Soliloquio del Niño por Nacer

“Antes de que nacieras ya te había elegido” Jeremías 1,5

Soliloquio del Niño Por Nacer

Por Antonio Caponnetto

 

“Antes de que nacieras ya te había elegido”

Jeremías 1,5

 

En la esfera turgente donde aumentan mis días,

en mi casa redonda, anular como un astro

-hogar curvo de sones como un arpa afinada-

van creciendo mis huellas, se hace firme mi rastro.

 

De esta morada supe desde el primer instante,

que tienen sus cimientos milagros y misterios,

sus paredes son combas que hamacan mis latidos,

sus umbrales semejan antiguos bautisterios.

 

Y escucho en cada alba, en cada noche escucho,

gemidos o esperanzas, vacilación, certezas,

con mis manos pegadas a los labios murmuro

la oración de la infancia para ahuyentar tristezas.

 

Me han crecido los ojos del color de mi madre,

la sonrisa arborece si ella canta una nana,

si el brazo de mi padre acoyunda sus hombros

y me llevan a grupas a la misa temprana.

 

Sé que tengo una patria, que me espera una tierra,

con su bandera izada tremolando linajes,

miro mi pecho angosto, aún estrecho y ceñido

y lo imagino erguido portador de corajes.

 

Ya los pies van tomando el ritmo de los pasos,

futuros peregrinos, sabe Dios de qué trochas

¿Cómo serán los ecos de los mares sureros

cómo las mil estrellas que en el cielo trasnochan?

 

¿Cuál ha de ser mi nombre, mis hermanos, la puerta

de la alcoba que albergue mi llanto en una cuna?

El Ángel me sosiega prematuras demandas:

queda un otoño manso y una ronda de luna.

 

Soy un cuerpo y un alma, soy vida que agradece,

soy la brizna unitiva, la fiel intrepidez,

del esposo fecundo,de la mujer fructuosa,

gestación renovada, constante gravidez.

 

Sepan los cegadores del ser y de la savia,

quienes podan las vidas con atroces guadañas,

que por cada existencia cercenada y herida

se alzarán en defensa las maternas entrañas.

 

Las de siempre, perpetuas, del ayer o el mañana.

No están solas, batallan con su Jefe, el Ungido,

los varones atentos a la voz de lo siglos:

“Antes de que nacieras ya te había elegido”.

Twittet

Marcelo González

Se percibe un cierto temblor de mitras. El optimismo y la componenda comienzan a desdibujarse. Parece que no alcanza con dejarles el campo libre y ponerse a un costado. Cuando ocupen el campo vendrán a degollar a los que estén mirando resignados al discurrir inevitable de los tiempos. Es de manual: los tibios le venden la soga a los revolucionarios, que los van a linchar con esa misma soga (Lenin dixit).

Editor y Responsable

En pocas palabras: Pilatos era un pagano, o sea que había en él semillas de verdad, y de hecho se interesó en el tema, porque le preguntó a Jesús “¿qué es la verdad?” Y Jesús no le contestó. No le contestó… no quiero criticar, pero… Encima después lo amenazó con mandarle no se cuántas legiones de ángeles. Tampoco Pilatos podía dejar que atropellen así como así su autoridad. El tema es complejo. Jesús no se dejó ayudar, puso peros todo el tiempo.

Editor y Responsable

Pagaba poco porque era una fija. El caballo del comisario. Sorprende por sabido. Muchos no terminaban de creer que este personaje, abismalmente por debajo de los requisitos básicos para ocupar el cargo, podría finalmente ser elevado a esta dignidad. Una verdadera indignidad. Aguer, a su lado, es San Pío X. No es una comparación exagerada. Lo sería si le quitáramos “a su lado”.

El líder cocalero Evo Morales, presidente -con aspiraciones a la eternidad- de la República de Bolivia acaba de felicitar el neocardenal designado por Francisco, nacido, criado y ejercido en esa tierra altiplana. Se trata de Mons. Toribo Ticona, retirado ya y gozando de la paz familiar con su esposa, hijos y nietos.

Prof. Roberto de Mattei

Querer convertir a aquella Iglesia valerosa, dispuesta siempre a vivir al pie del cañón, en una sociedad de cobardes que viven escondidos por vergüenza o por pusilanimidad, sería un ultraje a su virtud. Eran plenamente conscientes de su deber de conquistar el mundo para Cristo, de transformar según la doctrina y la ley del Divino Salvador la vida privada y la pública, donde debía nacer una nueva civilización, surgir otra Roma sobre los sepulcros de los dos Príncipes de los Apóstoles. Y lograron su objetivo.

Juan Lagalaye
Hace dos meses, en esta misma página, aludí a la fundación de la Argentina, señalándola en la primera misa celebrada en su actual territorio -Bahía San Julián- el Domingo de Ramos del 1520. Hoy, en la fiesta de la Santísima Trinidad, entiendo que es necesario evocar la fundación de nuestra ciudad ubicándola en la circunstancia litúrgica en que lo fue en el 1580 y que de de ella recibió el nombre, auspicio que a pesar de todas sus miserias mantiene vigencia.
Marcelo González

En un artículo titulado “La Gran Comedia de “la Vida” publicado el 27 de febrero de este año expresé mis reservas a lo que creo es como mínimo un enfoque equivocado al desafío de las ideologías feministas, abortistas, de género, etc. En particular contra el aborto, cuando se anunciaba una marcha que resultó multitudinaria, extraordinaria y sorprendente, una marcha que demostró que el rechazo al aborto es muy fuerte en la sociedad argentina.