Fraternidad Sacerdotal San Pío X

Durante las ordenaciones que han tenido lugar en el Hemisferio Norte durante los últimos días de junio, en especial el día de San Pedro y San Pablo, la FSSPX ha superado ligeramente el número de 600 sacerdotes, el más alto de su historia de 40 años.

La Santa Sede nombra a Mons. Fellay "juez" de un sacerdote de la FSSPX por una causa que se caratula entre los "delitos graves". 

No es necesario extenderse mucho para comprobar el estado de crisis en el que se encuentra nuestra Santa Madre Iglesia. Sin embargo, en estos últimos tiempos un cierto número de indicios inquietantes nos llevan a pensar que entramos en una fase todavía más intensa de desórdenes y confusión.

Traducimos un comentario de la revista Le Seignadou, editorial del mes de mayo de 2015. En él el P. Simoulin comenta con ironía y dolor la actitud dúplice de Mons. Pozzo y de muchos prelados del Vaticano.

Interesado por el "branding" a propósito de varias denuncias recibidas en este portal, indagué sobre el origen de esta presunta herejía. No fue fácil encontrar textos del Magisterio, en realidad fue imposible.

Por Resolución 25/15 de fecha 17 de marzo de 2015, la FSSPX queda reconocida como un Instituto de Vida Consagrada de la Iglesia Católica en la Argentina, encuadrada en la ley vigente.

El 12 de abril de 2015 el diario argentino Clarín dio a conocer la decisión del Secretario de Culto, Guillermo R. Oliveri, publicada en el Boletín Oficial de la República Argentina el 9 de abril 2015, conforme a la cual la Fraternidad San Pío X fue reconocida en Argentina como persona jurídica y se dispuso su inscripción en el Registro de Institutos de Vida Consagrada, que contiene la nómina de las órdenes y de las congregaciones religiosas católicas presentes en Argentina.

Podría ser una solución, yo diría que un paso, tal vez, no sé, no sé el futuro, no soy un profeta. Pero es posible. En cualquier caso, tenemos que tener estas disposiciones y no una disposición de ruptura, una oposición por la oposición, oposición a la Iglesia, no en absoluto".

Después de la consagración del P. Jean-Micherl Faure de manos del obispo Richard Williamson el 19 de marzo  la agencia de prensa I.Media entrevistó a Mons. Pozzo, quien habló sobre las relaciones entre la Fraternidad San Pío X y Roma, afirmando que los problemas están “dentro de la Fraternidad”.

La Fraternidad San Pío X denuncia la consagración episcopal del R. P. Faure, que, a pesar de las afirmaciones del consagrante y del consagrado, no se parecen en nada a las consagraciones de 1988. En efecto, todas las declaraciones de Mons. Williamson y del R.P. Faure demuestran constantemente que ya no reconocen las autoridades romanas, salvo de modo puramente retórico.

Distribuir contenido