La Razón de Nuestra Fe

“Extrañamente,  los dos documentos más controversiales” para la FSSPX –sobre la libertad  religiosa (Dignitatis humanae) y las relaciones con los no cristianos (Nostra  Aetate)-“no tienen carácter vinculante  en su contenido doctrinal, de modo que se puede dialogar sobre ellos,” 

"Hay una gran diferencia -el cardenal continuó- entre las constituciones conciliares y declaraciones, como 'Dignitatis Humanae' sobre la libertad religiosa, que no tienen un contenido doctrinal vinculante. Debe tomarse en serio, como una expresión del magisterio vivo, pero sin obligar a toda la Iglesia a aceptar el texto con el que se expresan ".

Me piden que comente la oración  de un sacerdote redentorista-carismático. “Señor dame una mano, que yo  solo no puedo” (plegaria  de un sacerdote Redentorista-Carismático en una situación limite). Se lo pasé a Panoramix.

Yo no me avergüenzo del Evangelio,  porque es el poder de Dios para la salvación de todos los que creen: de los  judíos en primer lugar, y después de los que no lo son. En el Evangelio se revela la justicia de Dios, por la fe y  para la fe, conforme a lo que dice la Escritura: El justo vivirá por la fe.  

No es que desconozca la buena voluntad de Mons. Nicola Bux, pero la realidad ha sido otra y está mostrando lo contrario con el trato dado al Instituto del Buen Pastor (IBP) por parte de los obispos de Chile, en especial de Santiago y sus alrededores... que no toleran al IBP con su especificidad recibida de la Santa Sede y consagrada en la aprobación de sus estatutos... dice el P. Rafael Navas en su Facebook

Un. lector le dirigió hace poco  una carta, en la que critica mi artículo “HEGEL Y LA INMUTABILIDAD DEL  DOGMA”, de lo que de alegro porque me da la oportunidad de exponer algunos  puntos de la doctrina católica, DEFINIDA por el Magisterio Romano y desmentir  lo que EXTRAÑAMENTE afirma que “la Iglesia Católica, NUNCA CONDENO A HEGEL, ni podía  hacerlo”!!. Antes de entrar en materia, no está demás avertir y/o recordar a  los lectores, que las enseñanzas de los Pontífices OBLIGAN EN CONCIENCIA, tal  como lo expresa el CATOLICO PIO XII en “HUMANI GENERIS”

Se ha vuelto a debatir en  nuestros foros de comentarios –es un tema recurrente- las causas  de la  cuestión tradicionalista. El solo planteo del tema pone nerviosos a  muchos. ¿Cómo es posible que se ponga en duda el valor magisterial de un  concilio ecuménico que han avalado dos papas y aplicado otros tres más a lo  largo de 50 años?

El primer deber del hombre es adorar a Dios, rendirle el culto de adoración, de alabanza, de acción de gracias que le es debido. Dar culto de adoración a Dios significa reconocer a Dios como nuestro Creador y Señor. El nos hizo, de El dependemos. Le damos también gracias por todos los beneficios que recibimos de El. Le pedimos perdón por nuestras faltas y pecados y finalmente le pedimos también lo que necesitamos para nuestra vida y salvación eterna. En concreto estos son los cuatro fines de la Santa Misa.
El método dialéctico de HEGEL establece que todo concepto es imperfecto – expresión parcial de la verdad – y que exige para su COMPLEMENTO, otro concepto que se resuelve EN SU OPUESTO. Sin duda, esta aseveración es secuencia de su concepción del ABSOLUTO, que no sería inmutable sustancia, sino un ACONTECER DE SI MISMO – sichselbstwerden – un ser que se COMPLETA mediante su EVOLUCION!
L’Osservatore Romano del 2 de diciembre de 2011 publicó un estudio realizado por Mons. Fernando Ocariz, uno de los cuatro expertos que representaron a la Santa Sede durante las últimas discusiones doctrinales con la Fraternidad San Pío X (de octubre 2009 a abril 2011). En él se aborda con toda claridad (§ 1), pero de una manera que sigue siendo muy insuficiente (§ 2), la cuestión central del valor magisterial del Concilio Vaticano II.
Distribuir contenido

Twittet

Tales afirmaciones se oponen al dogma que afirma que la religión católica es la única religión verdadera (cf. Syllabus, proposición 21). Se trata de un dogma, y lo que se le opone se llama herejía. Dios no puede contradecirse a sí mismo.

Marcelo González

En estos meses, desde su visita a Chile, Irlanda y con la publicación de los desastres morales que afloran en todas partes, curiosamente siempre relacionados con conocidos, protegidos o favorecedores de Francisco, su posición se ha vuelto sumamente delicada. Tal el caso de la impresionante protección que brindó a Mons. Zanchetta, ex obispo de Orán, Salta,cuyos detalles se pueden conocer en este artículo

Marcelo González

Henchidos de toda injusticia, malicia, codicia, maldad, llenos de envidia, homicidio, riña, dolos, malignidad; murmuradores, calumniadores, aborrecedores de Dios, indolentes, soberbios, fanfarrones, inventores de maldades, desobedientes a sus padres; insensatos, desleales, hombres sin amor y sin misericordia. Y si bien conocen que según lo establecido por Dios los que practican tales cosas son dignos de muerte, no sólo las hacen, sino que también se complacen en los que las practican.

Marcelo González

"Hoy, 25 de Noviembre, queremos salir a proclamar a Cristo como Rey de nuestras vidas y de nuestra sociedad. Frente a las numerosas negaciones e intentos de hacer desaparecer la Fe en Jesucristo, salimos hoy a las calles para cantar la Gloria de Nuestro Señor, para reconocerlo frente al mundo: Él es nuestro Salvador, Él es nuestro Señor, Él es nuestro Rey."

Marcelo González

La restauración católica será por la vía del culto y del reinado social de Nuestro Señor Jesucristo. Dios ha resguardado el sacerdocio y el culto por medio de una obra minúscula en sus orígenes que hoy es de importancia crucial para el destino del catolicismo. La restauración que debemos realizar día a día se nutre del fruto de ese resguardo.

Editor y Responsable

Y 335º aniversario de la liberación de Viena del asedio turco: recordando la liberación de Viena.

Sofía González Calvo

la Peregrinación pone en lugar principal el conocimiento y amor a la misa tradicional. La misa se convierte en el centro de los tres días de peregrinación. Misa de campaña, rezada bajo la lluvia y el frío, sobre el suelo de barro. Acompañada de cánticos en latín y castellano que ayudan a la devoción. La devoción era otro elemento patente entre los caminantes.