La Crisis de la Iglesia

El Instrumentum Laboris del Sínodo de la Familia de este año retoma subrepticiamente el Nº 52, rechazado en las conclusiones, bajo otra forma. Se trata de la comunión a los divorciados.

"Por ejemplo, en Buenos Aires, hace algunos años atrás fue exhibida una muestra de un escultor bueno, creativo, argentino que ahora está muerto. Era arte de protesta y yo recuerdo uno que era un Cristo Crucificado sobre un bombardero que iba bajando. Era una crítica del cristianismo aliado con el imperialismo que bombardea".

Francisco acaba de terminar una gira internacional en las vecindades de la Argentina: Ecuador, Bolivia y Paraguay. Realizó durante este paseo una cantidad de actos político-religiosos y otros meramente políticos.

No han pasado ni veinticuatro horas y ya tenemos al portavoz del Papa negando que Francisco reaccionara negativamente al regalo, y afirmando que esa cruz-hoz-y-martillo es realmente un símbolo de diálogo y libertad; un símbolo del empeño por la liberación y el progreso del país.

Ese monasterio, como tantos otros de la ciudad, ya no está amenazado por soldados sino por proyectos de construcciones en sus predios. Así lo aseguran vecinos y ONG, para quienes el patrimonio histórico de la Iglesia en Buenos Aires está en peligro. 

Ofende a la Verdad Histórica, a la Madre España y,sobre todo, a la Iglesia Católica, de la que se supone es su Pastor Universal. Son, en síntesis, las de Francisco, palabras inadmisibles, cargadas de injusticias, de calumnias, de vejámes y de oprobio.

Las ayudas a la familia de parte del Estado “no son una forma de limosna sino una verdadera ‘deuda social’ respecto a la institución familiar, que tanto aporta al bien común de todos”, ha dicho Francisco en su visita a la ciudad de Guayaquil. Esta fraseología da para un comentario aparte, pero aquí quisiéramos recordar un texto del Magisterio de León XIII sobre la cuestión social, como para establecer comparaciones.

Pero ahora estamos ante el empeoramiento más negro de la enfermedad insensata de los espíritus. Se empeñan en defender sus estúpidas ocurrencias como si fueran la razón y la verdad personificadas, y esto incluso después de razonar todos los argumentos que un hombre puede dar a otro hombre.

Lo que sigue no es una falsa crónica jocosa. No es una fantasía irónica sobre realidades que podría ocurrir en el mundo si se llegara a las últimas consecuencias de ciertas tendencias actuales. Lo que sigue es la descripción de unas jornadas ocurridas en Buenos Aires, en el Teatro Nacional Cervantes

Durante las ordenaciones que han tenido lugar en el Hemisferio Norte durante los últimos días de junio, en especial el día de San Pedro y San Pablo, la FSSPX ha superado ligeramente el número de 600 sacerdotes, el más alto de su historia de 40 años.

Distribuir contenido