La Razón de Nuestra Fe

Kiko Arguello, iniciador del Camino Neocatecumenal, Fernando Ocariz, Vicario General de la prelatura personal del Opus Dei y Julián Carrón presidente la Fraternidad de Comunión y Liberación. Son tres de los 25 consultores en los que se apoya el Pontificio Consejo para la Nueva Evangelización, prioridad de Benedicto XVI para 2012.
La gran celebración cincuentenaria ha comenzado. Todavía no se ha dado el tam-tam mediático, pero se puede notar en el aire. El cincuentenario del Vaticano II abrirá las compuertas a los más altos superlativos que se puedan componer en juicios elogiosos. Ni una sombra de la sobria actitud que se requería, como momento de reflexión y análisis para una mayor evaluación crítica en profundidad del evento conciliar. Ya se ha empezado a lo loco con las repeticiones de lo que ha sido dicho y repetido durante cincuenta años: El Vaticano II es el punto culminante de la Tradición y su misma síntesis.
No porque confundamos la Inmacula Concepción con la Perpetua Virginidad de la Santísima Virgen traemos a publicación este interesante texto. El Arzobispo Müller, que suena para nuevo Prefecto de la Fe, ha escrito lo que puede leerse abajo sobre la Perpetua Virginidad de María. ¡Hummm! Sencillamente contraría el dogma católico... ¿Lo tendremos como custodio de la Fe? Dicho sea de paso, para beneficio de quienes puedan abrigar dudas, la perpetua virginidad (antes, durante y después del parto), que es dogma de Fe, no tiene que ver, salvo por el sujeto que ha recibido ambos privilegios, es decir, la Santísima Virgen, con la Inmaculada Concepción, que celebramos el 8 de diciembre. Este último dogma, que fue proclamado por S.S.Pío IX en 1854, define que la Santísima Virgen no ha tenido pecado original desde el momento mismo de su concepción (distinto de Juan Bautista, que fue concebido con pecado pero nació sin él porque le fue remitido en el seno materno).

La virginidad perpetua se refiere a la inexistencia de concurso humano en la concepción del Verbo Encarnado y al parto milagroso del Divino Salvador. La Inmaculada, se refiere a un privilegio de quien sería luego la Madre de Dios: en su concepción, con concurso humano, quedó ya exenta del pecado original y de todo otro pecado durante su vida mortal, a consecuencia de ello.

El 8 de diciembre de 1854, en la presencia de 92 obispos, 54 arzobispos, 43 cardenales y una incontable multitud de fieles, el beato Pí­o IX definía como dogma de fe el gran privilegio de la Virgen: "La doctrina que enseña que la Bienaventurada Virgen María fue preservada inmune de toda mancha de pecado original en el primer instante de su concepción por singular gracia y privilegio de Dios omnipotente, en atención a los méritos de Jesucristo, Salvador del género humano, es revelada por Dios, y por lo mismo debe creerse firme y constantemente por todos los fieles."

 Oradores: R.P. Alfredo Sáenz (Argentina),Luis Eduardo López Padilla (México) y Carlos Eduardo Rodríguez Cañón (Colombia). Tendrá lugar el 26 de noviembre próximo en el Colegio San Pablo de Buenos Aires, Pacheco de Melo 2300, Barrio de Recoleta, entre las 17.00 y las 22.00 hs.
Dice San Agustín: “Una  lágrima por un difunto se evapora: Una flor sobre su tumba se marchita. Una  oración por su alma, la recoge  Dios”. En este mes de noviembre, pidamos todos  los días por ellos y por todos los fieles difuntos. Son hermanos nuestros en  Nuestro Señor Jesucristo. Es la primera lección del mes de los difuntos.
Podría ocurrir, inclusive, que aunque yo no disparara, alguien falsificara imágenes por algún medio de animación mostrando que sí, verdaderamente, he disparado. Ante tales imágenes, los espectadores poco avisados, es decir la mayoría, creerán a las imágenes fraguadas antes que a la realidad. 

"Cuantos sustentan esta opinión, no sólo yerran y se engañan, sino también rechazan la verdadera religión, adulterando su concepto esencial, y poco a poco vienen a parar al  naturalismo y ateísmo… de donde claramente se sigue que, cuantos se adhieren a tales opiniones y tentativas, se apartan totalmente de la religión revelada por Dios. (...)

Con frecuencia hemos sostenido desde estas paginas que quienes niegan algún artículo de la Fe, o lo sujeta a revisión no son necesariamente herejes formales (la diferencia está en la presencia o falta de pertinacia). Y hemos sostenido también que la fe que se enseña en las parroquias no es la verdadera Fe, aunque con frecuencia coincida en muchos aspectos, o al menos en algunos, con la Fe de la Iglesia. 
Se ha vuelto hábito de mucha buena gente decir que la obra de la FSSPX es excelente, pero que debe dejar de ser cismáticos, volver a la obediencia, dejar de criticar el Concilio Vaticano II y aportar "mano de obra" a la reconstrucción de la Iglesia. Encuentro esta postura incoherente y contradictoria.
Distribuir contenido

Twittet

Tales afirmaciones se oponen al dogma que afirma que la religión católica es la única religión verdadera (cf. Syllabus, proposición 21). Se trata de un dogma, y lo que se le opone se llama herejía. Dios no puede contradecirse a sí mismo.

Marcelo González

En estos meses, desde su visita a Chile, Irlanda y con la publicación de los desastres morales que afloran en todas partes, curiosamente siempre relacionados con conocidos, protegidos o favorecedores de Francisco, su posición se ha vuelto sumamente delicada. Tal el caso de la impresionante protección que brindó a Mons. Zanchetta, ex obispo de Orán, Salta,cuyos detalles se pueden conocer en este artículo

Marcelo González

Henchidos de toda injusticia, malicia, codicia, maldad, llenos de envidia, homicidio, riña, dolos, malignidad; murmuradores, calumniadores, aborrecedores de Dios, indolentes, soberbios, fanfarrones, inventores de maldades, desobedientes a sus padres; insensatos, desleales, hombres sin amor y sin misericordia. Y si bien conocen que según lo establecido por Dios los que practican tales cosas son dignos de muerte, no sólo las hacen, sino que también se complacen en los que las practican.

Marcelo González

"Hoy, 25 de Noviembre, queremos salir a proclamar a Cristo como Rey de nuestras vidas y de nuestra sociedad. Frente a las numerosas negaciones e intentos de hacer desaparecer la Fe en Jesucristo, salimos hoy a las calles para cantar la Gloria de Nuestro Señor, para reconocerlo frente al mundo: Él es nuestro Salvador, Él es nuestro Señor, Él es nuestro Rey."

Marcelo González

La restauración católica será por la vía del culto y del reinado social de Nuestro Señor Jesucristo. Dios ha resguardado el sacerdocio y el culto por medio de una obra minúscula en sus orígenes que hoy es de importancia crucial para el destino del catolicismo. La restauración que debemos realizar día a día se nutre del fruto de ese resguardo.

Editor y Responsable

Y 335º aniversario de la liberación de Viena del asedio turco: recordando la liberación de Viena.

Sofía González Calvo

la Peregrinación pone en lugar principal el conocimiento y amor a la misa tradicional. La misa se convierte en el centro de los tres días de peregrinación. Misa de campaña, rezada bajo la lluvia y el frío, sobre el suelo de barro. Acompañada de cánticos en latín y castellano que ayudan a la devoción. La devoción era otro elemento patente entre los caminantes.