Fraternidad Sacerdotal San Pío X

 Algunas de las fotografías de la ceremonia. Domingo 17 de mayo de 2009

La capilla

Pero como señalamos más arriba, para que el magisterio ordinario alcance la nota de infalibilidad, también debe cumplir de manera equivalente con las cuatro condiciones vaticanas: la sentencia debe ser propuesta por la universalidad de  los obispos en comunión con el Papa de manera definitiva y por el peso de la autoridad que tienen de Cristo. Si los obispos, en cambio, toman una actitud liberal creyendo que los movimientos religiosos de sus fieles gozan de una asistencia infalible del Espíritu Santo y no asumen la responsabilidad aún de oponerse a todos si los ven emprender una vía errada, no harán uso de su propia autoridad, única asistida por la infalibilidad. Ya no siguen las ovejas al pastor, sino el pastor a las ovejas, por lo que no hay que extrañarse que tomen mil caminos equivocados.

Si el movimiento carismático o el camino neocatecumenal tienen éxito congregando mucha gente, los obispos se creen hoy obligados por el “espíritu” a confirmarlos. Ante una supuesta aparición de la Virgen no se sienten con derecho a juzgarla según los antiguos criterios doctrinales, sino que deben estar atentos al sentir del pueblo fiel para confirmarlo y unificarlo.  Pues bien, si la universalidad de los obispos en montón con el Papa aceptan de esta insensata manera, por ejemplo, los principios del movimiento carismático, nada tiene esto que ver con la infalibilidad, porque no están poniendo en juego la autoridad que tienen de Cristo.

El Espíritu Santo nos asegura que los obispos no pueden errar cuando imponen su autoridad, pero nada nos asegura cuando la deponen. Quedan siempre en pie las promesas de la indefectibilidad de la Iglesia –las puertas del infierno no prevalecerán–, pero muy empequeñecido quedará el rebaño de Cristo si los pastores siguen adorando al sentir de su grey, cada vez más inspirado por el espíritu nada santo del actual aparato publicitario.

El magisterio conciliar no ha recurrido nunca al ejercicio de la infalibilidad por modo extraordinario, ni puede alcanzar nunca la infalibilidad del magisterio ordinario universal mientras se crea obligado a ejercer su oficio de modo subordinado a una inexistente infalibilidad del sentido de la fe del común de los creyentes.

Fuente: La Lámpara Bajo el Celemín, de Alvaro Calderón, págs. 50-1.

 Puede leerse en el sitio de la FSSPX de Francia la lista de personas que se han comprometido por internet al rezo del rosario por la Consagración de Rusia al Corazón Inmaculado de María.  Suman más de 100.000 las coronas prometidas. En esta lista no cuentan las de aquellas personas que presenten sus ofrendas por otras vías.  ]]>Para acceder a la información, clique aquí.]]>

Panorama Católico adhiere fervorosamente a esta iniciativa.

¿Cómo evolucionarán las cosas? No lo sabemos. Mantenemos nuestra propuesta de que se acepte nuestra situación actual imperfecta como provisoria, abordando finalmente las discusiones doctrinales anunciadas y esperando que reporten buenos frutos.

En un camino tan difícil, ante oposiciones tan violentas, os pedimos, queridos fieles, recurrir a la oración una vez más. Nos parece que es el momento indicado para lanzar una ofensiva de envergadura, profundamente enraizada en el mensaje de Nuestra Señora de Fátima, en el que Ella misma ha prometido un resultado exitoso, ya que ha anunciado que al final su Corazón Inmaculado triunfará. Nosotros le pedimos este triunfo a través de los medios que ella misma ha pedido: la consagración, por el Pastor Supremo y todos los obispos del mundo católico, de Rusia a su Corazón Inmaculado, y la propagación de la devoción a su Corazón doloroso e inmaculado.

De allí que, con ese fin, queremos ofrecerle, a contar desde ahora hasta el 25 de marzo de 2010, un ramillete de doce millones de rosarios, como una corona correspondiente a tantas estrellas que enjoyan su persona, acompañada de una suma equivalentemente importante de sacrificios cotidianos, que nos daremos el cuidado de procurarlos, ante todo, en el cumplimiento fiel de nuestro deber de estado, y con la promesa de propagar la devoción a su Corazón Inmaculado. Ella misma presenta eso como el fin de sus apariciones en Fátima. Estamos íntimamente persuadidos que si cumplimos atentamente lo que Ella nos pide, obtendremos mucho más de lo que nunca esperaríamos, y sobre todo, nos aseguraremos nuestra salvación al beneficiarnos con las gracias que nos ha prometido.

Pedimos, por tanto, que nuestros sacerdotes hagan un esfuerzo especial para facilitar a los fieles esta devoción, colocando el acento no sólo en la comunión reparadora de los primeros sábados de mes, sino también incitando a los fieles a vivir una intimidad más profunda con Nuestra Señora, consagrándose a su Corazón Inmaculado. Convendría también conocer mejor y profundizar en la espiritualidad del gran heraldo de la Inmaculada, el Padre Maximiliano Kolbe.

Seguramente es uno de los blogs más recurridos. Se escribe en inglés y con un lenguaje sotil, diría Cervantes. Lo cual requiere una traducción adecuada y una lectura igualmente sotil.

Escribe Marcelo González

*

Mons. Tissier de Mallerais
*

En su blog, el ahora internacionalmente famoso Richard Williamson, uno de los cuatro obispos de la Fraternidad Sacerdotal de San Pío X (FSSPX / SSPX), informa que Bernard Tissier de Mallerais (uno de sus hermanos Obispos de la Fraternidad), ha confirmado en París que "han sido fijados términos para la discusión doctrinal que tendrá lugar entre la Sociedad de San Pío X y las autoridades de la Iglesia en Roma ".

"Las discusiones", añade Williamson, "habrán de hacerse por escrito", y "no se harán públicas".

Tissier de Mallerais fue uno de los cuatro miembros de la comisión informal establecida por la Santa Sede y la SSPX en las negociaciones de 1988 (los otros fueron el Padre Patrice Laroche, también designado por la Fraternidad por el Arzobispo Lefebvre, y los Padres Tarcisio Bertone y Fernando Ocariz , por la Santa Sede designados por el Cardenal Ratzinger).


Fuente: ]]>Rorate Caeli]]>

Traduccción: ]]>La Buhardilla de Jerónimo]]>

Jesús, amable Salvador nuestro, ve aquí reunidos a tus hijos, dispuestos a seguirte por el camino de la Cruz, ya que Tú nos dijiste que quien no toma su cruz y te sigue, no puede ser tu discípulo. Pero también nos dijiste que si no nos volvíamos como niños, no entraríamos en el Reino de los cielos. Y antes de emprender tu arduo camino al Cielo, no convocaste a los mayores sino a los más pequeños : Dejad que los niños vengan a mí. Son estas palabras tuyas las que nos han animado a responderte, porque nuestra debilidad e impotencia nos hace ver más accesible el volvernos niños pequeños, mientras que la enormidad de tus sufrimientos nos hace dudar grandemente de que podamos llegar nunca a ser discípulos verdaderos. Queremos seguirte, pero tenemos miedo. Por eso, antes de emprender tras de Ti el camino de la Cruz, como eres Maestro bueno, quisiéramos preguntarte : ¿Por qué sólo salvas a los niños, por qué dijiste que sólo de ellos es el Reino de los cielos?

 

I Estación: Jesús es condenado a muerte

 

 

 

Por una parte lo entendemos. ¿Acaso al árbol que creció torcido se lo puede volver a poner derecho? Sólo cuando es retoño vale ponerle una vara para que crezca recto. Por eso es fácil comprender que solamente a los niños pequeños vale ponerles la vara de tu Cruz, para que puedan crecer en dirección al cielo. Sólo los niños pueden ser redimidos. Los adultos ya no tienen remedio. Pero por otra nos parece incomprensible. ¿Cómo puedes pedirle a niños que te sigan en un sendero que ni los más grandes guerreros son capaces de recorrer? Te pedimos, por favor, que en cada uno de sus pasos nos expliques este enorme misterio, no sea que, asustados, te dejemos.

Y tú, Virgen Santísima, hecha Madre nuestra al pie de la Cruz, que fuiste la primera en llevar a los niños por el camino del Calvario, abre nuestro entendimiento y nuestro corazón para que, alentados por las palabras de tu Hijo, lleguemos de tu mano hasta el fin de este camino.

Hijos míos, aprendan del enemigo, observen qué es lo que más odia el demonio, el mundo y la carne. Cuando me hice hombre, no me hice adulto sino niño y mis jueces me condenaron a muerte porque nunca dejé de serlo. Por boca de Caifás habló el demonio y me condenó no tanto por declararme Hijo de Dios, sino por ser manso y humilde de corazón y confundir su orgullo. Por boca de Pilato habló el mundo y me condenó no tanto por temor a los judíos, sino por ser simple e ingenuo y no entrar en sus astucias. Por boca de Herodes habló la carne y me condenó no tanto por guardar silencio, sino porque se sintió ofendido al darse cuenta de mi pureza. Yo les advierto, hijos míos, si vienen a Mí, no faltará un Caifás, un Pilato, un Herodes para condenarlos. Si se vuelven humildes, simples y puros como los niños, sólo les quedará un camino : mi Vía crucis.

HOMILIA DEL DÍA DE PASCUA, 12 DE ABRIL DE 2009

Pronunciada por Mons. ALFONSO de GALARRETA

Misa Mayor de la Iglesia de la Inmaculada Concepción, La Reja, Argentina

(archivo de audio)

  

Clique la imagen para escuchar la homilia 

Un pasaje saliente de la homilía

(...) Si tuviera que dar un solo consejo, una sola recomendación, hoy día a todos los fieles es que la perseverancia y la fidelidad en este combate tremendo que nos toca llevar, dependen no solamente de la fidelidad en la Fe, sino y también esencialmente de nuestra esperanza y de nuestra caridad. La Fe es absolutamente necesaria. Sin ella no puede haber ni esperanza ni caridad. Y es precisamente lo que le pasa a la mayoría de la gente, que, o no tiene fe o tiene una fe falsa, errónea. Y por gracia de Dios tenemos la verdadera Fe, y hemos permanecido firmes en la verdadera Fe.

Y por eso los grandes peligros y tentaciones para nosotros son de abatimiento, de derrotismo, de desesperanza, de desesperación… cuando esa Fe no está acompañada de la Esperanza cristiana, que es la fortaleza más sobrenatural, puesto que radica en la voluntad misma.

Y la otra gran tentación es caer en la tristeza, en la acedia,  la amargura… y lo que es peor, el celo amargo. Esos son los peligros que nosotros sufrimos. Y no basta conservar la Fe. Hay que conservar la Fe que es operante por la caridad. Esa es la única que salva.

 Algunos lectores postean ciertos temas en artículos para nada relacionados con ellos. Es comprensible que quieran plantear otras cuestiones. Por eso inauguramos esta sección de "cuestiones quodlibetales" donde, a criterio de la moderación, trasladamos los posts de los lectores antes mencionados.

Distribuir contenido

Twittet

Marcelo González

Uno tras otro, los hechos que produce la agenda de Francisco y los escándalos que estallan en derredor de su persona nos superan, debemos confesarlo. Este es un pontificado insalubre. Si los tiempos no se abrevian, terminaremos todo muertos o dementes. Por uno u otro motivo.

Antonio Caponnetto

Gracias te doy Dios mío porque siendo un grumete me has dejado ser parte de esta fiel romería...

Juan Carlos Monedero (h)

El año se abrió con estos dos claros ejemplos de Corrección Política, estasdemostraciones de fuerza del lobby abortista, cuya naturaleza se comprende a la luz de otros casos anteriores, no tan lejanos en el tiempo.

Marcelo González

Como hijos de los gentiles, “reconozcamos en los magos adoradores las primicias de nuestra vocación  y de nuestra fe, y celebremos con corazones dilatados por la alegría los comienzos de esta dichosa esperanza, pues desde este momento se inicia nuestra entrada en la celestial herencia de los hijos de Dios”.  San León Magno, Papa.

Marcelo González

Se ha dicho con frecuencia: Fátima es una epifanía, una manifestación luminosa que prepara a los creyentes para vivir los tiempos más oscuros de la era cristiana. Así como la fiesta del 6 de enero celebra la revelación de Dios, en su Persona encarnada, a representantes de los gentiles.

Editor y Responsable

En este año cargado de noticias tristes y humanamente desesperanzadoras sobre la marcha de los asuntos eclesiásticos, nos ha parecido prudente insistir poco en las noticias, sino más bien opinar con una cierta pretensión de análisis, alentar la esperanza y recordar (también a nosotros mismos) los deberes de un buen católico en todo momento.

Sandro Magister

Navidad de tensión este año en el Vaticano, justamente mientras el papa Francisco, en el discurso de saludos a la curia, se la tomó con los que el definió como "traidores" y "aprovechadores" – los primeros ya "delicadamente" despedidos por él y los segundos amenazados con ser despedidos –, le han caído encima nuevos clamorosos goles en contra. Al menos tres.