Surge un "ultraortodoxo" del progresismo.

“Santo Padre, por muchos motivos teológicos, históricos, pastorales y litúrgicos, yo sacerdote, incardinado en la iglesia particular de Génova con el corazón entristecido declaro no poder actuar el Motu Proprio Summorum Pontificium”.

Ciudad del Vaticano.– La reciente decisión del Papa Benedicto XVI de liberalizar el uso del antiguo rito de la misa en latín, encontró resistencias en la iglesia italiana con uno de sus sacerdotes que se declaró hoy “objetor de conciencia”.

En una carta enviada al pontífice y dada a conocer a la prensa, el religioso Paolo Farinella dijo “sentirse entristecido” por no poder cumplir el decreto emitido por Benedicto XVI que autorizó el uso cotidiano de la eucaristía según el rito de Juan XXIII.

“Santo Padre, por muchos motivos teológicos, históricos, pastorales y litúrgicos, yo sacerdote, incardinado en la iglesia particular de Génova con el corazón entristecido declaro no poder actuar el Motu Proprio Summorum Pontificium”, señaló la misiva.

“Por lo cual me declaro objetor de conciencia de este único acto magisterial. Su decreto no se puede recibir”, estableció la carta a poco más de un mes de la publicación oficial del texto que entrará en vigor en septiembre próximo.

La carta de Farinella concluyó que son muchos “dispuestos a sufrir cualquier consecuencia, material o espiritual, pero no podemos traicionar a la Iglesia de los Apóstoles, del Concilio Vaticano II y de Pablo VI; no podemos”.

El pasado 7 de julio, El Vaticano hizo pública la carta apostólica en forma de “Motu Proprio” Summorum Pontificium sobre el uso de la liturgia romana anterior a la reforma de 1970.

En la misma se estableció una autorización universal, pero de “carácter extraordinario”, mediante la cual es posible en cualquier parroquia católica del mundo usar el rito de San Pío V en su última actualización.

Uno de los principales objetivos de la decisión de Benedicto XVI es lograr una cercanía con los grupos ‘lefebristas’, seguidores del arzobispo francés Marcel Lefebvre, quienes se separaron de Roma a inicios de los años 80 con este como uno de sus reclamos.

La determinación pontificia sobre el misal antiguo ha generado diversas reacciones en la Iglesia Católica, desde apoyo incondicional hasta severas críticas.

Estas últimas se han hecho presentes en episcopados como el francés, caracterizado por su estilo liberal y donde algunas decenas de sacerdotes, junto a unos cuantos obispos, señalaron su descontento con la medida.

Por ello la Curia Romana ha llevado a cabo numerosas gestiones y encuentros, tanto en Roma como en diversas partes del mundo, para explicar el sentido de la misma.

La más reciente se llevó a cabo el 28 de junio pasado en El Vaticano, presidida por el secretario de Estado Tarcisio Bertone y al final el propio Benedicto XVI intervino con un diálogo que se extendió por más de una hora.

Lo establecido en el Motu Proprio, según el propio texto, deberá ser observado a partir del próximo 14 de septiembre, fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz, “pese a lo que pueda haber en contrario”.

Fuentes: Notimex en ]]>www.milenio.com]]>

Comentario Druídico: Esto es extrordinario. El P. Farinella (hay algo con ese apellido...) invoca los mismos argumentos que Mons. Lefebvre, fundándose en un concilio y un papa en lugar de hacerlo, como en el caso del Arzobispo francés, en la tradición de la Iglesia. Bien visto, si este hombre tiene razón, al menos subjetivamente, Mons. Lefebvre no puede ser condenado. Ambos ven al Vaticano II como incompatible con lo que la Iglesia siempre ha dicho.

Twittet

Tales afirmaciones se oponen al dogma que afirma que la religión católica es la única religión verdadera (cf. Syllabus, proposición 21). Se trata de un dogma, y lo que se le opone se llama herejía. Dios no puede contradecirse a sí mismo.

Marcelo González

En estos meses, desde su visita a Chile, Irlanda y con la publicación de los desastres morales que afloran en todas partes, curiosamente siempre relacionados con conocidos, protegidos o favorecedores de Francisco, su posición se ha vuelto sumamente delicada. Tal el caso de la impresionante protección que brindó a Mons. Zanchetta, ex obispo de Orán, Salta,cuyos detalles se pueden conocer en este artículo

Marcelo González

Henchidos de toda injusticia, malicia, codicia, maldad, llenos de envidia, homicidio, riña, dolos, malignidad; murmuradores, calumniadores, aborrecedores de Dios, indolentes, soberbios, fanfarrones, inventores de maldades, desobedientes a sus padres; insensatos, desleales, hombres sin amor y sin misericordia. Y si bien conocen que según lo establecido por Dios los que practican tales cosas son dignos de muerte, no sólo las hacen, sino que también se complacen en los que las practican.

Marcelo González

"Hoy, 25 de Noviembre, queremos salir a proclamar a Cristo como Rey de nuestras vidas y de nuestra sociedad. Frente a las numerosas negaciones e intentos de hacer desaparecer la Fe en Jesucristo, salimos hoy a las calles para cantar la Gloria de Nuestro Señor, para reconocerlo frente al mundo: Él es nuestro Salvador, Él es nuestro Señor, Él es nuestro Rey."

Marcelo González

La restauración católica será por la vía del culto y del reinado social de Nuestro Señor Jesucristo. Dios ha resguardado el sacerdocio y el culto por medio de una obra minúscula en sus orígenes que hoy es de importancia crucial para el destino del catolicismo. La restauración que debemos realizar día a día se nutre del fruto de ese resguardo.

Editor y Responsable

Y 335º aniversario de la liberación de Viena del asedio turco: recordando la liberación de Viena.

Sofía González Calvo

la Peregrinación pone en lugar principal el conocimiento y amor a la misa tradicional. La misa se convierte en el centro de los tres días de peregrinación. Misa de campaña, rezada bajo la lluvia y el frío, sobre el suelo de barro. Acompañada de cánticos en latín y castellano que ayudan a la devoción. La devoción era otro elemento patente entre los caminantes.