La Crisis de la Iglesia

Todo comenzó cuando la era moderna nacía. Un tal Martín Lutero, muy homenajeado en estos tiempos, hombre teatral, con excelentes condiciones para hacer carrera política en el Conurbano bonaerense, decidió que los votos -religiosos, aclaremos- en especial el de castidad, resultan demasiado gravosos. 

Nadie puede ser condenado para siempre, porque esa no es la lógica del Evangelio. No me refiero sólo a los divorciados en nueva unión sino a todos, en cualquier situación en que se encuentren”. Amoris Laetitia parágrafo 298 

Bajo este título publicamos hace dos años una breve síntesis del Cisma de Occidente, período durante el cual hubo en la Iglesia hasta tres cortes pontificias con sendos "papas". Complejísimo y grave problema en el que no solo se debatió una cuestión jurídica, sino que dio lugar al desarrollo de doctrinas heterodoxas. -con la sana intención de resolver el problema- como la hoy reflotada del "conciliarismo" heterodoxas y luego formalmente condenadas por el Magisterio. 

Es un placer leerlo. Lo único que en estos días de recorrer notas y documentos me ha causado verdadero gozo espiritual. Es un artículo estupendo, tanto para entender con ejemplos la revolución que trae esta exhortación como que quien no lo haya leído aún, conozca a un magnífico novelista inglés, converso al catolicismo, Evelyn Waugh. 

Esta exhortación es el resumen de los dos sínodos sobre el matrimonio. Es muy larga y muchas cosas allí son correctas, bellas, pero después de la construcción,, se diría, de un hermoso edificio, un hermoso barco, el Soberano Pontífice perforó un agujero en el casco bajo la línea de flotación… todos saben lo que sucederá luego.

Lamentablemente, antes de lo esperado, como si con una maliciosa urgencia se debiera aplicar este "discernimiento expres" de los obispos y sacerdotes surgido de la Exhortación Amoris Laetitia, la Conferencia Episcopal de Filipinas, en un documento que firma su presidente, invita a dar la comunión a todos, no importa su situación matrimonial.

«La ley natural no debería ser presentada como un conjunto ya constituido de reglas que se imponen a priori al sujeto moral, sino que es más bien una fuente de inspiración objetiva para su proceso, eminentemente personal, de toma de decisión".

Desde diversos sectores se advierte sobre la Exhortación apostólica Amoris Laetitia

 

Lamentablemente, lo que muchos han previsto se ha vuelto una realidad

Preparando una serie de notas sobre la Exhortación Apostólica fruto de los sínodos contra la familia, presentamos el comentario de Roberto de Mattei. Es necesario que las palabras que describan este documento sean mesuradas, porque para espanto y está la propia realidad.

Distribuir contenido

Twittet

Marcelo González

En horas se conocerá, según anuncian, el documento que resume las conclusiones del Sínodo último. En medio de esta expectativa se produce además una visita informal del Superior General de la FSSPX a la Casa Santa Marta para hablar con Francisco, en la que, según fuentes oficiales de la congregación, se departió durante 40 minutos.

Editor y Responsable

Mons. Bernard Fellay, Superior General de la FSPPX concede una entrevista a Tim Sebastian, un periodista británico muy experimentado y de estilo agresivo. La entrevista -en inglés- ofrece una ventaja al periodista, que además habla fluidamente alemán y otros idiomas en los que el obispo pudo haberse desempeñado mejor. 

Editor y Responsable

El pontífice nos exhorta a difundir y defender las verdades de la Fe en todos los órdenes, no como maestros a quienes no lo somos, sino como comunicadores de las verdades recibidas de los maestros. Y para el cabal entendimiento de esas verdades es necesario estar unidos.

Editor y Responsable

Cuando la necesidad apremia no sólo deben guardar incólume la fe los que mandan, sino que “cada uno esté obligado a propagar la fe delante de los otros, ya para instruir y confirmar a los demás fieles, ya para reprimir la audacia de los infieles” (*). Ceder el puesto al enemigo, o callar cuando de todas partes se levanta incesante clamoreo para oprimir a la verdad, propio es, o de hombre cobarde o de quien duda estar en posesión de las verdades que profesa. 

Editor y Responsable

Nunca Lutero podría imaginar que sus principales doctrinas condenadas serían proclamadas en el mismo Viernes Santo, por el predicador oficial de la Casa Pontificia, delante de quiénes él llamó de “escoria diabólica de Roma”. Ni que su revolución eclesial sería celebrada cinco siglos después por la propia Iglesia que él denominó “institución diabólica” y la “gran prostituta de Babilonia”

Roberto de Mattei

Para que un documento sea malo no hace falta que sea formalmente herético. Basta que sea intencionadamente ambiguo y que, en su oscuridad, se acerque a la herejía o conduzca hacia ella.

Editor y Responsable

Desde hace ya varias semanas han estado circulando numerosos rumores en la prensa referentes a un posible reconocimiento canónico de la Fraternidad San Pío X por parte de Roma. Dici entrevistó al máximo responsable de la FSSPX para conocer su posición sobre estos puntos.