Crónicas de Nuestro Tiempo

Arturo Pérez Reverte es un español a la vieja usanza, franco (con perdón) directo y sin remilgos. De los que te dice las cosas como las piensa. Y además un hombre con una rica experiencia de vida, ciertamente aventurera, que forja caracteres más bien realistas y concretos. Más bien lo contrario de un intelectual, aunque se le da muy bien esto de la narrativa y por lo dicho antes, no ve el mundo con mucho optimismo.

 

Vimos en Adelante la Fe este vídeo de una conferencia de Mons. Lefebvre, una grabación casera. En el extracto que se publica habla del problema de los musulmanes en Europa. Imaginamos que en su momento habrá sido considerado como xénofobo y alarmista.

Parece que Mons. Lefebvre detestaba a los musulmanes... pero no.

El fenómeno autodestructivo es la marca más característica del siglo XX y se prolonga en el actual, más grave y expandido. Grandes guerras, aniquilamiento masivo de civiles en bombardeos, migraciones, hambrunas, persecuciones ideológicas, en particular por causas religiosas. Idolatrías que piden su cuota de sacrificios humanos para satisfacer a sus dioses.

La fuente no es católica, evidentemente. Pero ha prestado más de un servicio para descubrimiento de asuntos turbios. También ha dado muestras de no temer a lo "políticamente correcto". Me parece que merece crédito.

 

Sucede que cuando estos medios de comunicación no se usan cristianamente, merecen llamarse medios de comunicación mundana, los cuales, en los últimos tiempos, se han ido perfeccionando de manera verdaderamente prodigiosa. Ahora bien, estos medios han ido incorporando a los hombres en una sociedad globalmente anticristia­na, que constituye una verdadera anti-iglesia, cuya invisible cabeza es Satanás.

Decir que la doctrina de Lutero sobre la justificación (sola fide) es correcta, simplemente es una herejía. Decir que el mayor enemigo de la Iglesia en los tiempos modernos era un reformador de la Iglesia, es una blasfemia escandalosa.

Circula entre los fieles de la FSSPX un pedido de oraciones para que el Espíritu Santo ilumine a los miembros jerárquicos que deberán decidir sobre la propuesta de regularización canónica que la Santa Sede enviara a la Casa General de la congregación hace algunos meses. Esta reunión se desarrollará a lo largo de cuatro días, del 25 al 28 de junio en Suiza. 

 

Es el único monasterio donde en lugar de hacer retiros, hacen depósitos…

Los contactos de Bergoglio con ex miembros de Guardia de Hierro han seguido hasta ahora. De hecho, Juan Grabois, el dirigente social, piquetero, indigenista que acaban de nombrar como miembro consultor de la Comisión Justicia y Paz es hijo de uno de los más eminentes guardianes de la época en que Jorge Mario Bergoglio concurría a sus lugares de reunión.

Ataques a iglesias, uso de imágenes religiosas para promover degeneraciones morales, destrucción casi ritual de un enorme crucifijo en pleno centro de Santiago de Chile... hechos cada día más frecuentes en los países más tradicionalmente católicos. La moderación del clero ante estas profanaciones es muy sugestiva.

Distribuir contenido

Twittet

Marcelo González

Hace algunos meses, en preparación de este año del Centenario de Fátima escribí un texto titulado “Francisco a Vuelo de Pluma”. Quisiera ahora reflejar en éste las impresiones que me ha causado una larga lectura de textos y trabajos dedicados a la mayor y más longeva de los videntes de la Cova da Iría en 1917.

El mensaje de Fátima es, sí, un mensaje de amor, pero a la vez y por lo mismo es un mensaje de rigor, de severidad, de seriedad. Después de la aparición, los pastorcitos de Fátima dejaron de jugar. Dejemos entonces de jugar.

Editor y Responsable

¿A quién se le ocurre convocar una jornada de oración a lo largo de toda su frontera, apenas 3000 kms.? ¿A quién se le ocurre anunciar que un millón de personas va a responder a ese llamado? 

Editor y Responsable

¿Es que perdió su rumbo
la nave de la Iglesia? ¿Es que a porfía
se nos ha puesto a andar de tumbo en tumbo
ebria y alzada la marinería?

Marcelo González

Lo único claro es la confusión.

Prof. Roberto de Mattei

La Correctio filialis no es sino la punta de un inmenso iceberg de descontento por la desorientación que impera actualmente en la Iglesia. 

Editor y Responsable

¿Por qué hacemos esto? Lo hacemos porque hay evidencias científicas indiscutibles y, además, porque Nuestro Señor Jesucristo fue un niño por nacer, formado virginalmente por la acción del Espíritu Santo en el seno de la Virgen María.