Fisonomías de Santos

Nuestra Señora de Luján, Patrona de la Argentina, Uruguay y Paraguay

Como la vid di pimpollos de suave olor, y mis flores dan frutos de gloria y de honestidad. Yo soy la madre del bello amor, y del temor, y de la ciencia, y de la santa esperanza. En mí está toda la gracia del camino y de la verdad; en mi toda esperanza de vida y de virtud. Venid a mí todos los que os halláis presos de mi amor, y saciaos de mis frutos; porque mi espíritu es más dulce que la miel, y más suave que el panal de miel, mi herencia. Se hará memoria de mi en toda la serie de lossiglos. Los que de mi comen, tienen siempre hambre de mi, y tienen siempre sed losque de mi beben. El que me escucha, jamás tendrá de qué avergonzarse; y losque se guían por mi, no pecarán. Los que me den a conocer, obtendrán la vida eterna.

De la Liturgia de la Fiesta de Nuestra Señora de Luján

Benjamín era un joven de un gran celo apostólico en bien de los demás. Hablaba con fluida elocuencia. 

Incluso había logrado muchas conversiones entre los sacerdotes de Zaratustra. Los meses que pasó en la cárcel le sirvieron para pensar, orar, meditar y escribir. 

En estas circunstancias llegó a la ciudad un embajador del emperador bizantino y lo puso en libertad. Y le dijo el rey Yezdigerd: "Te digo que tú no has tenido culpa alguna en el incendio del templo y no tienes que lamentarte de nada". 


Clímaco significa: escala para subir al cielo. El apellido de este santo proviene de un libro famoso que él escribió y que llegó a ser inmensamente popular y sumamente leído en la Edad Media. El nombre de tal libro era "Escalera para subir al cielo". Y eso mismo en griego se dice "Clímaco".       


  La Iglesia oriental conmemora en este día a San Marco, obispo de Aretusa en el Monte Líbano. Baronio, en el Martirologio Romano, substituyó a San Cirilo de Heliópolis, excluyendo a Marco como a un maestro de dudosa ortodoxia. La confesión de fe de San Marco es en sí misma intachable, pero entre los anatemas que le siguen hay un pasaje ambiguo que puede fácilmente entenderse en sentido herético. Probablemente se debe a que ha sido incorrectamente transmitido y los bolandistas han vindicado la ortodoxia del obispo. De todas maneras, los encomios que le tributan San Gregorio Nazianceno, Teodoreto y Sozomeno al relatar sus sufrimientos, nos hacen concluir que aun cuando se hubiese manchado en algún tiempo con el semiarrianismo, se adhirió en seguida a la estricta ortodoxia y expió completamente cualquier anterior vacilación.
En Sebaste, en Armenia, san Pedro, obispo, que fue el hermano más joven de san Basilio Magno -padre y doctor de la Iglesia- y eximio defensor de la fe ortodoxa ante los arrianos (c. 391).

San Pedro pertenecía a una antigua e ilustre familia. El nombre de sus antepasados ha caído en el olvido, en tanto que los anales de la fe conservan el inmortal recuerdo de los santos que sus padres dieron a la Iglesia. 
  

Dios te salve, María, llena de gracia y bendita más que todas las mujeres, Virgen singular, Virgen soberana y perfecta, elegida para Madre de Dios y preservada por ello de toda culpa desde el primer instante de tu concepción...

Dios es el único ser que no tiene historia. Todos los seres  creados son, en mayor o menor medida, seres históricos: nacen, evolucionan,  mueren. Sólo que la historia de cada uno tiene un signo diferente, según el  lugar que ocupe en la jerarquía ontológica. A medida que se asciende de lo  inerte a lo sensitivo y de lo irracional al mundo del espíritu, la historia va  enriqueciéndose y entrañándose en la esencia misma del ser. Por eso el hombre  es el ser más histórico de todos los que pueblan la tierra. Sobre el cimiento  de unas pocas tendencias universales y permanentes de su naturaleza, cada  hombre participa en la historia general de la humanidad desde un ángulo propio  e irrenunciable. Del hombre, y sólo del hombre, cabe hacer biografía. Una  piedra, como tal, no tiene biografía, aunque las piedras, en su conjunto,  tengan también historia. 


Los datos acerca de este  Arzobispo, personaje excepcional en la historia de Sur América, producen  asombro y maravilla. Los historiadores dicen que Santo Toribio fue uno de los regalos más  valiosos que España le envió a América. Las gentes lo llamaban un nuevo San  Ambrosio, y el Papa Benedicto XIV dijo de él que era sumamente  parecido en sus actuaciones a San Carlos Borromeo, el famoso  Arzobispo de Milán. 


Sabemos por San Gregorio de Tours, que San  Pablo de Narbona fue enviado de Roma, con otros muchos misioneros, para  implantar la fe en la   Galia. Dos de los miembros de la expedición, san Saturnino de  Toulouse y san Dionisio de París, recibieron la corona del martirio, pero san  Pablo de Narbona, san Trófimo de Arles, san Marcial de Limoges y san Gaciano de  Tours, después de haber pasado muchos peligros y de fundar iglesias en todos  aquellos lugares de la Galia  ligados ahora con sus nombres, murieron finalmente en paz. Prudencio dice que  el nombre de Pablo dio lustre a la ciudad de Narbona. 


Si atendemos a la enorme influencia ejercida en Europa por los seguidores de San Benito, es desalentador comprobar que no tenemos biografías contemporáneas del padre del monasticismo occidental. Lo poco que conocemos acerca de sus primeros años, proviene de los "Diálogos" de San Gregorio, quien no proporciona una historia completa, sino solamente una serie de escenas para ilustrar los milagrosos incidentes de su carrera.


Distribuir contenido

Twittet

Marcelo González

Don Davide (con acento en la a), o sea el P. Pagliarani, es el nuevo Superior General de la FSSPX. Mucha gente se pregunta de dónde salió. ¿Qué significa esta promoción inesperada de un cura raso a la máxima jerarquía? Otros, menos informados todavía, señalan un desorden inaceptable: ¿desde cuándo un simple presbítero va a ser superior de obispos? Estos lefebristas están todos locos.

Marcelo González

Se percibe un cierto temblor de mitras. El optimismo y la componenda comienzan a desdibujarse. Parece que no alcanza con dejarles el campo libre y ponerse a un costado. Cuando ocupen el campo vendrán a degollar a los que estén mirando resignados al discurrir inevitable de los tiempos. Es de manual: los tibios le venden la soga a los revolucionarios, que los van a linchar con esa misma soga (Lenin dixit).

Editor y Responsable

En pocas palabras: Pilatos era un pagano, o sea que había en él semillas de verdad, y de hecho se interesó en el tema, porque le preguntó a Jesús “¿qué es la verdad?” Y Jesús no le contestó. No le contestó… no quiero criticar, pero… Encima después lo amenazó con mandarle no se cuántas legiones de ángeles. Tampoco Pilatos podía dejar que atropellen así como así su autoridad. El tema es complejo. Jesús no se dejó ayudar, puso peros todo el tiempo.

Editor y Responsable

Pagaba poco porque era una fija. El caballo del comisario. Sorprende por sabido. Muchos no terminaban de creer que este personaje, abismalmente por debajo de los requisitos básicos para ocupar el cargo, podría finalmente ser elevado a esta dignidad. Una verdadera indignidad. Aguer, a su lado, es San Pío X. No es una comparación exagerada. Lo sería si le quitáramos “a su lado”.

El líder cocalero Evo Morales, presidente -con aspiraciones a la eternidad- de la República de Bolivia acaba de felicitar el neocardenal designado por Francisco, nacido, criado y ejercido en esa tierra altiplana. Se trata de Mons. Toribo Ticona, retirado ya y gozando de la paz familiar con su esposa, hijos y nietos.

Prof. Roberto de Mattei

Querer convertir a aquella Iglesia valerosa, dispuesta siempre a vivir al pie del cañón, en una sociedad de cobardes que viven escondidos por vergüenza o por pusilanimidad, sería un ultraje a su virtud. Eran plenamente conscientes de su deber de conquistar el mundo para Cristo, de transformar según la doctrina y la ley del Divino Salvador la vida privada y la pública, donde debía nacer una nueva civilización, surgir otra Roma sobre los sepulcros de los dos Príncipes de los Apóstoles. Y lograron su objetivo.

Juan Lagalaye
Hace dos meses, en esta misma página, aludí a la fundación de la Argentina, señalándola en la primera misa celebrada en su actual territorio -Bahía San Julián- el Domingo de Ramos del 1520. Hoy, en la fiesta de la Santísima Trinidad, entiendo que es necesario evocar la fundación de nuestra ciudad ubicándola en la circunstancia litúrgica en que lo fue en el 1580 y que de de ella recibió el nombre, auspicio que a pesar de todas sus miserias mantiene vigencia.