hace poco tiempo realizó una peregrinación a Roma para celebrar los 40 años de existencia.

El canal y agencia de noticias EWTN, de reconocida hostilidad al tradicionalismo, le ha dedicado un informe que podríamos calificar de "equilibrado", para lo que suelen ser. Por otra parte, Gloria TV, ese conglomerado bizarro donde conviven posiciones tan opuestas, dedica a su vez un tramo de su noticiero al mismo hecho, en un tono mucho más amistoso. 

 

Entrevista EWTN

 

 

Noticia en Gloria TV

En el primer caso se realizan rápidas notas a algunas de las religiosas, a uno de los asistentes de la FSSPX y a un prelado romano. Se destaca la unión con la Santa Sede: "Roma es nuestro hogar", dice una de las entrevistadas. Se hace referencia también al espíritu del "Arzobispo", o sea, de Mons. Marcel Lefebvre que acompañó esta fundación y puso su congregación, la FSSPX, a disposición de las hermanas dominicas y su alumnado para su asistencia espiritual y sacramental.

Es necesario repetir que son fundaciones distintas en momentos distintos. La primera fue una reforma de las Dominicas inspiradas por el P. Calmel. La FSSPX surgió como obra original para preservar el sacerdocio católico de los estragos de la nueva liturgia y combatir los errores neomodernistas.

En diversos sitios que acusan a la FSSPX de "connivencia" con la Roma modernista ofrecen esta visita y las declaraciones de los distintos entrevistados, entre ellos un obispo del Opus Dei que está a cargo de la Interpretación de los Textos Legislativos la Curia de Roma, como "prueba" de tal connivencia.  

Resultan cuanto menos sorprendentes estas declaraciones: que los tradicionalistas peregrinen a lugares de culto católico muestra -según ellos, los críticos a la "connivencia"- que comulgan con los errores neomodernistas de quienes ahora administran esos lugares. Así visitar, Chartres, Lourdes, Roma, Luján son pasos previos a la entrega... 

Por otro lado, la falta de status canónico de la FSSPX es prueba de "cisma" según el conservadurismo católico en general.

Bien, cada uno con su "lógica", y que les aproveche. En varios casos, en el que nos ocupa y en otros, como Chartres y Luján nunca se ha permitido el uso de los templos para la celebración del culto tradicional al final de estas peregrinaciones. Lo cual no deja de ser un indicio en el sentido contrario a la connivencia. En otros sí, lo que no deja de demostrar que "no son cismáticos". 

Tal vez la solución a este aparente intríngulis sea ver en el tradicionalismo el deseo de estar siempre filialmente sujeto a la Roma eterna y a su doctrina; el desero de dar testimonio ante quienes lo quieran oír. El deseo de fomentar en sus fieles ese amor por la sede petrina. Y a la vez la imposibilidad de aceptar los cambios en la doctrina ni la destrucción del culto. Bajo esta luz las cosas se ven de un modo mucho más sencillo.

Nota. Lamentablemente los dos vídeos están en inglés, pero creemos que la imágenes y lo que se pueda entender vale la pena.

Twittet

Marcelo González

Ningún lector regular de Panorama Católico puede dudar de mi posición ante Francisco, el papa Bergoglio. Y esto no lo digo porque mi opinión tenga alguna importancia, sino solo para orientar a quien tenga ganas de leer lo que sigue.

P. José María Mestre Roc FSSPX

La divina Providencia no había acabado la obra encargada a los pastorcitos. La Virgen dijo a Lucía que, «con el fin de prevenir la guerra, vendré a pedir la consagración de Rusia a mi Inmaculado Corazón y la comunión reparadora en los primeros sábados de mes». Recordemos, pues, las principales comunicaciones con que el Cielo pidió a Sor Lucía ambas cosas.

 

Marcelo González

Como en todo el orbe católico los grandes santuarios marianos convocan multitudes, se necesita al menos estar prevenido. Si el 13 de mayo próximo se reuniesen en Fátima dos millones de personas (en realidad no cabrían) eso no haría más verdaderas las apariciones, ni más urgentes los mensajes.

Editor y Responsable

La pequeña pieza retórica que sigue fue dedicada a su primera renuncia y guardada por prudencia, con la esperanza de que en su intención estuviese la de restituir el derecho y apoyar la buena causa. Pero como demostró más de lo mismo, creemos se puede, sin cargo de conciencia, condenar en vez de condonar su falta.

Marcelo González

Lo bueno de estar allí cuando hay poca gente y menos distracciones es percibir con impactante evidencia que no hay nada extraordinario que ver en orden a la naturaleza. Es un destino que defrauda a quien no va con espíritu sobrenatural. 

Marcelo González

Con un pie ya en el estribo para ira a visitar los lugares sagrados de Fátima, quisiera compartir con los amigos de Panorama Católico unos apuntes escritos a vuelo de pluma. Son reflexiones sobre la figura de Francisco Marto, el vidente varón de Fátima.

Editor y Responsable

Los que piensan que «han vencido» son los neomodernistas fieles a la línea (si así puede llamarse) de los padres fundadores de la «nouvelle théologie» o «nueva teología» y, especialmente, a la línea (tortuosa y oscura) trazada por el jesuita Henri de Lubac y por el ex-jesuita Hans Urs von Balthasar. «Se exaltan los exponentes de la nueva teología como si fueran ellos la piedra angular de la Iglesia» escribió con razón el pensador don Julio Meinvielle.