Espiritualidad

Se concede indulgencia plenaria, aplicable sólo a las almas del purgatorio, a los fieles cristianos que, el día en que se celebra la Conmemoración de todos los fieles difuntos, visiten piadosamente una iglesia u oratorio.
Dicha indulgencia podrá ganarse o en el día antes indicado o, con el consentimiento del Ordinario, el domingo anterior o posterior, o en la solemnidad de Todos los Santos.
En esta piadosa visita, se debe rezar un Padrenuestro y Credo.

“No deis las cosas santas a lo perros, y no tireis sus perlas a los puercos, no sea que las pisen y que volviéndose se  echen sobre vosotros.” [Mt. 7,6]


Este terrible  hecho de actualidad no figura en los diarios; sin embargo, ¡es muchísimo más  terrible que un tsunami o un terremoto! Alrededor de 200 000 personas mueren  cada día en el mundo. Pregunto: En este mundo que no es cristiano, donde todos se  mofan de las leyes morales más elementales, donde la mayoría de los sermones  están vacíos de la Cruz  salvadora de Nuestro Señor, calla la realidad del infierno y predica una mera  filantropía universal, ¿cuántas de estas almas se salvarán? 

 Estemos atentos a  la voz pacificadora del Buen Pastor, y sepamos confesar nuestra fe y nuestra  santa religión sin respeto humano. Nunca perdamos confianza en Aquel que hace  todo con “peso, orden y medida” y nos redimió con su infinita Misericordia.
Oportet Illum regnare”, nos dice San Pablo, Nuestro Señor debe reinar, y su reino no caerá así de repente del Cielo. Él no reinará sin nuestros esfuerzos, pacientes, determinados y audaces, sin nuestra fe, sin nuestras luchas, sin nuestra labor incesante, sin esta peregrinación.  “Los soldados lucharán y Dios dará la victoria”, decía Santa Juana de Arco. 
Novena de preparación a la festividad de Santa Rosa de Lima, celestial patrona del Perú, América y Filipinas. Ofrecemos la vida extraordinaria de esta virgen limeña, que fue la primera flor de santidad que dio el vergel del Nuevo Mundo sembrado por España con las semillas de nuestra santa religión católica. También publicamos su novena y unas letanías para uso privado consistentes en 31 invocaciones en memoria de los 31 años que vivió sobre la Tierra.
“Que soy era Immaculada Conceptiou” 
“Yo soy la Inmaculada Concepción”

Otros temas vinculados ver Aquí, aquí,aquí,  y también  aquí.

Agobiante verano austral. Navidad y calor se asocian siempre bajo la Cruz del Sur. Este año pasado de 2010 particularmente. En un lugar suburbano, lindante con lo rural, el domingo primero después de la Navidad los vecinos padecían el rigor de la media tarde.

El sopor fue violentamente sacudido en la casa de una médica de niños. Los padres de una niña de 4 meses de edad irrumpieron con el cuerpo exánime de la misma criatura que la noche anterior habíamos contemplado durmiendo plácidamente en la Misa del Gallo. Ni doce horas antes. Gozando de aparente plena salud y vigor.

En realidad, la única dignidad del hombre consiste en su regeneración divina, obra de la Redención de Nuestro Señor; fuera de eso, el hombre, en sí mismo, no es sino una criatura que escuchará, en el día de su juicio, la palabra terrible de Dios: “No te conozco”, “no veo en ti la imagen de mi amado Hijo, no veo en ti mi vida divina, solamente veo corrupción y muerte”.

 

En el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Queridos hermanos,

Adoro te devote, latens Deitas,
quae sub his figuris vere latitas:
tibi se cor meum totum subjicit,
quia te contemplans totum deficit.

Distribuir contenido

Twittet

Marcelo González

Signos del cielo y de la tierra: si los tiempos no se abreviasen hasta los justos perecerían

Mons. Bernard Fellay

Pretender hablar de conversión excluyendo que sea a la Iglesia católica, es burlarse de la gente. Dios, que es todopoderoso, ha puesto en las manos de María esta gracia, este poder de hacer milagros; no sólo el del sol, sino un milagro aún más asombroso: la conversión de un país entero mediante una sencilla consagración hecha por el Santo Padre, al que se unirían los obispos del mundo entero. Ese país, desde ese momento, quedará entregado a la Santísima Virgen.

Editor y Responsable

Continuemos la lucha con todas nuestras fuerzas como siervos inútiles que somos, pero pongamos nuestra esperanza, más que nunca, en la todopoderosa intercesión de Santa María, la Madre de Dios siempre Virgen, pues es ella quien, una vez más, vencerá la herejía.

Editor y Responsable

Cuando ahora leo en el Nuevo Testamento esas escenas tan encantadoras del paso del Señor por Palestina, recuerdo éstas que, tan niña todavía el Señor me hizo presenciar en esos pobres caminos y carreteras de Aljustrel a Fátima y a Cova de Iría. 

Jorge Ferro

La persona de Lefebvre es remansada, acogedora. No estamos frente a un energúmeno. Bastaba mirar sus ojos, a los que veo todavía hoy como claros y serenos. Una voz tranquila, no declamatoria, sensata. Su palabra mesurada y esperanzadora. 

Editor y Responsable

Los otomanos avanzaban sobre Europa. Juan (Jan III) Sobieski, rey de Polonia, decidió liderar la coalición, abandonando su patria marchó al mando del ejército. Al llegar a Viena los turcos doblaban a los cristianos. El enviado papal, Marco D’Aviano, consiguió unir a todo el ejército bajo el mando del rey polaco.

Marcelo González

Recientemente hizo algo de ruido una pastoral del obispo de Mercedes-Luján, Mons. Radrizzani, que es un personaje muy pintoresco. Su rol mediático más reciente tuvo lugar cuando cierto ex funcionario público decidió esconder unos 10 millones de dólares en billetes en cierto convento bajo su jurisdicción.