-A +A

¿Qué está pasando?

entre la Santa Sede y la FSSPX

Lo que pasa es incierto hasta el momento. Y es  difícil especular con certeza.

Los últimos  hechos públicos, en síntesis:

Medios laicos, como Der Spiegel y Le Figaró  anuncian la firma inminente o ya consumada de un documento entre la    Santa Sede y la FSSPX cuya consecuencia más  esperada por el público peri o filo  tradicionalista sería una regularización canónica de la obra de Mons.  Lefebvre.

]]>Medios  especializados]]> en temas católicos se hacen eco, con más sus propias  especulaciones.

El ]]>Distrito  alemán de la FSSPX]]> parece sugerir unas perspectivas optimistas en tal  sentido.

]]>El  vaticanista Tornielli ]]> cita, como si  lo hubiese tenido en la mano, un presunto texto  reservado que Mons. Fellay habría enviado a todos los sacerdotes de la FSSPX. Según la versión de  Tornielli, este texto diría: “Estamos a  la espera, podría haber un acuerdo si no  se nos solicitan concesiones que toquen la liturgia, los sacramentos, la moral  y la disciplina”. Esto dice Tornielli que Mons. Fellay dice  reservadamente a sus sacerdotes y a los demás obispos.

Durante la conferencia de Mons. Tissier de  Mallarais en Buenos Aires el viernes 13 de abril, no se habló en absoluto del  tema. Cuando una feligresa preguntó sobre la cuestión, la respuesta fue, de este tema solo habla el Superior General.

A nuestro  ver:

La situación de la Iglesia en la región de  habla alemana de Europa, con su cisma  masivo avanzando a pasos agigantados, puede dar visos de gran preocupación  y dramatismo por futuro inmediato de la Iglesia, en particular con un Benedicto debilitado y más cercano al fin de sus días por  razones de edad.

Esta situación no se percibe en forma  tan dramática en otros puntos de Europa o América.

Sin duda este cisma en ciernes no será ajeno a las  consideraciones de Benedicto a la hora de plantearse qué hacer frente a la situación de la Iglesia, políticamente  hablando. No parece que tenga ya poder para ejercer su autoridad por medios  correctivos.

Tal vez en esta situación se funde  también el optimismo del P. Schmidberger (ex Superior General y Superior en  ejercicio del distrito alemán) sobre un posible modus vivendi con los sectores más conservadores, asustados y mejor  dispuestos, y por otra parte, sobre el bien que podría hacer la FSSPX en la Iglesia dado el caso de una  regularización canónica: todo un cambio  de escenario político-eclesiástico.

La aceptación de una regularización canónica es una medida prudencial.
  Pero las consecuencias de esta  medida afectan directa y profundamente  cuestiones de Fe por las que la   FSSPX se ha batido durante toda su historia. Parece muy  improbable que se realicen concesiones que acepten poner en peligro aquello que  han defendido con tanta convicción y ardor.

Sin embargo, otras concesiones  que se pueden acordar en materia de  disciplina canónica podrían funcionar como condicionamientos en materia doctrina.  En condiciones normales supone un  sometimiento a autoridades que (por debajo del Papa inclusive y aún con su  prescinencia) no tienen ningún deseo de  ver prosperar la causa tradicional.

Podría ocurrir –difícil mas no  imposible–­ que un cheque en blanco para los lefebvristas, terminara desatando un “estado de guerra interno”  –azuzado por lo que los progresistas más furibundos considerarían un “triunfo  político” de los tradicionalistas-. Ellos tratarán de neutralizar todo posible  efecto con acciones hostiles, trabas, confusión, desinformación... nada nuevo,  pero en un grado mucho más virulento.

En definitiva, un estado de  persecución muy duro contra los tradicionalistas, inclusive contra los que no  sostienen la posición de la   FSSPX, allí donde los progresistas tienen el poder, es decir,  en la mayoría de las diócesis.

La edad y la creciente debilidad física  y política de Benedicto darían a los enemigos de este acuerdo (enemigos por  izquierda, en este caso) estímulo para lanzarse contra el Papa y buscar la neutralización de todo ese bien que  tantos esperan pueda hacer la   FSSPX canónicamente regularizada.

En definitiva, la situación de la Iglesia parece impredecible,  salvo por lo que resulta evidente: el nivel de conflicto crecerá mucho más en  cualquier caso.

¿Es el momento?

Tal vez Dios haya querido que un  paso en este sentido detone la carga  explosiva que se ha acumulado bajo la estructura eclesiástica que tiene una  unidad meramente protocolar y sincere las situaciones. Tal vez sea el comienzo  del cumplimiento del “tercer secreto” de Fátima (un papa asesinado, después de  haber caminado sobre las ruinas de ¿la Santa   Sede? y los cadáveres de obispos, sacerdotes y cardenales). Ya  deba entenderse esto de un modo literal o metafórico.

Sea lo que fuere, estamos en  tiempos de los que hacen historia, sin duda, y tal vez también parusíacos.

Parece inevitable que algo  ocurra, algo peligroso, de consecuencias impredecibles, algo hacia lo que las  fuerzas lanzadas ya no se puedan detener.

Firmes en la Fe y a mano el Santo Rosario.

Comentarios

Mis oraciones

¡Y veo con agrado que no estoy solo!. La intención de mis oraciones desde que empezaron las conversaciones es que todo llegue a buen término (la plena aceptación) para que la FSSPX pueda hacer todo el bien que puede, ya como parte con pleno derecho, dentro de la Iglesia (es decir, sin que ningún progre-cato la desestime entre los fieles que no saben mucho del asunto).

leo a Tornielli

DEO GRATIAS

Tornielli afirma...

...que la respuesta al preámbulo fue positiva, con algunas modificaciones.

acuerdo

El resultado fue positivo??

Con esto podemos decr que se llego a un acuerd entre e Vaticano y la Fraternidad?

 

Al momento parece que no

Por un lado se publicó un comunicado muy escueto de la FSSPX que afirma que las cosas están en una etapa de consideración. 

Por otro, la Sala de Prensa del Vaticano, comentando un comunicado de la Comisión Ecclesia Dei afirma lo mismo, pero matiza diciendo que ha habido un pequeño avance y que esto es alentador:

It can be said that steps forward have been taken, that is to say, that the response, the new response, is rather encouraging,

Leyendo entre líneas, más bien parecería que se camina hacia un documento aceptado por ambas partes.

Vea el ejemplo de IBP

ANEXO DE LA CARTA DEL SUPERIOR DE ECCLESIA DEI DE FECHA 23 DE MARZO DEL 2012 DIRIGIDA AL INSTITUTO DEL BUEN PASTOR.

Anexo:

Nota sobre las conclusiones de la visita canónica al IBP.

De una manera general, es necesario profundizar el carisma fundador del Instituto, pensando más en el porvenir que en el pasado. Para preparar el próximo capítulo general, será útil reflexionar sobre la pastoría de Cristo.

Cada quien querrá profundizar las características de una sociedad de vida apostólica, que evite toda forma de individualismo. Para esto, sería bueno contactar otras sociedades de vida apostólicaaptas a ayudar en esta reflexión sobre la vida comunitaria.

La cuestión de la práctica de la forma extraordinaria, tal como está formulada en los Estatutos, hay que precisarla en el espíritu de Summorum Pontificum. Convendría simplemente definir esta forma como el “rito propio” del Instituto, sin hablar de “exclusividad”.(1)

En lo que concierne al seminario de Courtalain, la evaluación es positiva, pero convendría integrar el estudio del Magisterio actual de los Papas y del Vaticano II. La formación pastoral debería ser hecha a la luz de Pastores dabo vobis y en la formación doctrinal insertar un estudio atento del Catecismo de la Iglesia Católica.

Para resolver la cuestión de la implantación del seminario, a menos de una extensión en el mismo Courtalain, sería posible interrogar a la Conferencia episcopal de Francia, a fin de que ella sugiera los nombres de las diócesis donde instalarlo.

Mas que sobre una crítica, incluso, “seria y constructiva” del Concilio Vaticano II, los esfuerzos de los formadores deberán apuntar a la transmisión de la integridad del patrimonio de la Iglesia, insistiendo sobre la hermenéutica de la renovación en la continuidad y tomando como soporte la integridad de la doctrina católica expuesta por el Catecismo de la Iglesia Católica.

Para mejorar el funcionamiento del Consejo y preparar el Capítulo general, convendría pedir el consejo de un canonista. Se sugieren los nombres de los RR PP Pocquet de Haut-Jussé y Le Bot, o.p. Una reunión mensual del Consejo parece oportuna.

Se desearía un buen discernimiento para las vocaciones provenientes de Brasil, así como una reflexión sobre la acogida de los sacerdotes del Instituto en las diferentes diócesis. Es importante que el Obispo acoja y valorice el carisma específico del Instituto por el bien de toda la diócesis y al mismo tiempo, que los sacerdotes del Instituto se inserten realmente con un espíritu de comunión en el conjunto de la vida eclesial de la diócesis.

La creación de un Consejo económico ayudará a la parroquia Saint-Eloi a volverse jurídicamente mas conforme con las otras parroquias de la arquidiócesis de Bordeaux.

La escuela de l’Angelus, en la arquidiócesis de Bourges, debe tenar más seguimiento por el Superior General. Recomendamos la búsqueda de un reconocimiento diocesano.

———————————

Nota (1) Es importante destacar que al momento de la firma del acuerdo se les prometía de esta manera: “Según sus estatutos, a sus miembros se les reconoce “el uso exclusivo de la liturgia gregoriana”, rito contenido en los libros litúrgicos que regían en 1962, a saber, el pontifical, el misal, el breviario y el ritual romano.” ]]>Ver más]]>

Habla pro multis, Don Marcelo

También yo, en principio, tenía grandes esperanzas en la integración de la FSSPX en la vida de las Diócesis que habita... pero, qué hacemos con señales como la Carta del Superior de Ecclesia Dei al IBP? (]]>http://radiocristiandad.wordpress.com/2012/04/16/asfixiando-hasta-que-mu...]]>). ¿Sería tolerable algo así para la FSSPX? ¿Es lo que deseamos quienes anhelamos la restauración de la Santa Tradición en la Iglesia? ¿Sería un bien para la Iglesia, entonces, la regularización?

Aunque es posible que esta Carta, fruto de la Visita Canónica al Instituto, haya sido redactada en Francia y responda a los anhelos de la Conferencia Episcopal gala. En tal caso, habría que ver cómo reaccióna el P. Laguérie y qué responde Roma? No existe un concepto de equilibrio entre progresismo y Catolicismo. Simplemente el progresismo es herético, blasfemo y condenatorio. No puede "balancearse" con un criterio humano y político.

Por eso, comprendo las voces contrarias a las regularización. Pero debemos recordar que la FSSPX no es un pequeño instituto, sino una realidad mucho más grande y con cuatro Obispos en su interior, por lo que tiene mucho mayor margen para resistir marejadas curiales. Todo depende de cómo se dirija la Fraternidad en medio de estos tiempos tormentosos, y de que se conserve la unidad, o ciertamente estaremos ante una disolución violenta.

Esperando su respuesta, estimado Moderador, y del resto del Foro, los saludo atentamente.

Caronte

Feliz cumpleaños

Feliz cumpleaños Santo Padre!

El Papa continuó reflexionando en un tono muy personal: «Estoy ante la etapa final de mi vida, y no sé lo que me espera. Pero sé que existe la luz de Dios, que Él ha resucitado y que su luz es más fuerte que cualquier oscuridad. Que la bondad de Dios es más fuerte que todo el mal de este mundo. Y esto me ayuda a caminar con seguridad». El Santo Padre extendió su reflexión añadiendo que «esto nos ayuda a todos nosotros a seguir adelante, y en este momento doy las graciasde corazón a todos los que continuamente me hacen percibir el ‘sí’ de Dios a través de su fe».

Benedicto XVI ha llegado a esta edad en bastante buena formafísica. Aparte de sus antecedentes de dos ictus leves y de una ligera dificultad para caminar, el Papa no muestra señales de ninguna enfermedad. Según uno de sus colaboradores más directos, «la salud de Benedicto XVI, a los 85 años de edad, es mejor que la de Juan Pablo II a los 75». Llaman la atención, sobre todo, su memoria y su lucidez. El pasado mes de marzo, cuando Fidel Castro le comentó que ambos eran ancianos, el Papa respondió: «Yo soy viejo, pero puedo cumplir mis obligaciones».

No haga clic