-A +A

Más sobre Medjugorje

La otra cara de la famosa aparición

Mucha gente considera a Medjugorje como el punto de partida de su conversión. ¿Existe una razón teológica que pueda fundarse en los “buenos frutos” -una experiencia de la gracia- para avalar la autenticidad de una aparición?

Responde el mariólogo, Padre Manfred Hauke:

Los buenos frutos solamente no son por sí la confirmación de origen sobrenatural de una visión. En medicina, la terapia del placebo a veces produce buenos resultados, pero no por ello han de ser acreditados a la medicina como tal. Inclusive en un lugar donde sucedan estos fenómenos por engaño o hasta por actos demoníacos, es posible que la gracia divina actúe y que la gente se convierta y encuentre a Dios.

Entre los criterios para determinar la credibilidad sobrenatural de las apariciones marianas, los frutos han de ser juzgados junto con  el examen del fenómeno en sí y la confirmación por medio de milagros. En Medjugorje hay, además, no solo buenos frutos, sino también un gran número de consecuencias negativas relacionadas al fenómeno de las apariciones. Una de estas consecuencias es el estímulo dado a dos frailes franciscanos, que fueron presionados por la vidente Vicka, en nombre de la “Gospa”, a ponerse en contra de las directivas canónicas legítimas emanadas del obispo local, en cumplimiento de su función pastoral. Ante la repetición de las exhortaciones de la “Gospa” a la desobediencia (13 veces), al entonces ordinario de la diócesis, Mons. Zanic, quien originalmente se había inclinado en favor del fenómeno de Medjugorje, reaccionó con un comprensible rechazo.

En su reacción contra la visita del Cardenal Schönborn, ]]>Mons. Peric. llama la atención sobre otros hechos]]> conectados con la desobediencia: actualmente hay en la diócesis de Mostar-Duvno nueve ex franciscanos que fueron suspendidos en su ministerio, pero que lo continúan en parroquias usurpadas a los sacerdotes legales: ciertos franciscanos han invitado a un clérigo viejocatólico, que se presentó a sí mismo como “arzobispo” y “confirmó” a más de 700 jóvenes en las parroquias usurpadas, algo que un clérigo no podría nunca hacer válidadmente: dos de los frailes reclacitrantes se pusieron en contacto con un obispo viejocatólico de Suiza solicitándole que los consagrase obispos, algo que el obispo viejocatólico declinó hacer. 

Dos frailes, muy cercanamente conectados con el inicio del fenómeno Medjugorje fueron castigados por la Iglesia: a Jozo Zovko (párroco durante los primeros meses de la aparición, junio-agosto de 1981) le fue prohibido tener contacto con Medjugorje por sus superiores: Tomislav Vlasic, que trabajó en Medjugorje desde 1981 a 1988]]>, fue suspendido en sus funciones sacertotales por la Santa Sede]]>. ]]>La Congregación para la Doctrina de la Fe dio como razón,]]> entre otras cosas, sus ofensas contra el sexto mandamiento, exacerbadas por así llamadas “motivaciones místicas”. El fraile, de hecho, bajo las directivas de la “Gospa” y de la vidente Marija Pavlovic, había realizado un “desposorio místico” con una dama alemana en el ámbito de una comunidad religiosa mixta

Esta inusual conexión entre tendencias personales y misticismo tiene una historia más antigua: en 1976, y por lo tanto antes de que estuviera involucrado con Medjugorje, el fraile dejó preñada a una monja también en una “comunidad franciscana” mixta, y la envió con piadosas exhortaciones a Alemania para negar su paternidad. Este caso fue bien conocido por mons. Zanic y por el Cardenal Ratzinger en 1984.

Vlasic mismo trajo a colación durante una conferencia de carismáticos en Roma (6 de mayo de 1981)  las “palabras de sabiduría” que le fueron dichas en Medjugorje: “No temas, Yo enviaré a mi Madre”. Una carismática irlandesa [Sor Briege McKenna, OSC-RC] aseguró que manaban de Vlasic torrentes de agua viva. La influencia de una figura tal en el comienzo del fenómeno Medjugorje plantea una gran número de interrogantes y críticas. Se realizaron tambíen graves acusaciones morales contra Zovko, el párroco de los primeros meses, y por largo tiempo confidente espiritual del grupo de videntes. (E.M. Jones, ]]>“El Engaño de Medjugorje”,]]> 2001).

Medjugorje es con frecuencia referido como un “osis de paz” durante la guerra civil de comienzo de los ’90. Sin embargo hay hecho molestos que perturban esta visión armoniosa. Cuando los ingresos de la industria de la peregrinación cayeron en 1992, hubo informes de prensa sobre violentos conflictos entre los tres clanes familiares que se ocupan del negocio de los peregrinos. En una “operación de limpieza”, alrededor de 140 habitantes de Medjugorje fueron asesinados, mientras que otros 600 tuvieron que huir. “Esto fue mantenido en secreto para el mundo exterior, porque naturalmente no se corresponddía con la creencia en la Reina de la Paz. (R. Franken]]>, “Un Viaje a Medjugorje”]]>, 2000, p. 45) Así pues, no solo aparecen buenos frutos en el fenómeno Medjugorje.

En particular en el período temprano del fenómeno Medjugorje hubo varios mensajes muy extraños. De acuerdo a una cinta de grabación transcripta el 30 de junio de 1981, los videntes informaron que la “Gospa” pondría final de las apariciones dentro de los siguientes tres días (el 3 de julio) pero estas continuaron. En la sexta aparición (29 de junio de 1981), la “Gospa” anunció la curación de un niño de cuatro años, curación que nunca ocurrió. Más tarde, (25 de mayo de 1984), la “Gospa” les informó que su cumpleaños número 2000 sería el 5 de agosto de 1984. ¿La auténtica Madre de Dios propagaría una celebración del propio cumpleaños que se apartase de la fecha litúrgica (8 de septiembre)? ...

Además de cosas falsas y ridículas, aparecen algunas enseñanzas erróneas entre los videntes. El P. Vlasic escribió el 8 de mayo de 1982 en la Crónica de su autoría, que según afirmaciones de la “Gospa”, los Santos del Cielo están allí presentes no solo en alma sino también en cuerpo. He aquí desplegada la doctrina erronea, ampiamente difundida hoy, pero condenada por la Iglesia, de la “resurrección en la muerte”, según la cual, la resurrección durante la Segunda Venida de Cristo se considera irrelevante.  En otras palabras, entre muchos abundantes tópicos catequéticos que se encuentran con mucha mayor sustancia atestiguados en la Biblia y en el Catecismo, los mensajes constituyen elementos claramente contrarios a la tesis del origen sobrenatural del fenómeno.

Puede leerse más aquí: ]]>El Mariólogo Hauke sobre Medjugorje: “No permitáis que los devotos caigan en el vacío”.]]>

Fuente: ]]>Rorate Caeli]]>

Comentario Druídico:

Un místico que es flojo de bragueta

Es mal místico y aun peor profeta...

Y ante dudas que abrigue Usted, en fin,

Pregunte por el “monje” Rasputín