Cine

He visto el film. Debía hacerlo porque si ya me había indignado un episodio que leí en Alfa y Omega y que lo da este periódico católico como detalle, dice “detalle no menor”, pero detalle al fin, y es el de la adivina que le lee la mano a María, era de suponer que habría más. Y así resultó.

Aunque no es propiamente un estreno cinematográfico, creemos que tiene mucha relación con los intereses de los lectores de Panorama. El filme se ha editado ya en alemán y francés y se espera una versión en castellano en poco tiempo.

 

Estimado Marcelo

estoy enviando una carta que tenga la mayor difusión, cuento con vosotros. Razones para no ver la película Natividad.

Salmo responsorial 12-12- el Señor me ha coronado, sobre la columna me ha exaltado. La ha coronado Reina de los Mártires, Reina de los Patriarcas, de los Profetas.

Para el sentir católico, tanto en el militante como en el que "no va a Misa", la virginidad de María está indisolublemente unida a su fe, como todo lo que a Ella se refiere. Lo dicen las crónicas de la masiva concurrencia de ayer a los santuarios marianos y lo saben muy bien los enemigos de la Iglesia.

por Giorgio Sernani
9 de diciembre de 2006

 

La sección de cine de la edición anterior fue dedicada a comentar la película La Natividad.

Esta rareza cinematográfica tiene tantos pros como contras. Rareza porque hace mucho tiempo que no se estrena en cine, menos en vísperas de Navidad, un filme dedicado a la Navidad en serio. Pros y contras: trataremos de enumerarlos someramente en este comentario.

Hemos reencontrado una querida película de fines de los '80, la danesa "Fiesta de Babette". Finalmente se consigue en DVD y con ella recuperamos no solo la calidad de reproducción que nuestros gastados VHS ya no podían proporcionarnos, sino la milagrosa demostración fáctica de la superioridad del catolicismo sobre el protestantismo.

Como cada año en estos días vuelve a la actualidad la SEMINCI, de Valladolid, clausurada el pasado sábado 28 de octubre. En 1955, tuve la fortuna de aprender algo de cine al lado del P. Félix de Landáburu, S.J., en aquel año uno de los gestores de este certamen cinematográfico que ahora se sonroja de su título original: “Semana Internacional de Cine Católico”.

 

Esta película española, rodada en Italia y dirigida por un húngaro se convirtió en un clásico del cine familiar y religioso católico. Y aunque la historia es fantasía piadosa, no deja de ser una muestra de que el "nuevo cine español" que nos vendieron en los años '70 no es más que una perversión del vigoroso cine de la época de Franco.

Aunque no sabemos si será estrenada en Hispanoamérica, nos ha parecido importante reproducir el comentario que una web española hace sobre este curioso filme. El Gran Silencio es una documental sobre la vida en la Cartuja, según hemos podido leer, careciente de todo sonido que no sea el ambiental, lo cual significa, en términos de la regla de San Bruno, silencio.

Distribuir contenido

Twittet

Marcelo González

Yo recuerdo, en mi larga vida de tradicionalista, haber escuchado muchas veces este reproche: ¿cómo te vas a oponer a algo que ha dicho el papa? O el Concilio, cuando el Concilio era dogmático de facto. Algo que parece también dejó de ser para los conservadores.

Marcelo González

Signos del cielo y de la tierra: si los tiempos no se abreviasen hasta los justos perecerían

Mons. Bernard Fellay

Pretender hablar de conversión excluyendo que sea a la Iglesia católica, es burlarse de la gente. Dios, que es todopoderoso, ha puesto en las manos de María esta gracia, este poder de hacer milagros; no sólo el del sol, sino un milagro aún más asombroso: la conversión de un país entero mediante una sencilla consagración hecha por el Santo Padre, al que se unirían los obispos del mundo entero. Ese país, desde ese momento, quedará entregado a la Santísima Virgen.

Editor y Responsable

Continuemos la lucha con todas nuestras fuerzas como siervos inútiles que somos, pero pongamos nuestra esperanza, más que nunca, en la todopoderosa intercesión de Santa María, la Madre de Dios siempre Virgen, pues es ella quien, una vez más, vencerá la herejía.

Editor y Responsable

Cuando ahora leo en el Nuevo Testamento esas escenas tan encantadoras del paso del Señor por Palestina, recuerdo éstas que, tan niña todavía el Señor me hizo presenciar en esos pobres caminos y carreteras de Aljustrel a Fátima y a Cova de Iría. 

Jorge Ferro

La persona de Lefebvre es remansada, acogedora. No estamos frente a un energúmeno. Bastaba mirar sus ojos, a los que veo todavía hoy como claros y serenos. Una voz tranquila, no declamatoria, sensata. Su palabra mesurada y esperanzadora. 

Editor y Responsable

Los otomanos avanzaban sobre Europa. Juan (Jan III) Sobieski, rey de Polonia, decidió liderar la coalición, abandonando su patria marchó al mando del ejército. Al llegar a Viena los turcos doblaban a los cristianos. El enviado papal, Marco D’Aviano, consiguió unir a todo el ejército bajo el mando del rey polaco.