Los protestantes y la Misa Nueva (I)

“Lo que nosotros consideramos, y bien alto, un punto sobre el cual todos los protestantes concuerdan –y no tienen divergencias sobre este punto– es que la misa pueda ser una repetición del sacrificio de Jesucristo, que el padre pueda ofrecer el Cuerpo y la Sangre una vez más. Esto nos parece, y lo digo muy francamente, abominable.

Recopilación de Marcelo Fedeli

1) Lo que dicen los protestantes sobre la Misa Nueva o de Paulo VI

Traducimos del sitio ]]>]]>]]>tradition.free.fr]]>

Scripta Manent las ]]>declaraciones de los protestantes sobre la Misa de Paulo VI]]> (Los textos entre corchetes son de nuestra responsabilidad).

1) Protestantes:

1.1 Max Thurian

“Las comunidades no católicas podrán celebrar la Santa Cena con las mismas oraciones que la Iglesia Católica [de la Nueva Misa de Paulo VI]: teológicamente esto es posible”.

(Max Thurian, pastor protestante de Taizé, citado en el diario La Croix, del 20 de mayo de 1969).

1.2 Roger Schutz

“Las nuevas oraciones eucarísticas [de la Misa Nueva de Paulo VI] presentan una estructura que se conforma a la misa luterana…”

(Roger Schutz, pastor protestante de Taizé. Citado en la revista “Itineraires”, nº 305, p. 162).

1.3 Pastor Voit

“Lo que nosotros consideramos, y bien alto, un punto sobre el cual todos los protestantes concuerdan –y no tienen divergencias sobre este punto– es que la misa pueda ser una repetición del sacrificio de Jesucristo, que el padre pueda ofrecer el Cuerpo y la Sangre una vez más. Esto nos parece, y lo digo muy francamente, abominable, el que se pueda repetir algo que es único y perfecto, esto no puede ser repetido, y el gran mérito del Ordo de Paulo Vi [la Misa Nueva de Paulo VI] es que abrió un camino exactamente en este sentido, y que es así como la Iglesia conciliar ha actuado.

“Lo que era intolerable de la Misa de Pío V, yo lo escribí en el diario “Le Monde”, y me refiero a eso frecuentemente; que muchos de nuestros antepasados en la fe preferían subir al cadalso antes que asistir a esa misa. Y tenían un gran coraje, teológicamente tenían razón, porque aquella misa no es posible en el campo evangélico, a nuestros ojos”.

Pastor Viot, presidente del Consistorio Luterano de París. Citado en Una Voce, de julio de 1985.

1.4 Pastor Jordahn

“Así pues, en mi parroquia de Hamburgo, por ejemplo, usamos normalmente la plegaria eucarística II [de la Misa de Paulo VI] como la forma luterana de las palabras de institución, omitiendo la oración por el Papa”.

(Pastor Ottfried Jordahn del instituto Dom Herwegen de la abadía de Maria Laach, el dia 15 de junio de 1975. Citado por la Revista “Itineraires”, nº 218, p. 116).

1.5 Revista Protestante

“Las nuevas plegarias litúrgicas [de la Missa Nueva de Paulo VI] han abandonado la falsa perspectiva de un sacrificio ofrecido a Dios”.

(“una de las más importantes revistas protestantes”, citada por Jean Gitton en el diario “La Croix” del 10 de diciembre de 1969).

1.6 Universidad protestante

“Nada en la misa renovada [por Paulo VI] puede disgustar al cristiano evangélico”.

(M Siegvalt, profesor de dogmatica de la Facultad Protestante de Strasburgo. Carta al obispo de Strasburgo, citada en el diario “Le Monde” del 22 de noviembre de 1969).

1.7 Consistorio protestante

“Teniendo en cuenta las formas actuales de celebración eucarística de la Iglesia Católica [la Misa de Paulo VI] y en razón de las convergencias teológicas existentes, muchos obstáculos que podrían impedir a un protestante participar de esta celebración litúrgica parecen en vías de desaparecer. Podría ser posible, hoy, a un protestante reconocer en la celebración litúrgica católica la Cena instituida por el Señor”.

(Consistorio superior de la Confesión de Augburgo y de Lorraine. Declaración del 8 de diciembre de 1973, publicada en “L’Eglise en Alsace”, enero de 1974, publicación de Servicio diocesano de información, citada en “La Nueva Misa” de Louis Salleron, 2º edición, pág. 193).

“Consideramos que la utilización de la nuevas plegarias litúrgicas [de la Misa Nueva de Paulo VI] en las cuales nosotros nos reencontramos, que tienen el mérito de obnubilar la teología del sacrificio la cual teníamos por costumbre atribuir al catolicismo.

“Estas oraciones nos invitan a reencontrar una teología evangélica del sacrificio”.

(Id., citado en id.)

Twittet

Adelante la Fe

¿No fue durante ese pontificado que notorios y confesos homosexuales a quienes Montini conocía personalmente fueron elevados al episcopado, circunstancia que llevaría a incluso un circunspecto neocón poco sospechoso de cualquier integrismo como George Weigel a reconocer el desgobierno y absoluta incuria a la hora de nombrar a obispos ineptos moralmente durante ese pontificado?

Marcelo González

Uno tiene la impresión, al leer la declaración final y habiendo repasado las entrevistas y los resúmenes de las conferencias, que estos clérigos quieren dar un paso adelante con el pie derecho en la restauración de la Iglesia. Pero a la vez se pisan el zapato con el pie izquierdo.

Editor y Responsable

Hoy 7 de abril ha tenido lugar en Roma la muy esperada conferencia “Iglesia Católica, ¿adónde vas?”. La conferencia fue inspirada por el cardenal Carlo Caffarra (uno de los cuatro cardenales de las dubia), que falleció el pasado septiembre. Al final de la conferencia se publicó una Declaración Final en el nombre de los participantes, religiosos y seglares.

Marcelo González

No que sea un descubrimiento, sino más bien una verdad que cada tanto se nos impone con una evidencia que aplasta. Nos consideramos buenos cristianos y con razón. Porque en un tiempo de persecución y apostasía estamos del lado de la Iglesia y tratamos de ser fieles a Cristo.

Editor y Responsable

Margarita Barrientos, nacida en Añatuya, Santiago del Estero, la diócesis más pobre del país, expresa estas sorprendentes impresiones. Su educación, en el interior profundo de la Argentina, la muestra heredera de la Fe tradicional y asoma en su modo de expresarse. Pero también es importante recordar quienes fueron los obispos de su ciudad, cabeza del obispado, durante su vida.

 

Juan Lagalaye

La primera Misa en el actual territorio argentino fue celebrada en el Domingo de Ramos del 1520, circunstancia litúrgica que entonces asignaba de manera peculiar el reconocimiento de la Realeza de Nuestro Señor Jesucristo.

Editor y Responsable
- Vamos a manifestarnos por los que no tienen voz.- A elevar nuestra súplica y nuestros cantos por los que no pueden hacerlo aún.- No vamos a pedir un debate, ni a simplemente hacer número para que se tenga en cuenta.- Vamos como católicos, apostólicos y romanos, a plantar bandera y rezar a Dios Nuestro Señor para que ilumine o a nuestros gobernantes.