Las Catedrales y su Razón de Ser

Crónicas de una peregrinación. Tercera entrega.

Cualquier aparato doméstico contemporáneo hubiera causado una sorpresa enorme a un hombre medieval. Debemos perdonarles su ingenuidad. A la inversa, cualquier catedral medieval debería causar una enorme conmoción al hombre moderno. No es tan fácil perdonarle su indiferencia.

Es que la catedral es un lugar edificado con un propósito que el hombre moderno, en su presunta sabiduría, ignora. Es un lugar de culto. El ignora qué es un lugar de culto porque ignora qué es el culto. Algo debido a Dios, pero ¿qué es Dios, si acaso existe?

Más que los retablos, arcos, espacios, vidrieras, filigranas, sillerías, mármoles, lo que constituye la verdadera causa de admiración de las catedrales es el culto. Porque esos edificios están construidos en torno al culto. El culto es su verdadero cimiento, su razón de ser, el motivo más evidente de su inspiración artística, que por momentos parece angélica.

El culto mismo es un edificio tan monumental como los templos que lo albergaban. Se han conservado muchas catedrales, pero casi no se ha conservado el culto, mucho menos en su esplendor y solemnidad. Sufrimos una versión patética y ruinosa. Ver los actos de ese culto (Novus Ordo) en esas catedrales recuerda en el alma tradicional ciertas admoniciones evangélicas raramente citadas por los pastores actuales.

“No deis perlas a los cerdos”. “No deis el pan de la mesa del padre a los perros”. Los cerdos y los perros, en este caso, son el clero, que tiene monumentos de la Fe para albergar el gran edificio de la Fe, la liturgia, y lo destierran, para hacer de esos lugares pocilgas litúrgicas a su capricho, alabanzas del hombre.

Los medievales recibían esas perlas y las atesoraban en monumentos a cuya construcción y embellecimiento dedicaban vidas enteras, normalmente demasiado cortas para finalizar la obra, de modo que solían proseguirlas hijos y discípulos. Templos y liturgia. En nuestro tiempo, al visitar estos testimonios de un pasado glorioso, la mayoría procede como los cerdos de la advertencia evangélica: las olfatea con el interés de sacarles algún provecho. Ni aún la admiración estética es suficiente para los templos, si no suscita cierta luz sobre Dios y una civilización que centró su vida en Él… ¿Qué ceremonias albergaban estos espacios iluminados por el cielo? ¿Por qué tanta riqueza desplegada en honor a Dios? ¿Cuál es el alma de estos cuerpos bellísimos y misteriosos?

Europa es un Edén de maravillas cristianas, guardadas en custodia para que una piara de turistas camine por ellas con paso de cerdo. Y los custodios de la piara les echen bellotas.

Recordemos que Medio Oriente y África del Norte fueron un paraíso del cristianismo y ahora son un desierto donde se intenta secar los pocos oasis que han quedado.

Europa puede llegar a ser otra África del Norte. En no mucho tiempo. Sólo se salvará por el culto. Y si quieren encontrar el culto, deben buscar en la razón de ser de esos edificios maravillosos.

Twittet

Editor y Responsable

Durante el período entre el día 13 hasta hoy no hemos hecho ninguna referencia a las apariciones de Fátima. Se debe a que en este momento histórico hace 100 años, el lunes 13 de agosto de 1917, los tres videntes de Fátima estaban en la cárcel. 

Marcelo González

Un querido amigo ha publicado en el blog de Cabildo y en Panorama Católico el artículo “Nacionalcatolicismo”. En él sostiene una tesis y muestra datos que la hacen más que verosímil. Mi propósito en este comentario es aportar otros datos en el mismo sentido, y ampliar el alcance de la influencia a lo que se podría llamar un aporte indirecto (aunque no tanto) de las mismas fuentes.

Editor y Responsable

¡Todo cristiano es espiritualmente un vandeano! No dejemos que se ahogue en nosotros el don generoso y gratuito. Sepamos, como los mártires de la Vendée, extraer este don de su fuente: el Corazón de Jesús. ¡Oremos para que una poderosa y alegre Vendée interior se alce en la Iglesia y en el mundo! 

Editor y Responsable

Cualquier persona, familia, institución o pueblo que se encuentre en medio de tribulaciones, discrepancias, sufrimientos, angustias aparentemente intolerables, discordias, problemas sin solución humana... tienen en el Rosario un arma de eficacia única.

Editor y Responsable

Paradójicamente, la noticia de su creciente popularidad en línea coincide con la constante caída en el número de fieles que asisten a las audiencias de la Plaza de San Pedro, anunciada en un artículo escrito por Valentina Conti, el 2 de julio del 2017: "Si se observan las cifras proporcionadas por la Prefectura de la Casa Pontificia, desde el 2015 una lenta pero constante hemorragia ha adquirido proporciones preocupantes en poco menos de dos años.

Juan Lagalaye

La feligresía sobre la que se inició en su momento el tradicionalismo religioso en la Argentina era fundamentalmente heredera del pensamiento nacionalista, formada por los sacerdotes más esclarecidos de ese país.

Editor y Responsable

La Santísima Virgen, en estos ULTIMOS TIEMPOS en que estamos viviendo, ha dado una nueva eficacia al rezo del Santo Rosario. De tal manera que ahora no hay problema, por más difícil que sea, sea temporal o sobre todo espiritual, (...) No hay problema, repito, por más difícil que sea, que no podamos resolver ahora con el rezo del Santo Rosario. (Lucía de Jesús, vidente de Fátima)