¿Ministra progre propicia violencia contra la mujer?

O tal vez no sea solo la Ministra de Defensa, Nilda Garré, sino también su Jefe de Estado Mayor, el General Bendini, quienes propiciaría dicha violencia contra la mujer, según se puede deducir de las medidas tomadas contra un militar argentino a causa de que su esposa tiene una posición crítica respecto a la orientación del gobierno nacional

Por la Dra. Norma Vitagliano de Cardinali

Como cuestión preliminar y para no escandalizar al patriarcado hegemónico -como diría la prestigiosa Eva Giberti- he de tranquilizar a mis lectores informándoles que he podido escribir estas breves líneas luego de superar la censura previa y obtener la aprobación correspondiente de mi papá, mi hermano, mi marido y mi hijo, asumiendo por mi parte el compromiso de retirarme de inmediato a lavar los platos. No le pedí permiso también al cura, porque no tengo cura.

Es que todos los hombres de mi familia son kirchneristas, así como la mayoría de nuestros amigos. No es para menos, ante el nuevo amanecer progresista que se advierte en nuestra Patria, según informa cotidianamente el diario Clarín, que es el único que los hombres de la casa me dejan leer… aunque yo preferiría Página 12, que es más paquete, pero no me lo compran porque trae poco de fútbol. Pero yo no digo nada porque la mujer debe ser sumisa y obediente.

Así hemos sido educadas por el patriarcado, esa superestructura de dominación capitalista cuyo bastión es la familia monogámica, institución repugnante de sometimiento de la mujer formada por un papá, una mamá y unos niños, que fuera denunciada de una vez y para siempre por el genial Federico Engels en su famoso libro "El Origen de la Familia, la Propiedad Privada y el Estado" , que una vez leí sin permiso encerrada en el lavadero. Y para dar el ejemplo revolucionario, Engels vivía en concubinato con dos mujeres -hermanas entre sí- ambas obreras de la fábrica de Papi.

Un capo, Federico.

Nuestra educación como mujeres ha obedecido y obedece a la potencia dominadora de los hombres que nos imponen como obligatorios roles estereotipados que son construcciones culturales y de ninguna manera se corresponden con nuestra naturaleza: ser madres, por ejemplo.

"Papá cuida una huerta (que a fin de cuentas es productiva), mamá sus plantas (que son bien decorativas). Francisco tiene una tienda de caramelos, Martina lava las papas, su mamá cocina, su abuela amasa el pan y su hermano pone la mesa. La maestra está contenta porque el mecánico ya arregló el auto de su marido. Es que el hombre necesita vivir en sociedad y rechaza las actitudes discriminatorias. La mujer no se sabe, porque está llevando a su nena al médico...", escribía la periodista Soledad Vallejos el 12/3/04 en el suplemento Las/12 del diario Página/12.

Este criterio de sojuzgamiento de la mujer es compartido por el Jefe del Ejército, Teniente General Roberto Bendini, quien dispuso el pase a retiro obligatorio del Mayor Rafael Pedro Mercado, privándolo de toda retribución (de acuerdo al diario Clarín del 30/12/05 no estaría en condiciones de acceder a beneficio previsional por falta de años de servicio) no sólo a él sino a sus hijos y a su esposa, la señora María Cecilia Pando de Mercado.

Lo verdaderamente insólito y discriminatorio es que Mercado fue pasado a retiro por "portación de esposa". En efecto, informa "Clarín" que "El Ejército no dio otros detalles por el carácter "confidencial" de estas decisiones, dijeron sus voceros. Pero otras fuentes castrenses explicaron que con "conducta omisiva" se recriminó al mayor "no haber actuado como se esperaba" frente a su esposa".

Ahora bien, ¿Cómo esperaban Bendini-Garré-Kirchner que actuara Mercado? ¿Censurando a su mujer? ¿Encerrándola en el baño? ¿Golpeándola? ¿Ejerciendo violencia moral sobre ella? Pando es ciudadana argentina y como civil no está subordinada ni a Bendini ni al Mayor Mercado. De allí se sigue que el no haber actuado como se esperaba frente a su esposa por parte de este último, no se refiere ni puede referirse a su condición de militar sino a su carácter de marido. Es decir que se lo separa de la Fuerza por no haber violentado los más elementales derechos humanos de Pando.

Es de esperar que las organizaciones de defensa de los derechos de la mujer, las de derechos humanos y el INADI reaccionen enérgicamente contra esta medida del Gral. Bendini, que -de ser cierta la noticia del diario Clarín transcripta- no hace más que fomentar la violencia familiar entre los miembros de las FF.AA.

Cabe una última posibilidad: que Mercado y Pando estén obrando de común acuerdo. ¡Eso es obvio! Podrá decir algún desprevenido. No señor, no es obvio. En derecho no hay sobreentendidos, todo debe ser probado. Si la sanción contra el militar se aplicó porque desde el gobierno se entiende que ella dice lo que él piensa, no se está haciendo más que imputarle veladamente a Mercado una conducta de peligrosidad, recientemente rechazada por la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Ello sin contar con la eventual nulidad del acto administrativo que dispuso el pase a retiro por vicios en sus causas y motivaciones.

Por otro lado, si Bendini entendió que la actividad política y social de Pando no puede escindirse de la condición de militar de Mercado, y excluyó a éste por considerar que en realidad no son dos, sino una sola carne, la situación no es tan grave.

¡El gobierno se hizo católico!
Y basta, me voy a lavar los platos.
Por ahora...

[email protected]

Volver a la Portada

Twittet

Tales afirmaciones se oponen al dogma que afirma que la religión católica es la única religión verdadera (cf. Syllabus, proposición 21). Se trata de un dogma, y lo que se le opone se llama herejía. Dios no puede contradecirse a sí mismo.

Marcelo González

En estos meses, desde su visita a Chile, Irlanda y con la publicación de los desastres morales que afloran en todas partes, curiosamente siempre relacionados con conocidos, protegidos o favorecedores de Francisco, su posición se ha vuelto sumamente delicada. Tal el caso de la impresionante protección que brindó a Mons. Zanchetta, ex obispo de Orán, Salta,cuyos detalles se pueden conocer en este artículo

Marcelo González

Henchidos de toda injusticia, malicia, codicia, maldad, llenos de envidia, homicidio, riña, dolos, malignidad; murmuradores, calumniadores, aborrecedores de Dios, indolentes, soberbios, fanfarrones, inventores de maldades, desobedientes a sus padres; insensatos, desleales, hombres sin amor y sin misericordia. Y si bien conocen que según lo establecido por Dios los que practican tales cosas son dignos de muerte, no sólo las hacen, sino que también se complacen en los que las practican.

Marcelo González

"Hoy, 25 de Noviembre, queremos salir a proclamar a Cristo como Rey de nuestras vidas y de nuestra sociedad. Frente a las numerosas negaciones e intentos de hacer desaparecer la Fe en Jesucristo, salimos hoy a las calles para cantar la Gloria de Nuestro Señor, para reconocerlo frente al mundo: Él es nuestro Salvador, Él es nuestro Señor, Él es nuestro Rey."

Marcelo González

La restauración católica será por la vía del culto y del reinado social de Nuestro Señor Jesucristo. Dios ha resguardado el sacerdocio y el culto por medio de una obra minúscula en sus orígenes que hoy es de importancia crucial para el destino del catolicismo. La restauración que debemos realizar día a día se nutre del fruto de ese resguardo.

Editor y Responsable

Y 335º aniversario de la liberación de Viena del asedio turco: recordando la liberación de Viena.

Sofía González Calvo

la Peregrinación pone en lugar principal el conocimiento y amor a la misa tradicional. La misa se convierte en el centro de los tres días de peregrinación. Misa de campaña, rezada bajo la lluvia y el frío, sobre el suelo de barro. Acompañada de cánticos en latín y castellano que ayudan a la devoción. La devoción era otro elemento patente entre los caminantes.