La Cocina de Panoramix

Bergoglio es una combinación de ambas: en lo estratégico es un jugador de ajedrez. En lo táctico, un improvisado o un repentista. Tiene un genio particular para combinar estas aparentemente contradictorias actitudes.

Da una descripción de Francisco muy alejada de las elogiosas habituales y mucho más creíble. Sobre cuestiones como la reforma de la curia y la diplomacia. Pero deja una duda abierta: este Papa, ¿actúa más por instinto o por cálculo?

No han pasado ni veinticuatro horas y ya tenemos al portavoz del Papa negando que Francisco reaccionara negativamente al regalo, y afirmando que esa cruz-hoz-y-martillo es realmente un símbolo de diálogo y libertad; un símbolo del empeño por la liberación y el progreso del país.

Lo que sigue no es una falsa crónica jocosa. No es una fantasía irónica sobre realidades que podría ocurrir en el mundo si se llegara a las últimas consecuencias de ciertas tendencias actuales. Lo que sigue es la descripción de unas jornadas ocurridas en Buenos Aires, en el Teatro Nacional Cervantes

El Cardenal Oscar Rodríguez Maradiaga, a quien muchos consideran el más cercano consejero del Papa Francisco, hizo un gran esfuerzo, durante la conferencia de prensa de Roma, antes del comienzo de la asamblea de Caritas Internationalis, una federación de obras católicas de caridad, a fin de condenar los esfuerzos de la Cornwall Alliance, el Heartland Institute, y otros que se encontraron en Roma a fines de abril para presentar una visión alternativa a la de los alarmistas del calentamiento global que han tenido toda la atención de Francisco hasta ahora.

¿Por qué el clero oficialmente ha asumido que debe trabajar para “promover la erradicación de la pobreza” cuando su deber es promover la salvación de las almas? ¿Por qué ha asumido esta convicción materialista de que el paraíso está o debe estar en la tierra, como piensan los liberales o los marxistas?

Esta misa será la primera que un cardenal haya celebrado específicamente para católicos homosexuales.

La Iglesia actual está a la expectativa. Todo sigue un aparente curso de normalidad, pero los ánimos están suspendidos hasta lo que depare el Sínodo. La sensación de cambio es palpable en muchos ambientes y muchas son las ilusiones en que suponga el inicio de una verdadera revolución. No, no es un Sínodo más. Y no se quiere que sea un Sínodo más. 

Müller: "El presidente de la conferencia episcopal no es más que un moderador técnico, y no tiene ninguna autoridad magisterial particular debido a este título".

Distribuir contenido

Twittet

Marcelo González

Ciertamente tendrán que lidiar con parientes y amigos. Con presiones de algunos sacerdotes. Siempre se puede vencer esta hostilidad con mansedumbre, y si hemos encontrado el campo donde está escondido el tesoro, ¿no vamos a vender todo lo que tenemos para comprarlo?

P. Jean-Michel Gleize

Un Papa hereje, la pérdida del Oficio Papal... ¿Son los comentarios de San Roberto Belarmino sólo opiniones? El padre Gleize analiza esta cuestión en una serie de seis artículos.

Editor y Responsable

La Medalla Milagrosa es uno de los sacramentales de la Iglesia. Es una representación física de una realidad espiritual. Desde su introducción, la Medalla Milagrosa ha sido reconocida por ser una poderosa fuente de atracción de las gracias de Dios sobre la humanidad, incluso en forma de milagros.

Editor y Responsable

En un día como hoy, hace 18 años, un grupo de personas rezaba el rosario ante la Santísima Virgen de Luján en el Santuario Nacional argentino, en el día de Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa. Se realizaba también una Consagración de la obra que se estaba fundando, Panorama Católico. En ese momento, en formato revista en papel. 

Editor y Responsable

Al cumplirse 50 años de la Missa Normativa, el primer experimento sujeto a aprobación oficial, aunque rechazado por el sínodo de los obispos, este artículo recuerda a la "bestia primigenia", lo primero que salió de la mente del masón arzobispo Bugnini con el respaldo de Paulo VI. 

Marcelo González

El siguiente texto es tan verdadero como verosímil el lector lo quiera considerar.

Editor y Responsable

No es posible hablar de "las dos caras de Francisco", él ha superado largamente esta metáfora. Francisco tiene múltiples caras, y uno de los momentos en los que se pueden observar es cuando recibe a personas o los regalos que estas personas le ofrecen. Claro que es imposible establecer un juicio a partir de un gesto.