Editor y Responsable

Algunos lectores se han sentido heridos por la publicación del artículo "Las Herejías del Camino Neocatecumenal" (parte I), como si se tratase de una suerte de dicterio o apóstrofe insultante. "Herejía" es la palabra técnica para definir a aquella doctrina que van contra el dogma católico.

Escribe Marcelo González

En la editorial de la semana pasada (Fe de rratas) desmenuzamos prolijamente el lamentable comunicado del P. Marcó, "vocero" del Arzobispado de Buenos Aires a propósito de la profanación de la Catedral Metropolitana por unas menguadas hordas sodomíticomarxistas.

Un breve y variado catálogo de hechos del mundo y de la Argentina nos lleva a reflexionar sobre los males que afligen nuestros tiempos. Asimismo, sobre los sucesos que, creemos, dan sustento a hipótesis esperanzadoras. Puesto que Dios se ríe de sus enemigos y cuando ellos creen estar en los umbrales de su triunfo definitivo Él los destruye con el aliento de su boca. Cuanto más nos adentramos en la oscuridad de la noche, más cerca estamos del alba y la aurora.

Escribe Marcelo González

La inminente visita a la Argentina del teólogo Leonardo Boff -sacerdote reducido al estado laical- muchas de cuyas ideas han sido condenadas por la Iglesia y uno de los más famosos referentes de la Teología de la Liberación, ha dado lugar a una curiosa digresión teológica. La anécdota que relatamos a continuación es rigurosamente verosímil. El artículo de Boff que la generó, (y que puede leerse vinculado a ella) rigurosamente verdadero.

Escribe el Editor y Responsable

La Iglesia vive una situación excepcional, posiblemente única en toda su historia, producto de ideas que fueron actuando como una levadura en la masa eclesiástica, por lo menos desde el siglo XIX. Fuertemente condenadas a principios del XX bajo el reinado de San Pío X, luego, con vaivenes, permanecieron activas pero contenidas hasta las vísperas del último concilio ecuménico. Allí eclosionaron y se apoderaron de los resortes decisivos de la estructura eclesiástica. Y fueron recibidas mansamente por una feligresía trabajada ya por el liberalismo.

El tema Maccarone pesa enormemente en el espíritu de los católicos argentinos. Por más "silencio oficial" que se imponga, el cuerpo eclesial sano, aun sintiendo el alivio de haber vomitado una sustancia tóxica, conserva a la vez el regusto acre de la depuración emética.

Escribe Marcelo González

Una carta.

Ahora resulta que Caritas (esdrújula) apoya al Foro Social Mundial -una de cuyas sedes será Venezuela este año-. Cada vez que se mencionan ciertos abusos o malversaciones ocurridas bajo el ámbito de esta institución vemos caritas (grave) de descontento. El clero venezolano acaba de criticar durísimamente al gobierno de Chávez.

Distribuir contenido

Twittet

Marcelo González

"Hoy, 25 de Noviembre, queremos salir a proclamar a Cristo como Rey de nuestras vidas y de nuestra sociedad. Frente a las numerosas negaciones e intentos de hacer desaparecer la Fe en Jesucristo, salimos hoy a las calles para cantar la Gloria de Nuestro Señor, para reconocerlo frente al mundo: Él es nuestro Salvador, Él es nuestro Señor, Él es nuestro Rey."

Marcelo González

La restauración católica será por la vía del culto y del reinado social de Nuestro Señor Jesucristo. Dios ha resguardado el sacerdocio y el culto por medio de una obra minúscula en sus orígenes que hoy es de importancia crucial para el destino del catolicismo. La restauración que debemos realizar día a día se nutre del fruto de ese resguardo.

Editor y Responsable

Y 335º aniversario de la liberación de Viena del asedio turco: recordando la liberación de Viena.

Sofía González Calvo

la Peregrinación pone en lugar principal el conocimiento y amor a la misa tradicional. La misa se convierte en el centro de los tres días de peregrinación. Misa de campaña, rezada bajo la lluvia y el frío, sobre el suelo de barro. Acompañada de cánticos en latín y castellano que ayudan a la devoción. La devoción era otro elemento patente entre los caminantes.

Marcelo González

Si Bergoglio es depuesto, si acaso esto es posible, se lo debería acusar por su evidente intención de heretizar. Pero los cardenales sobrevivientes de las famosas dubia siguen dudando. Entiendo que políticamente esta circunstancia es más eficaz, pero si queremos restaurar la santidad del Pontificado y de los miembros de la Iglesia y limpiar su Rostro inmaculado necesitamos algo más que política.

Marcelo González

Pasó algo maravilloso, que no todos han entendido. El pueblo argentino, democráticamente se alzó contra la oligarquía mundial abortista. El pueblo argentino reaccionó, como dijo el periodista Mariano Obarrio, actor principal en esta victoria, y produjo otra Reconquista, como en las Invasiones Inglesas. Es un hecho político extraordinario, como lo fue Malvinas o 2001.

Marcelo González

Mañana puede ocurrir un milagro. Pero, a decir verdad, el milagro ya ocurrió. El pueblo argentino, generalmente apático salvo en cuestiones relativas a su bienestar o seguridad, se levantó contra la conspiración internacional abortista que busca reducirnos a la miseria moral absoluta.