Espiritualidad

Velaban los pastores haciendo centinela

(la noche encierra cercos y también tentaciones),

el sueño amenazaba ceñido a una candela

pero los ojos cuidan enhebrando razones

del oficio exigente que comporta al zagal

vigilar los rebaños al modo de las almas,

acercarles el agua surgente del brocal,

nutrirlos de los pastos floridos como palmas.

El 12 de diciembre se celebra la fiesta litúgica de la Nuestra Señora de Guadalupe, Emperatriz de América. Su maravillosa aparición en el monte Tepeyac en 1531, precipitó de un modo milagroso la conversión de los indígenas americanos a la Fe de Cristo, y es tan sorprendente con la imagen misma, toda ella un resumen de misterios y símbolos sobrenaturales. ]]>Enlazamos con un sitio web mexicano]]> en el cual se muestran de un modo didáctico las principales maravillas de esta imagen, una de las más veneradas en todo el mundo.

Hemos dicho que la prudencia supone la rectitud de las virtudes morales de la voluntad, ordenadas al bien humano. Desde la inteligencia, esta cuarta virtud moral, que es la prudencia, las ordena y manda a realizar su objeto concreto bueno en el justo medio.Por eso, no puede haber prudencia sin virtudes morales.

Sí, como Papa, como muy digno sucesor de San Pedro, como santo Vicario de Nuestro Señor Jesucristo, veneramos a San Pío X y lo invocamos para que inspire al Papa actual y siga defendiendo a nuestra Madre la Santa Iglesia. San Pío X cumplió de modo ejemplar el temible cargo de representante de Jesucristo en la tierra, investido del poder de Pastor supremo de los obispos, de los sacerdotes y de los fieles, bajo la autoridad inmediata de Jesús, a quien pertenecen las almas: “Pasce oves MEAS, agnos MEOS”.


En Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Queridos Hermanos,

En este domingo, celebramos la solemnidad de Santa Rosa, la primera flor de santidad de la América Latina y su santa Patrona. Nació en Lima cien años después del descubrimiento de América. Se llamaba Isabel, pero la frescura de su tez le valió el sobrenombre que le ha quedado. Sin embargo su vida no fue todo color de rosa: soportó con admirable paciencia una larga enfermedad y las persecuciones de su familia. Además, sus penitencias eran muy severas, por no decir increíbles, más admirables que imitables, movidas por su amor a su divino Esposo, Jesús crucificado, y por su sed de salvar almas. Por ejemplo, pasó toda una cuaresma en ayuno y oración en una minúscula celda donde ni siquiera podía mantenerse en pie, bebió un día el pus de las llagas de un enfermo, se ciñó un día con una cadena de hierro que cerró con un candado y tiró la llave en el fondo de un pozo…

Desde el mes de julio una reliquia del cuerpo de San Juan Bosco recorre las distintas casa salesianas de la Argentina. A pesar de que la publicidad del hecho fue relativamente mezquina, la figura del querido santo italiano atrae a la concurrencia de gente vinculada a la familia salesiana y católicos en general. El16 y 17 de agosto estarán en la Basilica de María Auxiliadora y San Carlos Borromeo, en el Barrio de Almagro, Ciudad de Buenos Aires. Hipólito Yrigoyen y Q. Bacayuva (1206).

Los invitamos a descargar el archivo donde se consigna el itinerario completo de la reliquia.

Hacer click en el vínculo de abajo para descargar.

Antes de dejar un texto sobre la comunión espiritual, conviene recordar algo sobre la comunión sacramental: durante muchos siglos en la Iglesia la comunión sacramental no fue algo frecuente

A raíz de un intercambio de opiniones con una lectora del sitio, me pareció oportuno enviar algunos textos que pueden dar respuesta a inquietudes que pueden ser de interés general. El primero de lo que será una corta, es sobre la comunión espiritual. Pero antes es importante hacer algunas precisiones para ponerla en contexto.

Durante siglos la comunión sacramental no fue una práctica frecuente. Debemos a San Pío X el decreto que recomienda la comunión frecuente, incluso diaria, bajo ciertas condiciones: 1. Estado de gracia, lo que excluye el pecado mortal; 2. Recta intención; 3. Que los comulgantes estén, en lo posible, libres de pecados veniales plenamente deliberados; 4. Que a la comunión preceda una diligente preparación y le siga la conveniente acción de gracias; 5. Consejo favorable del confesor. 

 Así, pues, al acercarse la fiesta y el mes consagrado al culto de la Sangre de Cristo, precio de nuestro rescate, prenda de salvación y de vida eterna, que los fieles la hagan objeto de sus más devotas meditaciones y más frecuentes comuniones sacramentales. Que reflexionen, iluminados por las saludables enseñanzas que dimanan de los Libros Sagrados y de la doctrina de los Santos Padres y Doctores de la Iglesia en el valor sobreabundante, infinito, de esta Sangre verdaderamente preciosísima, cuius una stilla salvum facere totum mundum quit ab omni scelere (de la cual una sola gota puede salvar al mundo de todo pecado) , como canta la Iglesia con el Doctor Angélico y como sabiamente lo confirmó nuestro Predecesor Clemente VI. Porque, si es infinito el valor de la Sangre del Hombre Dios e infinita la caridad que le impulsó a derramarla desde el octavo día de su nacimiento y después con mayor abundancia en la agonía del huerto, en la flagelación y coronación de espinas, en la subida al Calvario y en la Crucifixión y, finalmente, en la extensa herida del costado, como símbolo de esa misma divina Sangre, que fluye por todos los Sacramentos de la Iglesia, es no sólo conveniente sino muy justo que se le tribute homenaje de adoración y de amorosa gratitud por parte de los que han sido regenerados con sus ondas saludables.

CIUDAD DEL VATICANO, 5 JUL 2009 (VIS).-Benedicto XVI recordó esta mañana antes de rezar el Ángelus que antiguamente el primer domingo de julio se caracterizaba por la devoción a la Preciosa Sangre de Cristo; una tradición confirmada, dijo, "por el beato Juan XXIII, que en la Carta Apostólica "Inde a primis", del 30 de junio de 1960, explicaba su significado y aprobaba las Letanías".

Ante los fieles reunidos en la Plaza de San Pedro, el Papa explicó que "el tema de la sangre, ligado al del Cordero pascual, asume una importancia de primer orden en las Sagradas Escrituras", y rememoró la frase de Cristo en la Última Cena: "Esta es la sangre de la alianza, derramada por muchos para el perdón de los pecados".

Letanías de las Preciosísima Sangre de Nuestro Señor Jesucristo

Señor, ten piedad de nosotros.
Cristo, ten piedad de nosotros.
Señor, ten piedad de nosotros.
Cristo óyenos.
Cristo escúchanos.
Dios Padre celestial, ten misericordia de nosotros.
Dios Hijo, Redentor del mundo, ten misericordia de nosotros.
Dios Espiritu Santo, ten misericordia de nosotros.
Santa Trinidad, un solo Dios, ten misericordia de nosotros.

Cartas al Papa

En un tiempo de gran tribulación, durante el gran Cisma de Occidente, en que llegó a haber tres papas simultaneamente en la Iglesia sin que se supiera a ciencia cierta cuál era el legítimo (y santos en cada uno de estos bandos) una joven terciaria dominica, iletrada, dirigía sus cartas al Sumo Pontífice exortándolo a regresar a Roma y tomar las riendas de la Iglesia. Hoy inauguramos una nueva sección, Cartas al Papa, de Santa Catalina de Siena, introduciéndola con una semblanza de su personalidad y la primera de sus misivas a Gregorio XI.

Por Fr. Mario Agustín Pinto, O. P. Leer más

Distribuir contenido

Twittet

Marcelo González

Signos del cielo y de la tierra: si los tiempos no se abreviasen hasta los justos perecerían

Mons. Bernard Fellay

Pretender hablar de conversión excluyendo que sea a la Iglesia católica, es burlarse de la gente. Dios, que es todopoderoso, ha puesto en las manos de María esta gracia, este poder de hacer milagros; no sólo el del sol, sino un milagro aún más asombroso: la conversión de un país entero mediante una sencilla consagración hecha por el Santo Padre, al que se unirían los obispos del mundo entero. Ese país, desde ese momento, quedará entregado a la Santísima Virgen.

Editor y Responsable

Continuemos la lucha con todas nuestras fuerzas como siervos inútiles que somos, pero pongamos nuestra esperanza, más que nunca, en la todopoderosa intercesión de Santa María, la Madre de Dios siempre Virgen, pues es ella quien, una vez más, vencerá la herejía.

Editor y Responsable

Cuando ahora leo en el Nuevo Testamento esas escenas tan encantadoras del paso del Señor por Palestina, recuerdo éstas que, tan niña todavía el Señor me hizo presenciar en esos pobres caminos y carreteras de Aljustrel a Fátima y a Cova de Iría. 

Jorge Ferro

La persona de Lefebvre es remansada, acogedora. No estamos frente a un energúmeno. Bastaba mirar sus ojos, a los que veo todavía hoy como claros y serenos. Una voz tranquila, no declamatoria, sensata. Su palabra mesurada y esperanzadora. 

Editor y Responsable

Los otomanos avanzaban sobre Europa. Juan (Jan III) Sobieski, rey de Polonia, decidió liderar la coalición, abandonando su patria marchó al mando del ejército. Al llegar a Viena los turcos doblaban a los cristianos. El enviado papal, Marco D’Aviano, consiguió unir a todo el ejército bajo el mando del rey polaco.

Marcelo González

Recientemente hizo algo de ruido una pastoral del obispo de Mercedes-Luján, Mons. Radrizzani, que es un personaje muy pintoresco. Su rol mediático más reciente tuvo lugar cuando cierto ex funcionario público decidió esconder unos 10 millones de dólares en billetes en cierto convento bajo su jurisdicción.