Crónicas de Nuestro Tiempo

Claro que no podemos juzgar el fuero íntimo, y por lo tanto las intenciones ocultas de nadie. Pero sí podemos juzgar objetivamente la moralidad de los actos. O prever, con bastante claridad, adónde apuntan.

Un amigo nos acerca breve semblanza de un argentino muerto hace pocos días, destacado por su saber y patriotismo. Señala, sin embargo, como punto central de sus méritos, su fidelidad a la liturgia tradicional.

Una propuesta para reformar la curia romana y varias cosas más...

Compré una Vida de Santos recientemente y la leí con reverencia… hasta la página 28, en la cual comencé a sentir una sospecha luego traducida en certidumbre. El autor, cuyo nombre me reservo, pone tanto de imaginación piadosa como de certeza biográfica en muchos de los relatos. Y a veces más.

Decía Churchill, ateo, masón y (lo que aún resulta más imperdonable) escritor ful, que “Rusia es un acertijo envuelto en un misterio dentro de un enigma”. Lo que en verdad resulta enigmático es que Churchill se convirtiese en ídolo de todos los conservadores y católicos zombis, que llevan setenta años dándonos la matraca hagiográfica con tan nefasto personaje.

Mientras la increíble tragicomedia de este pontificado continúa desarrollándose, sigo volviendo sobre aquel artículo desesperado de Rorate Caeli, cuyo autor nos alertaba, en el mismo momento de la elección del cardenal Bergoglio, de que como arzobispo de Buenos Aires era “famoso por su inconsistencia”, y que “la fe y la moral parecen haber sido irrelevantes para él”. 

Sin voluntad de producir una secuela de lo publicado anteriormente, cuyo motivo fue recordar el aniversario de una declaración que marcó un momento central en la historia de la Iglesia contemporánea, parece conveniente dar a conocer también, a quien no lo haya leído, el capítulo posterior a dicha declaración, algunos meses después.

El 21 de noviembre de 1974, el arzobispo Marcel Lefebvre realizó una breve declaración doctrinal que produciría enorme impacto en su momento y durante largo tiempo. Y que toma particular relevancia en éste, bajo el reinado de Francisco, cuyas características el arzobispo francés luego jefe involuntario del tradicionalismo y fundador de la FSSPX describía en ese momento, a menos de diez años del cierre del Vaticano II, con sorprendente anticipación.

En nombre del ideario masónico revolucionarios se destruyó el orden político y social cristiano. En nombre de la justicia para los oprimidos se masacró a la población, se persiguió a la Iglesia casi hasta su extinción, se hizo desaparecer a muchas naciones.

Es odioso insistir con Francisco, pero hoy, en la Iglesia y en el mundo, Francisco es una buena parte del problema. Hoy él está en el centro de todo lo que hace crujir la barca de la Iglesia y desorienta al mundo, que ya no tiene ninguna referencia segura a la que mirar.

Distribuir contenido

Twittet

Editor y Responsable

La liberación del hombre por la pasión de Cristo convino tanto a la misericordia como a la justicia divinas.

Marcelo González

Después de la declaración de Mons. Fellay, al término de una reunión de Superiores Mayores de la FSSPX, se dio a conocer un comunicado que reprodujimos sin comentarios. El texto parece suficientemente claro. Aunque los en días posteriores se conocieron diversas interpretaciones. A propósito de lo cual Mons. Fellay predicó una homilía de carácter doctrinal explicitando lo que en la brevedad del comunicado aparece como enunciado.

Editor y Responsable

 

"Por eso predijo ese mismo Dios que vendrían a tierra los dioses múltiples y falsos y mandó derrocar sus ídolos. Porque nada hay que haga a los hombres tan insociables y perversos en su conducta como la imitación de esos dioses", San Agustín

 

Editor y Responsable

Se anunció oficialmente el lanzamiento de una nueva Cruzada de Rosarios, a llevarse a cabo entre el 15 de agosto del corriente y el 22 de agosto de 2017 con motivo del centenario de las apariciones de Fátima. A continuación las intenciones y requesitos para unirse.

Nectario, un alto funcionario imperial, temiendo por el castigo que su ciudad natal, Calama, pudiera sufrir el rigor de la ley por desmanes cometidos contra los cristianos, escribe a a San Agustín pidiendo su intercesión, ya que él –ya anciano- desea dejar la vida terrena viendo a su patria próspera y floreciente. Nectario era pagano, aunque su padre había sido cristiano. Aquí la respuesta del santo Obispo de Hipona

P. José María Mestre Roc FSSPX

Sucede que cuando estos medios de comunicación no se usan cristianamente, merecen llamarse medios de comunicación mundana, los cuales, en los últimos tiempos, se han ido perfeccionando de manera verdaderamente prodigiosa. Ahora bien, estos medios han ido incorporando a los hombres en una sociedad globalmente anticristia­na, que constituye una verdadera anti-iglesia, cuya invisible cabeza es Satanás.

Marcelo González

Decir que la doctrina de Lutero sobre la justificación (sola fide) es correcta, simplemente es una herejía. Decir que el mayor enemigo de la Iglesia en los tiempos modernos era un reformador de la Iglesia, es una blasfemia escandalosa.