Michael Clayton

Del guionista de la serie de Bourne y El Abogado del Diablo, en este caso en la doble función de guionista y director. Protagonizada por George Clooney, que alterna entre filmes puramente comerciales e intrascendentes y algunos en los que se ocupa de temas interesantes.

Michael Clayton
Director y Guinista: Tony Gilroy
Protagonista: George Clooney

Nos ha recordado a Changing Lanes (Fuera de Control) dirigida por Sydney Pollack. Un estudio de abogados que se ocupa de defender grandes empresas. El talento, el conocimiento de la ley y las influencias al servicio de los poderosos y completamente divorciado de la justicia.

Michael Clayton (George Clooney) interpreta a un abogado maduro, ya ha cumplido sus 50 años, divorciado, que asume la carga de las deudas de su hermano menor, un drogadicto y jugador que quiere pero no puede salir de su atolladero moral.

Michael es jugador de poker, pero su pobreza se debe a que lo ha empeñado todo para salvarle la vida a su hermano. En el ínterin de unos tres días, Claytos de oficiar de “contacto” con policías, funcionarios y abogados especializados en casos “inarreglables”, por ejemplo el reiterado “hit and run”, es decir, atropello con el automóvil y abandono de la víctima, tan frecuente, hasta escandaletes familiares de persona que no pueden darse el lujo de aparecer en los diarios en la sección de policiales. Un triste desempeño para quien por vocación y talento prometía una carrera más lucida.

Uno de los abogados senior de la corporación para la que trabaja, con quien tiene amistad estrecha, sufre un colapso nervioso y deja en el naufragio una demanda millonaria de cuya defensa era el pilar. Se trata de una crisis de conciencia. Cinco años dedicado a investigar a su defendida, una corporación de agroquímicos, lo ha llevado a la convicción de que estos productos son altamente tóxicos y ya han muerto decenas de personas.

Clayton queda en medio de la lucha feroz de los fabricantes, la exigencia de su jefe, sus complicaciones familiares y la lealtad a su amigo. Esto lo lleva a tomar una decisión ética.

El argumento del filme se va desenvolviendo de un modo complicado, con anticipaciones, ruptura de la secuencia temporal, repetición de escenas, etc. que nos desconciertan hasta que logramos, armar el rompecabezas. El desarrollo es lento, los diálogos tienen mucha importancia para entender que está pasando, aunque solo nos dan pistas que se vuelven claras sobre el final. Hay algo de acción policial, aunque la tensión más fuerte se da en el plano de las jugadas de las partes, que buscan anticiparse y neutralizarse. Por un lado el tremendo poder del dinero. Por otro, la debilidad humana y un fondo de nobleza que pone un punto límite a la permanente concesión moral. De aquí no paso, lo que significa, hundo mi futuro profesional, pero recupero mi dignidad.

El motivo de fondo, lo que en términos católicos consideraríamos una “moción de la gracia” para renunciar a las obras del demonio y las pompas del mundo se plantea en el plano de una moral de imperativo categórico y de hartazgo personal. No obstante lo cual, en el plano de la virtud natural, despreciar una enorme suma de dinero por el solo hecho de dar la razón a quien la tiene y por lealtad a un amigo (tal vez también por dejar a su hijo un nombre limpio) no es desdeñable.

Precauciones: uno de los personajes, el abogado que sufre la crisis nerviosa, relata ciertos episodios en un lenguaje crudamente obsceno, al comienzo del filme. Recomendamos a padres y mayores ver previamente para saltear ciertas partes del diálogo, subtitulado con toda crudeza, como es de hábito últimamente. Interesante para el debate con adolescentes que aspiran al “éxito”.

Elenco

Tom Wilkinson ... Arthur Edens
Michael O'Keefe ... Barry Grissom
Sydney Pollack ... Marty Bach
Tilda Swinton ... Karen Crowder
George Clooney ... Michael Clayton
Denis O'Hare ... Sr. Greer
Julie White ... Sra. Greer
Austin Williams ... Henry Clayton
Jennifer Van Dyck ... Ivy
Duración: 119 min
País: USA
Idioma: Inglés
Color: Color
Sonido: Dolby Digital | DTS | SDDS

Twittet

Marcelo González

"Hoy, 25 de Noviembre, queremos salir a proclamar a Cristo como Rey de nuestras vidas y de nuestra sociedad. Frente a las numerosas negaciones e intentos de hacer desaparecer la Fe en Jesucristo, salimos hoy a las calles para cantar la Gloria de Nuestro Señor, para reconocerlo frente al mundo: Él es nuestro Salvador, Él es nuestro Señor, Él es nuestro Rey."

Marcelo González

La restauración católica será por la vía del culto y del reinado social de Nuestro Señor Jesucristo. Dios ha resguardado el sacerdocio y el culto por medio de una obra minúscula en sus orígenes que hoy es de importancia crucial para el destino del catolicismo. La restauración que debemos realizar día a día se nutre del fruto de ese resguardo.

Editor y Responsable

Y 335º aniversario de la liberación de Viena del asedio turco: recordando la liberación de Viena.

Sofía González Calvo

la Peregrinación pone en lugar principal el conocimiento y amor a la misa tradicional. La misa se convierte en el centro de los tres días de peregrinación. Misa de campaña, rezada bajo la lluvia y el frío, sobre el suelo de barro. Acompañada de cánticos en latín y castellano que ayudan a la devoción. La devoción era otro elemento patente entre los caminantes.

Marcelo González

Si Bergoglio es depuesto, si acaso esto es posible, se lo debería acusar por su evidente intención de heretizar. Pero los cardenales sobrevivientes de las famosas dubia siguen dudando. Entiendo que políticamente esta circunstancia es más eficaz, pero si queremos restaurar la santidad del Pontificado y de los miembros de la Iglesia y limpiar su Rostro inmaculado necesitamos algo más que política.

Marcelo González

Pasó algo maravilloso, que no todos han entendido. El pueblo argentino, democráticamente se alzó contra la oligarquía mundial abortista. El pueblo argentino reaccionó, como dijo el periodista Mariano Obarrio, actor principal en esta victoria, y produjo otra Reconquista, como en las Invasiones Inglesas. Es un hecho político extraordinario, como lo fue Malvinas o 2001.

Marcelo González

Mañana puede ocurrir un milagro. Pero, a decir verdad, el milagro ya ocurrió. El pueblo argentino, generalmente apático salvo en cuestiones relativas a su bienestar o seguridad, se levantó contra la conspiración internacional abortista que busca reducirnos a la miseria moral absoluta.