-A +A

¡Oh, Jesús mío!

¡Oh, Jesús mío!
Perdónanos nuestras culpas,
Líbranos del fuego del infierno.
Lleva al cielo a todas las almas,
Socorre especialmente a las más necesitadas de tu misericordia.


Esta breve oración, casi una jaculatoria, fue enseñada por Nuestra Señora de Fátima a los tres pastorcitos en una de sus apariciones en 1917. Les pidió que la recen al final de cada decena del Santo Rosario.

Todos los trece de cada mes, de mayo a octubre se cumple un nuevo aniversario de cada una de la apariciones de la Santísima Virgen sobre la carrasca, en Cova da Iría.

En cada una de ellas nos ha ido revelando la misericordia que Nuestro Señor tiene para con esta humanidad pecadora, misericordia que ejercita por medio de su Santísima Madre, la cual nos advierte: penitencia, penitencia, penitencia.

Recemos diariamente el santo rosario. O al menos con cierta regularidad. Repitamos muchas veces al días esta extraordinaria oración para alcanzar la misericordia para nosotros y para todos los pecadores.

Tan fácil, tan simple el remedio. Tan reacios a tomarlo…

Twittet

Marcelo González

En octubre de 1942, el papa reinante, Pío XII, realizó un acto de consagración del género humano al Corazón Inmaculado de María. Dicha consagración fue renovada el 8 de diciembre del mismo año. Estas consagraciones fueron los primeros “intentos” de cumplir con el pedido de Nuestra Señora a Sor Lucía: “vendré a pedir la consagración de Rusia a mi Corazón Inmaculado”. 

El Capítulo VIII del libro de San Agustín "La Bondad del Matrimonio" trata sobre la indisolubilidad del matrimonio de un modo tan contundente y magistral que se anticipa en la objeción del Capítulo VIII de Amoris Laetitia, la Exhortación apotólica de Francisco. 

Marcelo González

El enojo de los católicos “conservadores”, que venimos a ser casi todos -en el lenguaje inclusivo de Francisco- sube la temperatura. Hace tiempo vimos en la EWTN, “canal conservador” hasta por ahí (no precisamente un órgano de la crítica tradicionalista) un programa en el cual se criticó durísimamente a Francisco.no solo por errores doctrinales, sino por el maltrato al clero y fieles más conservadores.

P. José María Mestre Roc FSSPX

En vísperas del Centenario de las apariciones de Fátima, la FSSPX lanza una cruzada de rosarios y sacrificios con estas intenciones: para establecer en el mundo la devoción al Corázón Inmaculado de María, para acelerar el triunfo del Corazón Inmaculadoy para que el Papa, en unión con todos los obispos católicos del mundo, hagan la consagración de Rusia al Corazón doloroso e inmaculado de María.

Marcelo González

El difícil determinar cuales sean los músculos más importantes en las disciplinas olímpicas, pero a ojo de buen cubero, y según se ha visto muchas veces, multiplicado al infinito en Brasil, parecen ser los glúteos.

La noche del viernes, servidor vio más culos enteros que medios ambientes medios. Es lógico, los tributos a la madre tierra (la Pachamama, de Evo Morales ), de suyo madrastra y machihembrada, acaban siempre en bacanales...

Editor y Responsable

Francisco, superándose a sí mismo, dijo algo difícil de imaginar: existe una "violencia católica", que nos perdona denunciar, porque le sería moralmente obligatorio hacerlo si hablase de la "violencia islámica".