Espiritualidad

¿Por qué el sacerdote debe ser santo?

Escribe Canis Domini

Hay muchas razones que obligan al sacerdote a ser santo. Vamos a meditarlas siguiendo la doctrina de la Iglesia, de la Sagrada Escritura, del Magisterio de la Iglesia.

Su celebridad se opacó cuando las corrientes eclesiales posconciliares dejaron de lado el culto a los santos, la veneración por los místicos estigmatizados y refutaron como mitología las revelaciones privadas. Sin embargo Ana Catalina Emmerick fue célebre en vida y durante décadas después de su muerte. Sus visiones, puestas por escrito por Clemente Brentano, fuentes de inspiración para la piedad, indicios para las investigaciones arquelógicas y ciertamente anticipo de lo que luego el estudio del Santo Sudario confirmaría.

"Cambiar el evangelio por una predicación humanoide, ecológica, electoralista, demagógica, sin mandamientos ni consejos evangélicos, ni gracia, ni sacramentos, ni oración. Solo doctrina social de la Iglesia -que, tal cual se nos presenta ahora ni es doctrina, ni es social, ni es de la Iglesia, ni sabe de economía, ni de política, ni mucho menos de Cristo Rey y por lo tanto no sirve para nada-.

La compunción de corazón

El pecado mortal es el obstáculo radical a la unión divina… pero el pecado venial deliberado, a su vez, impide el progreso espiritual. Decimos pecado venial deliberado porque, por lo que al pecado venial se refiere, cuando se trata de perfección, conviene distinguir cuidadosamente entre pecados veniales por fragilidad, y pecados veniales deliberados.

A partir de la primera revelación, Santa Margarita María Alacoque sufriría todos los primeros viernes de mes , hasta su muerte, una reproducción de la llaga del costado de Jesús. Estoseran los momentos particularmente elegidos por el Señor para manifestarle lo que quería de ella y para descubrirle los secretos de su amable Corazón.

Propósito de la devoción: Reparación al Corazón de Jesús.

A propósito del artículo ¿Cómo en tiempos de Noé? de nuestro colaborador Alberto G. del Castillo, publicado en estas páginas a principios de 2005, y a su pedido, publicamos la siguiente aclaración:

La Compunción del Corazón II

Ante todo, la compunción prepara el alma para la contemplación verdadera.

Escribe Canis Domini

Los sacerdotes pueden encontrar en la liturgia numerosos ejemplos de actitud de compunción. En efecto, la Iglesia obliga al sacerdote a adoptar esta actitud especialmente en la Santa Misa. Y así, por ejemplo.

Nuestro amigo Sebastián Randle, autor de la interesante y erudita biografía del P. Castellani, nos acerca su tráducción (libérrima, según confiesa) de la introducción a la ?Vida del Card. Newman?, de Wilfrid Ward, padre de Maisie, quien fue, a su vez la primera y probablemente mejor biógrafa de Chesterton. Toda gente vinculada a la época de oro del catolicismo inglés, hacia fines del siglo XIX y comienzos del XX.

El Desprendimiento del Corazón

Como es sabido por todos los católicos, la Santa Casa de Nazaret fue trasladada milagrosamente por los ángeles ante el peligro de ser destruida, durante la primera expansión musulmana. Después de diversas peripecias se estableció en Loreto, Italia, donde una hermosa basílica protege la sagrada reliquia.

Distribuir contenido

Twittet

Marcelo González

Signos del cielo y de la tierra: si los tiempos no se abreviasen hasta los justos perecerían

Mons. Bernard Fellay

Pretender hablar de conversión excluyendo que sea a la Iglesia católica, es burlarse de la gente. Dios, que es todopoderoso, ha puesto en las manos de María esta gracia, este poder de hacer milagros; no sólo el del sol, sino un milagro aún más asombroso: la conversión de un país entero mediante una sencilla consagración hecha por el Santo Padre, al que se unirían los obispos del mundo entero. Ese país, desde ese momento, quedará entregado a la Santísima Virgen.

Editor y Responsable

Continuemos la lucha con todas nuestras fuerzas como siervos inútiles que somos, pero pongamos nuestra esperanza, más que nunca, en la todopoderosa intercesión de Santa María, la Madre de Dios siempre Virgen, pues es ella quien, una vez más, vencerá la herejía.

Editor y Responsable

Cuando ahora leo en el Nuevo Testamento esas escenas tan encantadoras del paso del Señor por Palestina, recuerdo éstas que, tan niña todavía el Señor me hizo presenciar en esos pobres caminos y carreteras de Aljustrel a Fátima y a Cova de Iría. 

Jorge Ferro

La persona de Lefebvre es remansada, acogedora. No estamos frente a un energúmeno. Bastaba mirar sus ojos, a los que veo todavía hoy como claros y serenos. Una voz tranquila, no declamatoria, sensata. Su palabra mesurada y esperanzadora. 

Editor y Responsable

Los otomanos avanzaban sobre Europa. Juan (Jan III) Sobieski, rey de Polonia, decidió liderar la coalición, abandonando su patria marchó al mando del ejército. Al llegar a Viena los turcos doblaban a los cristianos. El enviado papal, Marco D’Aviano, consiguió unir a todo el ejército bajo el mando del rey polaco.

Marcelo González

Recientemente hizo algo de ruido una pastoral del obispo de Mercedes-Luján, Mons. Radrizzani, que es un personaje muy pintoresco. Su rol mediático más reciente tuvo lugar cuando cierto ex funcionario público decidió esconder unos 10 millones de dólares en billetes en cierto convento bajo su jurisdicción.