Cine

 

Nos hemos cruzado recientemente con esta bella película del año 1981 que nos deleitó tanto cuando la vimos en el cine, como varios años después en video y ahora en DVD. Su banda musical, famosísima, todavía se escucha con frecuencia. Es una pieza clásica, que logra transmitir el sentido del esfuerzo heroico y la alegría que emana de la plenitud del corazón, tan bien encarnada por el deportista cristiano que protagoniza el filme.

 

El Suceso, también conocida como Green Planet o The Green Effect en los EE.UU., último filme de Shymalan es una variante de sus temas ya conocidos: agentes misteriosos que ponen a los seres humanos en situaciones extremas. Como siempre, niños en la clave de la cuestión.  Algo truculenta, suspenso, sin temas sucios, y un interrogante por respuesta.

 Una joven lectora nos envía sus impresiones sobre la segunda película de la serie "Las Crónicas de Narnia", basada en los libros de C.S. Lewis. La ponemos a consideración de todos nuestros lectores.

Recomendamos este filme descubierto por los amigos de Creer en México. Una película rara y muy actual, a pesar de los años que han pasado.

Hemos leído dos biografías de María Antonieta, reina de Francia. La moderna –best seller- de Antonia Fraser y el clásico de Hillaire Belloc. Lo que va de un trabajo erudito preparado para satisfacer las curiosidades del gran público culturoso a un genial ensayo histórico sobre la personalidad y la época de la reina “austríaca” de los franceses, es la diferencia entre la obra de la contemporánea historiadora inglesa Antonia Fraser y el libro de ilustre pensador franco-inglés, Hillaire Belloc. No obstante ambos libros tienen su interés.

Del guionista de la serie de Bourne y El Abogado del Diablo, en este caso en la doble función de guionista y director. Protagonizada por George Clooney, que alterna entre filmes puramente comerciales e intrascendentes y algunos en los que se ocupa de temas interesantes.

El film de Robert Redford comentado recientemente en Panorama Católico muestra en su falta de estilo su fracaso, y ese fracaso es producto de la falta de relación con la Verdad de su director, como también de su falta de amor por el cine. Nadie duda de sus buenas intenciones, pero, a un médico o un arquitecto, a un simple sastre, no se le piden sólo buenas intenciones, sino que sepan su oficio.

Escribe Flavio Mateos

 

Nuevamente Robert Redford, un hombre claramente identificado con la izquierda norteamericana nos sorprende con un film valioso tanto estética como moralmente. La sorpresa anterior había sido “La Última Fortaleza”, que ya comentáramos en esta páginas.

Después de aquel extraordinario estreno de hace ya más de una década, Die Hard o Duro de Matar (I) -una obra de arte del ingenio, el suspenso, con buenas dosis de humor y por cierto mucha acción- todo lo que siguió de esta serie fue en baja. La versión 4 mejora un poco. Es ingeniosa, por cierto repite el lugar común del héroe invulnerable y se adentra en el mundo de los sistemas informáticos lo que nos muestra al pasar la enorme fragilidad del desarrolladísimo mundo tecnológico.
Distribuir contenido

Twittet

Marcelo González

Yo recuerdo, en mi larga vida de tradicionalista, haber escuchado muchas veces este reproche: ¿cómo te vas a oponer a algo que ha dicho el papa? O el Concilio, cuando el Concilio era dogmático de facto. Algo que parece también dejó de ser para los conservadores.

Marcelo González

Signos del cielo y de la tierra: si los tiempos no se abreviasen hasta los justos perecerían

Mons. Bernard Fellay

Pretender hablar de conversión excluyendo que sea a la Iglesia católica, es burlarse de la gente. Dios, que es todopoderoso, ha puesto en las manos de María esta gracia, este poder de hacer milagros; no sólo el del sol, sino un milagro aún más asombroso: la conversión de un país entero mediante una sencilla consagración hecha por el Santo Padre, al que se unirían los obispos del mundo entero. Ese país, desde ese momento, quedará entregado a la Santísima Virgen.

Editor y Responsable

Continuemos la lucha con todas nuestras fuerzas como siervos inútiles que somos, pero pongamos nuestra esperanza, más que nunca, en la todopoderosa intercesión de Santa María, la Madre de Dios siempre Virgen, pues es ella quien, una vez más, vencerá la herejía.

Editor y Responsable

Cuando ahora leo en el Nuevo Testamento esas escenas tan encantadoras del paso del Señor por Palestina, recuerdo éstas que, tan niña todavía el Señor me hizo presenciar en esos pobres caminos y carreteras de Aljustrel a Fátima y a Cova de Iría. 

Jorge Ferro

La persona de Lefebvre es remansada, acogedora. No estamos frente a un energúmeno. Bastaba mirar sus ojos, a los que veo todavía hoy como claros y serenos. Una voz tranquila, no declamatoria, sensata. Su palabra mesurada y esperanzadora. 

Editor y Responsable

Los otomanos avanzaban sobre Europa. Juan (Jan III) Sobieski, rey de Polonia, decidió liderar la coalición, abandonando su patria marchó al mando del ejército. Al llegar a Viena los turcos doblaban a los cristianos. El enviado papal, Marco D’Aviano, consiguió unir a todo el ejército bajo el mando del rey polaco.