Los polacos están locos

Un imposible rosario a lo largo de la frontera

 

¿A quién se le ocurre convocar una jornada de oración a lo largo de toda su frontera, apenas 3000 kms.? ¿A quién se le ocurre anunciar que un millón de personas va a responder a ese llamado? ¿A quien se le podría ocurrir invitar a la gente a las capillas de los aeropuertos a rezar el rosario el 7 de octubre, porque estos lugares son parte de las fronteras del país, y atestarlos de gente? ¿O formar cadenas de embarcaciones sobre los ríos mientras rezan el rosario? ¿O de barcos en los mares? ¿Y los soldados polacos estacionados en Afganistan rezando el rosario unidos a toda la Nación polaca?

Locos, realmente.

Antes del rosario se rezaron 300 misas en diversos lugares del país para invocar las gracias del Cielo. Este acto demencial fue organizado por seglares, con el apoyo de 22 diócesis del país. El Arzobispo de Cracovia, Marek Jedraszewski dijo en la homilía de su misa del sábado: “Oremos por las otras naciones de Europa y del mundo para que entiendan que necesitamos volver a las raíces cristianas de la cultura europea si Europa quiere seguir siendo Europa”.

Tiene que ser algún tipo de complejo colectivo de inferioridad, porque Polonia fue borrada del mapa más de una vez, desmembrada, su ejército ejecutado en masa, sus habitantes deportados. Y ahora pretenden defender su ultranacionalismo rezando el Rosario “en contra de los musulmanes”. Por eso eligieron el aniversario de la batalla de Lepanto. Esto lo dicen los sensatos liberales.

Tan locos están, que anuncian un millón de asistentes a esta manifestación colectiva. Y, adivinen qué. ¿Cuántos participaron? Casi dos millones.

Siempre estuve convencido de que los polacos están un poco locos. Como cuando hacían cargas de caballería sable en mano contra los tanques alemanes.

Ellos argumentan que el Rosario es el arma más poderosa contra los enemigos de Dios. “Dios ha dotado al Rosario de una particular eficacia en estos tiempos”, nos dice Fátima.

Tal vez los polacos estén un poco locos, pero definitivamente quienes padecen insania son los que no lo rezan, ni siquiera cómodamente en casa, en su iglesia, o donde sea. Víctimas de una locura ciega y suicida tan propia de estos tiempos.

Twittet

Editor y Responsable

Pagaba poco porque era una fija. El caballo del comisario. Sorprende por sabido. Muchos no terminaban de creer que este personaje, abismalmente por debajo de los requisitos básicos para ocupar el cargo, podría finalmente ser elevado a esta dignidad. Una verdadera indignidad. Aguer, a su lado, es San Pío X. No es una comparación exagerada. Lo sería si le quitáramos “a su lado”.

El líder cocalero Evo Morales, presidente -con aspiraciones a la eternidad- de la República de Bolivia acaba de felicitar el neocardenal designado por Francisco, nacido, criado y ejercido en esa tierra altiplana. Se trata de Mons. Toribo Ticona, retirado ya y gozando de la paz familiar con su esposa, hijos y nietos.

Prof. Roberto de Mattei

Querer convertir a aquella Iglesia valerosa, dispuesta siempre a vivir al pie del cañón, en una sociedad de cobardes que viven escondidos por vergüenza o por pusilanimidad, sería un ultraje a su virtud. Eran plenamente conscientes de su deber de conquistar el mundo para Cristo, de transformar según la doctrina y la ley del Divino Salvador la vida privada y la pública, donde debía nacer una nueva civilización, surgir otra Roma sobre los sepulcros de los dos Príncipes de los Apóstoles. Y lograron su objetivo.

Juan Lagalaye
Hace dos meses, en esta misma página, aludí a la fundación de la Argentina, señalándola en la primera misa celebrada en su actual territorio -Bahía San Julián- el Domingo de Ramos del 1520. Hoy, en la fiesta de la Santísima Trinidad, entiendo que es necesario evocar la fundación de nuestra ciudad ubicándola en la circunstancia litúrgica en que lo fue en el 1580 y que de de ella recibió el nombre, auspicio que a pesar de todas sus miserias mantiene vigencia.
Marcelo González

En un artículo titulado “La Gran Comedia de “la Vida” publicado el 27 de febrero de este año expresé mis reservas a lo que creo es como mínimo un enfoque equivocado al desafío de las ideologías feministas, abortistas, de género, etc. En particular contra el aborto, cuando se anunciaba una marcha que resultó multitudinaria, extraordinaria y sorprendente, una marcha que demostró que el rechazo al aborto es muy fuerte en la sociedad argentina. 

Marcelo González

Leemos en Adelante la Fe un interesante artículo del Dr. César Félix Sánchez que complementa otro, reproducido en Panorama Católico. Recomendamos la lectura de ambos. A su vez nos trajo a la curiosidad recordar qué había publicado sobre estos temas tiempo atrás, en la era de la "gran esperanza benedictina". Y nos parece prudente rememorarlo. El autor peruano recorre hacia atrás el barroso camino de Francisco. Resulta que, como siempre sostuvimos, hace mucho tiempo que la derrota papal está enfangada. 

Marcelo González

Lo más pornográfico que leí en mi vida es el libro “Teología Moral para Seglares” de Royo Marín. La parte contra sexto. Me creó una verdadera incomodidad. Las personas bien criadas tenemos una repugnancia natural por lo indecente, lo obsceno. Pero estamos fuera de época, porque lo obsceno se hace público todo el tiempo