Crónicas de Nuestro Tiempo

De un modo inesperado, el papa Francisco ha decidido poner fin al servicio del comandante de la Guardia Suiza pontificia, Daniel Rudolf Anrig, a partir del 31 de enero de 2015, ha anunciado L’Osservatore Romano,  dos meses antes.

Como hemos hecho en otras ocasiones, realizamos un breve y poco sistemático recuento de palabras clave para valorar el discurso del Papa Francisco ante el Parlamento Europeo.

 

Raro ejemplo de un gobernante exponiendo los planes del Nuevo Orden Mundial anticristiano. 

Leí hace unos días un hermoso artículo llamado “El velo, un honor para la mujer”, enumeraba allí tres razones, tomadas entre otras, para explicar por qué el velo en las mujeres:

"Es un hombre compasivo y afectuoso que quiere que todos seamos incluidos en el amor de Dios. Es formidable lo que está tratando de hacer en contra de muchos en la Iglesia. Hagamos santo a este hombre ya"

El obispo de Albano prohibe a los fieles recibir los sacramentos de la FSSPX bajo pena de "salir de la comunión de la Iglesia Católica". ¿Lo que se viene?

Puesto que todas las personas, como criaturas de Dios, tienen dones y cualidades valiosos, ¿a qué se debe esa mención especial a los homosexuales?

«Papa Francisco, soy tu hija, Asia Bibi. Te ruego: reza por mí, por mi salvación y por mi libertad. En este momento solo puedo encomendarme a Dios, que es el Omnipotente, aquel que todo lo puede».

Son las fuertes palabras que Asia Bibi, mujer y madre cristiana condenada a muerte por blasfemia en Paquistán, escribió a Papa Francisco después de que la Alta Corte de Lahore confirmara el veredicto de la condena.

 

Esta monja, promocionada por sitios web católicos, canta para competir con Madonna. Con sus propias canciones obscenas. Claro, un poco más vestida. De tal modo se ha desdibujado la identidad católica que cualquier cosa que asemeje al mundo parece intrínsecamente bueno. Incluso esta competencia idiota con una corruptora y blasfema de fama mundial.

Para el arzobispo Fernández, Rector de la UCA y padre sinodal, en la reunión "Sólo había un grupo de seis o siete muy fanáticos y algo agresivos, que no representaban ni el 5% del total".

Distribuir contenido