Cine

 

El día 13. Film sobre las apariciones de Fátima

Viendo algún material para recomendar a los lectores, me interesó el trabajo de Jim Caviezel en la serie, que va por su tercera temporada, llamada en inglés Person of Interest y en español  “Vigilados”.

He visto con mucho placer una serie policial llamada Blue Bloods, que lleva ya varias temporadas en los EE.UU.  Su planteo es típicamente neoconservador, pero está hecha con calidad. Y también con sutil trampa ideológica. Conviene comentarla para estar alertas, más allá de las buenas intenciones que eventualmente puedan guiar a algunos de sus responsables.

El diario La Nación, de Buenos Aires, publica hoy un ponderado comentario de dos producciones sobre la persona de Alfred Hitchcock. Como es sabido, el célebre director de cine era católico, y vivió una vida recoleta junto con su esposa, gran colaboradora suya, durante más de 60 años. Al no poder negar el genio, pretenden maltratar su memoria.

¿Arrepentido? Para nada. Jim Caviezel, el actor estadounidense de 42 años que en 2004 interpretó el papel de Jesús en la película “La passión de Cristo” que dirigió Mel Gibson, volvería a hacerlo. Pero, según lo que declaró al “Daily Mail”, ha tenido que pagar muy cara esa interpretación. «Interpretar ese papel con Mel destruyó mi carrera, pero no me arrepiento de haber aceptado. Es más, esa oportunidad reforzó mi fe».

El bautismo in articulo mortis de John Wayne, y su vida artística, principalmente el sentido de muchas de sus  películas, hacen que tangamos cariño y simpatía por el actor más popular del cine americano. A 33 años de su muerte ejemplar, lo recordamos con cierto humor.
Finalmente, se estrenará Cristiada, la superproducción sobre la gesta cristera, el 20 de abril de este año, en México. Puede verse un trailer ingresando a este artículo
Un año atrás exactamente vi la primera de lo que parece será una serie inspirada por el personaje de Arthur Conan Doyle, Sherlock Holmes. En aquel momento esta sección estaba en suspenso y recuerdo que habría querido hacer alguna referencia a la curiosa aparición de la Masonería en una película de ficción, en la cual “los malos” son socios de esta antigua y discreta sociedad.
Se cumplen ahora los 600 años del nacimiento de Juana de Arco (6 de enero de 1412 – 30 de mayo de 1431), también conocida como la Doncella de Orléans: heroína, militar y santa francesa.
A riesgo de incurrir en la iras de algún sitio web, quisiera comentar elogiosamente la puesta cinematográfica del célebre cómic del belga Hergé, Tintín, que ha sido alimento de la imaginación de mis hijos desde su más tierna infancia y que reconozco haber leído sin excesivo entusiasmo, ya en mi edad adulta
Distribuir contenido

Twittet

Editor y Responsable

Parece necesario recordar este excelente artículo sobre las promesas del Sagrado Corazón (devoción de los nueve primeros viernes de mes) que ya hemos publicado. Y recordar también que junto con las promesas del Inmaculado Corazón de María (devoción de los cinco primeros sábados de mes) constituyen un mismo mensaje de Misericordia Divina a la humanidad descarriada.

Editor y Responsable

Las perspectivas de un fin exitoso del Pontificado de Francisco (según sus propios criterios de éxito) parecen complicarse mucho.

Editor y Responsable

Como es público, en los últimos meses ha habido una serie de debates dentro de la FSSPX. El tema es, más allá de ciertas cuestiones ocasionales, la diferencia de criterios sobre la legitimidad de aceptar una regularización canónica y sobre la oportunidad de hacerlo en este momento.

Editor y Responsable

Si se lee atentamente la Secuencia de la misa de Corpus Christi uno se sorprende de oír a Santo Tomás de Aquino refutando Amoris Laetitia.

Marcelo González

La crítica es un necesario ejercicio de la razón, en cuanto se haga según la prudencia. No sobre materias o personas que nos exceden en rango o calidad intelectual. No sobre intenciones ocultas. No basados en nuestra propia autoridad. Sino más bien, sobre temas en los que tenemos la obligación de discernir, allí donde tenemos competencia y nuestro juicio puede ayudar.

P. Jean-Michel Gleize

Dos puntos hay que distinguir en esta discusión: la licitud de cooperar con un papa modernista y la oportunidad de recibir un reconocimiento canónico de él. Aquí un artículo del P. Jean-Michel Gleize en que toma posición fuertemente en el debate.

Marcelo González

Cualquier aparato doméstico contemporáneo hubiera causado una sorpresa enorme a un hombre medieval. Debemos perdonarles su ingenuidad. A la inversa, cualquier catedral medieval debería causar una enorme conmoción al hombre moderno. No es tan fácil perdonarle su indiferencia.

Es que la catedral es un lugar edificado con un propósito que el hombre moderno, en su presunta sabiduría, ignora. Es un lugar de culto. El ignora qué es un lugar de culto porque ignora qué es el culto. Algo debido a Dios, pero ¿qué es Dios, si acaso existe?