Vienen por todos

Sin voluntad de alarmar, el enemigo viene degollando.

Sin voluntad de alarmar, el enemigo viene degollando.

Se percibe un cierto temblor de mitras. El optimismo y la componenda comienzan a desdibujarse. Parece que no alcanza con dejarles el campo libre y ponerse a un costado. Cuando ocupen el campo vendrán a degollar a los que estén mirando resignados al discurrir inevitable de los tiempos. Es de manual: los tibios le venden la soga a los revolucionarios, que los van a linchar con esa misma soga (Lenin dixit).

Hay que ir atrincherándose. Mañana o pasado mañana quemarán las iglesias. Ya hubo varias profanaciones. Y luego matarán a los cristianos o a los que ellos consideran cristianos y nosotros consideramos apóstatas silenciosos. Y también a los que los combatimos, si pueden. Los modernistas, liberales, zurditos, “tolerantes misericordiosos”, los mismos misericordiados, todos están en la lista. Me atrevo a decir que Francisco está en la lista.

Las autoridades públicas argentinas actuales, salvo alguna excepción, son lo suficientemente estúpidas como para regalarles la calle. Tienen razones como para meter en la cárcel a la mayoría de estos personajes, que no dejan delito por cometer, incluyendo el tan mentado “ delito de odio” (odiar puede ser pecado, pero no delito). Aquí el odio es manifiesto y se concreta en agravios, injurias y acciones contra la integridad de las personas y contra la propiedad. Pero el gobierno no acciona y los deja hacer lo que quieren.

Estos grupos, como se sabe, están financiados por fundaciones extranjeras, en especial las radicadas en EE.UU. e Inglaterra. Ese dinero entra al país libre de vigilancia: a nadie se le ocurre, aparentemente, controlar qué destino tiene. Si financia actividades ilegales. Tampoco a los obispos en general hacer uso de su poder real y su investidura para presionar a las autoridades o exponer a estos grupos. Les tienen miedo, por pensar lo mejor…

Ese temblor de mitras que decía antes se nota en la convocatoria a la peregrinación a Luján del domingo próximo. Sería bueno estar allí, en la medida de las posibilidades de cada uno, aunque no comulguemos con algunos grupos “próvida” que dicen disparates, como que la solución al aborto es la educación sexual. Tema ya dirimido por la Iglesia en 1931 (Casti Connubii). Y luego refrendado por el incendiario y bombero Paulo VI. Que puso las cosas en discusión, se arrepintió y reafirmó la doctrina, pero no apagó las llamas más que a medias. De aquellos fuegos estos incendios descontrolados. O sea, que se van a apagar cuando ya no quede nada. En tanto, millones de almas corren peligro de condenación eterna, como bien dijo Nuestra Señora en Fátima. Y también dijo, recordemos, que se condenan porque nadie (o muy pocos) rezan por su conversión.

Invito, pues, por lo que valga la invitación, a rezar el Santo Rosario, a hacer penitencia, a manifestarse contra el aborto (no “por la vida”, que no significa nada) y asistir a la peregrinación del domingo, aunque nos duelan las tripas.

La Argentina suele llegar al borde del precipicio y luego da un paso atrás. Al menos hasta ahora. Veamos hacia donde da el paso esta vez. Dio

Twittet

Marcelo González

La restauración católica será por la vía del culto y del reinado social de Nuestro Señor Jesucristo. Dios ha resguardado el sacerdocio y el culto por medio de una obra minúscula en sus orígenes que hoy es de importancia crucial para el destino del catolicismo. La restauración que debemos realizar día a día se nutre del fruto de ese resguardo.

Editor y Responsable

Y 335º aniversario de la liberación de Viena del asedio turco: recordando la liberación de Viena.

Sofía González Calvo

la Peregrinación pone en lugar principal el conocimiento y amor a la misa tradicional. La misa se convierte en el centro de los tres días de peregrinación. Misa de campaña, rezada bajo la lluvia y el frío, sobre el suelo de barro. Acompañada de cánticos en latín y castellano que ayudan a la devoción. La devoción era otro elemento patente entre los caminantes.

Marcelo González

Si Bergoglio es depuesto, si acaso esto es posible, se lo debería acusar por su evidente intención de heretizar. Pero los cardenales sobrevivientes de las famosas dubia siguen dudando. Entiendo que políticamente esta circunstancia es más eficaz, pero si queremos restaurar la santidad del Pontificado y de los miembros de la Iglesia y limpiar su Rostro inmaculado necesitamos algo más que política.

Marcelo González

Pasó algo maravilloso, que no todos han entendido. El pueblo argentino, democráticamente se alzó contra la oligarquía mundial abortista. El pueblo argentino reaccionó, como dijo el periodista Mariano Obarrio, actor principal en esta victoria, y produjo otra Reconquista, como en las Invasiones Inglesas. Es un hecho político extraordinario, como lo fue Malvinas o 2001.

Marcelo González

Mañana puede ocurrir un milagro. Pero, a decir verdad, el milagro ya ocurrió. El pueblo argentino, generalmente apático salvo en cuestiones relativas a su bienestar o seguridad, se levantó contra la conspiración internacional abortista que busca reducirnos a la miseria moral absoluta.

Editor y Responsable

Declaración de Mons. Lefebvre del 21 de noviembre de 1974. "Nos adherimos de todo corazón, con toda nuestra alma, a la Roma católica guardiana de la fe católica y de las tradiciones necesarias al mantenimiento de esa fe, a la Roma eterna, maestra de sabiduría y de verdad" ...